Estudio de Dermatitis de Contacto en manos en personal sanitario de UCI del HUVR, tras introducción de un nuevo antiséptico de base alcohólica.

ANTECEDENTES: La Dermatitis de Contacto (DC) en manos es común entre el del personal de enfermería sobre todo en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) donde hay mayor frecuencia de lavado de manos y antisepsia. OBJETIVOS: Determinar prevalencia y severidad de DC en manos en ATS y TCAE de UCI-H. General y UCI-Pediátrica del H. U. Virgen del Rocío y los posibles factores de riesgo asociados, antes (T0: 2012) y después (T1: 2014) de una intervención formativa sobre Higiene de Manos, que se realizó como medida de prevención segundaria tras un probable efecto adverso a Sterillium®. SUJETOS Y METODO: Se construyeron encuestas en 2012 (T0) y en 2014 (T1). Una cohorte de 74 trabajadores ha contestado en ambos años y se selecciona para el análisis de los resultados sobre: “Dermatitis”; “Lavado de manos”; “Desinfección de manos”; “Uso de crema hidratante”; “Uso de guantes” y “Utilidad de la formación”, entre otros. RESULTADOS: En 2014 el 16% de los trabajadores tenían DC en manos y, de estos, el 92% de leve intensidad. Picor y sequedad fueron los síntomas más comunes. La calidad del trabajo se veía influenciada por las lesiones en el 18% de los casos. En 2014 la prevalencia de la DC en manos se redujo significativamente en comparación con el 2012 (p < 0.001). La intervención fue percibida como útil en el 92% de los trabajadores y produjo cambios en hábitos en el 70% de ellos. Los resultados mostraron una reducción significativa en el uso de jabón y antiséptico durante el “Lavado de manos” (p = 0.005), y una reducción significativa en la asociación de Solución de Base Alcohólica y antiséptico en la “Desinfección de manos” (p= 0.001), pero mostraron una reducción significativa en el uso de crema hidratante” (p= 0.021). No se obtuvo ningún cambio medible en el uso de guantes. Finalmente se encontró correlación estadísticamente significativa entre la dermatitis y el “Servicio” de UCI-HG en 2012 (p= 0.033), pero no en 2014. En el resto de variables no se encontró relación significativa con la aparición de la dermatitis. CONCLUSIONES: La DC en manos en personal sanitario se debe sobre todo al lavado y uso de varios productos desinfectantes a la vez. Se trata de un problema en parte corregible con medidas de protección adecuadas, que tienen especial relevancia cuando se introduce un nuevo producto. En este caso hay que instruir a los trabajadores sobre su uso correcto.
Autor principal: 
Raffaella
Fabiano
unidad docente multiprofesional de salud laboral de Andalucia
España
Coautores: 
José María
Soro Cañas
Mutua Universal, Sevilla
España

Introducción

Justificación y pertinencia del estudio

En España, dentro de las Dermatosis Profesionales (DP), las Dermatitis de Contacto (DC) suponen el 80-90%, lo cual indica su importancia en el ámbito de la Medicina del Trabajo5. Eczema o Dermatitis son términos sinónimos para definir una reacción inflamatoria de la piel y representan la DP de causa química más frecuente. La prevalencia de las DC por Irritantes (DIC) y Alérgica (DAC), en la población activa, varía entre el 1,7% y el 6,3%, dependiendo de varios factores.10 La DC es una epidermodermitis con varias fases: eritema, vesiculación, hiperqueratosis y picor que suelen presentarse al mismo tiempo y con restitución ab integrum en pocos días en las formas agudas y 6 meses en las formas crónicas. La DIC es más frecuente (80%) que la DAC y las dos son clínicamente indistinguibles.9

En el medio sanitario las DC se deben principalmente al manejo de productos químicos variados, utilizados como material de trabajo o empleados para la higiene y la desinfección.  Se estima que el 85% del personal de enfermería (ATS y TCAE) tiene antecedentes de dermatitis de contacto irritativa (DIC).4 El uso obligado de jabones y soluciones antisépticas en las instituciones sanitarias se asocia a reacciones adversas en las manos, especialmente en el adscritos a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), donde la frecuencia de la desinfección de manos es mayor.  Estas reacciones adversas suponen con relativa frecuencia un motivo de Incapacidad Transitoria (IT) del profesional. La elevada incidencia de DIC en estos profesionales se considera también debida a otros factores, entre los cuales destaca el lavado repetido de manos.

En febrero 2012 el departamento de Salud Laboral del HUVR, en el ámbito de la Vigilancia de la Salud de los trabajadores, detectó un número excesivo de reacciones adversas en manos de personal sanitario de UCI-HG y UCI-P, tras la introducción de una Solución de Base Alcohólica (SBA) para la Higiene de Manos (HM) (Sterillium®). El presente estudio se lleva a cabo para intentar averiguar la o las causas de lo ocurrido y la efectividad de las medidas correctoras puestas en marcha por el servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública (S. MPySP) del mismo hospital. Nuestra hipótesis de trabajo es que las lesiones en manos se deben al posible incumplimiento de las recomendaciones de la HM durante el horario laboral.

Dermatosis profesionales

En el X Congreso Ibero-Latinoamericano de 1983, se define como Dermatosis Profesional: “Toda afectación de la piel, mucosas o anexos, directa o indirectamente causada, condicionada, mantenida o agravada por todo aquello que sea utilizado en la actividad laboral o que exista en el ambiente del trabajo”.5

Hay varias sentencias en las que se alude a que “no toda enfermedad que proviene del trabajo, según criterio médico, es una enfermedad profesional de acuerdo a un criterio jurídico”; motivo por el cual, al existir este conflicto médico-social con implicaciones económicas y legales, la definición que utilizaremos será: “aquellas que se encuentran recogidas en la legislación del país donde se reside y trabaja”, y, en el caso de España, el Real Decreto 1299/2006 de 10 de Noviembre, de Enfermedades Profesionales (BOE num.302).8

Las DP de causa química afectan en España por orden de incidencia, a amas de casa, Ayudantes Técnicos Sanitarios (ATS), trabajadores en construcción y peluquería.

Dermatosis profesionales en profesionales sanitarios

Las DP en sanitarios son especialmente difíciles de clasificar debido a que existen numerosas profesiones en las que los riesgos son muy diferentes. Los irritantes a considerar son: H2O, jabones y sus aditivos, detergentes, álcalis, ácidos, agentes oxidantes, disolventes, agentes físicos, medicamentos tópicos, antimicrobianos, material de laboratorio y formaldehido, etc. El efecto adverso de las soluciones antisépticas es especialmente relevante en las UCI, en las que hasta el 65% del personal de enfermería presenta DC en algún momento.A pesar de ello, para enfermeros y auxiliares de enfermería no se consideran las DC con productos químicos utilizados en el trabajo como enfermedades propias del trabajo (Lista de EP de la OIT - Revisada en 2010-, art. 1-2).

Higiene de manos

La Higiene de Manos (HM) en el personal sanitario es la primera medida contra infecciones asociadas al cuidado de pacientes, pero la tasa de cumplimiento es baja (30%-57%) y una de las principales causas de esto es la dermatitis de contacto irritativa (DIC) que deriva del uso de antisépticos.1,11,14 Otros factores que pueden contribuir a la dermatitis asociada a la HM incluyen: uso de agua caliente para el lavado de manos, humedad relativa baja (invierno) y/o falta de uso de cremas hidratantes. Por otra parte, la DIC puede predisponer al desarrollo de DAC.3 (NTP 166: Dermatosis por agentes químicos: prevención colectiva e individual; NTP 178: Reglamentaciones relativas a productos químicos- actualización de NTP-8/1982-; NTP 180: Los guantes en la prevención de las dermatosis profesionales).

Vigilancia de la salud

Vigilancia de la salud y sterilium®

La Vigilancia de la Salud, colectiva o individual, es una de las actividades más importantes para el médico del trabajo (RD 843/2011, art. 3-4; LPRL, arts. 22 y 31; Reglamento de los Servicios de Prevención, art. 4-6, 9, 37-39).

En febrero 2012 el Programa de Vigilancia de la Salud de los trabajadores del Hospital Universitario Virgen del Rocío (HUVR), en Sevilla, detectó un número inhabitual de reacciones adversas en las Unidades de Cuidados Intensivos del Hospital General (UCI-HG) y del Hospital Pediátrico (UCI-P), tras la introducción, unas semanas antes, de una nueva Solución de Base Alcohólica (SBA) para la Higiene de Manos (HM) en personal sanitario (Sterillium®).

Se trata de un antiséptico de manos para piel intacta, dermatológicamente testado, indicado para desinfección higiénica de manos en la industria y desinfección quirúrgica e higiénica de manos en diferentes áreas médicas. Las propiedades del producto son:

· Amplio espectro de acción: bactericida, fungicida, tuberculicida, virucida frente a virus con envoltura (incluyendo HBV, HIV, HCV), adenovirus, papovavirus y rotavirus.

· Efecto residual y persistente.

· Reducción de la flora transitoria en más de un 99’99 % en 30 segundos y desinfección quirúrgica en 1,5 minutos.

· Tolerancia con la piel, incluso en uso a largo plazo.

El producto tiene autorización de desinfectante de piel sana. Contiene propanol y metilsulfato de mecetronio (ingredientes activos) y además: agua purificada, Tetradecan-1-ol, Glicerol, Fragancias, Colorante Azul Patente V. Se frotan 3 ml de producto con las manos secas, y estas se deben mantener húmedas durante el tiempo de frotación, usando la técnica estándar de desinfección. El tiempo de inactivación varía desde 30 segundos para la mayoría de bacterias y virus, hasta 5 min para Papovavirus. Según la última versión de la Normativa General de Clasificación de la CE para Preparados, el producto es un irritante.

Recogida de datos e intervencion de 2012 (T0)

Se construyó un cuestionario para recoger la información relativa a: número de lavado de manos; uso de jabón; uso de antiséptico, uso de guantes; uso de crema hidratante; antecedentes alérgicos y presencia de lesiones en manos. Las encuestas se entregaron a los supervisores de dichas áreas que las distribuyeron al personal sanitario constituido prevalentemente por enfermeros (ATS) y auxiliares de enfermería (TCAE) que las autocumplimentaron. El objetivo primario del estudio fue la investigación de las causas de las lesiones para la puesta en marcha de medidas correctoras. Además se notificó la sospecha de reacción adversa a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Tras el análisis de los resultados, la AEMPS concluyó que:

  • 1. Los efectos adversos eran probablemente debidos a una incorrecta y excesiva utilización de Sterillium®.
  • 2. Varios factores pudieron contribuir a la aparición de reacciones adversas: uso concomitante de otro producto para la higiene de manos, uso prolongado, sensibilidad a sus componentes, uso de guantes antes del secado completo, lavado previo innecesario con agua y jabón.

La AEMPS, como medida reguladora, ha propuesto incluir en la etiqueta: “la aplicación frecuente puede producir sequedad y grietas en la piel”, al encontrarse el producto en proceso de revalidación.

El S. MPySP, Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva (UCEIMP), emitió unas recomendaciones sobre lavado de las manos, uso de antiséptico y de crema protectora para evitar lesiones en las manos de los trabajadores y contribuir al control de la infección nosocomial, al mejorar la adherencia a la higiene de manos. La intervención que se llevó a cabo consistía esencialmente en:

· Impartición de talleres acreditados sobre Higiene de Manos.

· Revisión de infraestructuras para verificar que los dispensadores de SBA estén disponibles en todas las Unidades y, que los lavabos de uso profesional dispongan de jabón y papel de secado.

· Recordatorios en el lugar de trabajo sobre la importancia, indicaciones y procedimientos adecuados.

Todos los trabajadores han participado sucesivamente en varias ediciones denominadas “Higiene de manos para una atención sanitaria segura”, donde se ha hecho hincapié sobre algunos conceptos:

· Las SBA no se deben combinar con otros antisépticos;· No se debe proceder al lavado previo con agua y jabón si las manos no están visiblemente manchadas;

· Cuando las necesidades asistenciales justifiquen el uso frecuente de antiséptico, está indicado el uso de cremas protectoras (recomendaciones avaladas por los CDC/HICPAC - Healthcare Infection Control Practices Advisory Committee- y la OMS).4

Objetivos

Los objetivos del estudio son:

· Conocer la prevalencia actual y severidad de DC en manos de enfermeros y auxiliares de enfermería de las áreas de UCI-HG y UCI-P del H U Virgen del Rocío.

· Comparar la prevalencia actual de DC en manos con la prevalencia en el mismo grupo estudiado en el año 2012 por sospecha de reacción adversa a Sterillium®.

· Comparar los resultados de varios apartados de la encuesta cumplimentada por estos trabajadores en febrero 2012, tras el brote de dermatitis, con los datos de los cuestionarios que se suministran en octubre 2014, tras la realización de talleres sobre Higiene de Manos.

· Averiguar si la intervención formativa ha sido eficaz para mejorar la HM y, en consecuencia, para disminuir el riesgo de DC en estos profesionales.

· Descubrir otras posibles fuentes de exposición fuera del horario de trabajo habitual.

· Detectar la existencia de trabajadores especialmente sensibles.

· Finalmente, comparar los resultados obtenidos con los conocimientos actuales sobre varios aspectos de la DC en manos en personal sanitario.

Métodologia

Se realiza un estudio de diseño cuasi-experimental del tipo: “Antes y Después”, realizándose una intervención comunitaria sobre trabajadores de las Unidades Clínicas de Cuidados Intensivos del Hospital General (UCI-HG) y de Pediatría (UCI –P), enfermeros y auxiliares de enfermería atendidos en enero, febrero y marzo 2012, en la consulta de Salud Laboral del Departamento de Medicina Preventiva del HUVR, por presentar dermatitis de contacto en manos ocasionada o empeorada a partir de la introducción de una solución alcohólica (Sterillium®) para la higiene de manos en el mismo hospital.

Estudio “antes y despues”

Se intenta comprobar si la intervención reduce el riesgo de DC en manos en dos grupos de trabajadores representados por las mismas personas antes (2012) y después (2014) de la puesta en marcha del taller formativo. El estudio cuasi-experimental en este caso se realiza sobre individuos sanos y no, que tienen el riesgo de desarrollar la enfermedad. Nuestra muestra la podemos definir “de conveniencia” o “accidental”, habiendo seleccionado los sujetos accesibles que hayan presentado o no dermatitis en manos tras la introducción de Sterillium® en 2012 y que hayan contestado a las encuestas en 2012 y 2014. Los sujetos, afectos por DC en ambos años (2012 y 2014), no fueron estudiados con Patch Test mediante la serie estándar del GEIDC (Grupo Español de Investigación de Dermatitis de Contacto).

Criterios de inclusion y exclusion

Criterios de inclusión:

Los casos elegidos han sido los trabajadores del mismo hospital, con parecido perfil profesional y de competencias (Enfermeros y Auxiliares de enfermería), que trabajan en UCI-HG y UCI-P y que hayan contestado a las encuestas en 2012 y en 2014, habiendo presentado, o no, DC en manos tras uso de Sterillium®.

Criterios de exclusión:

No se han estudiado los trabajadores que no hayan cumplimentado los cuestionarios en ambos años.

Grupos “antes y después”

Grupo 1 (Antes; T0: 2012)

En 2012 el cuestionario sobre dermatitis en manos por Sterillium® es cumplimentado por un total de 89 personas. Las características de este grupo se detallan en la tabla 2, a continuación.

Grupo (Año)

Servicio

Nº encuestados

Nº enfermeros

Nº auxiliares de enfermería

Antes (2012)

UCI-P

33

24

9

UCI-HG

56

37

19

TOTAL

89

61

28

Tabla 2. Grupo 1 (ANTES; T0: 2012).

Grupo 2 (Despues; T1: 2014)

En octubre 2014, 79 trabajadores siguen en activo en los servicios considerados. De entre ellos, 2 auxiliares de enfermería están en IT (2014), por otro proceso diferente a la dermatitis en manos en el momento del estudio, y se consideran como perdidos. El número de trabajadores a los que se entrega el cuestionario de la segunda fase es, por lo tanto, de 77, pero 3 personas no devuelven las encuestas. Nuestra muestra final, entonces, resulta ser de 74 personas entre enfermeros (51) y aux. de enfermería (23).

Grupo (Año)

Servicio

Nº encuestados

Nº enfermeros

Nº aux. enfermería

Perdidos

Después (2014)

UCI-P

31

22

9

2

UCI-HG

43

29

14

13

TOTAL

74

51

23

15

Tabla 3. Grupo 2 (DESPUES; T1: 2014).

Cuestionarios

Para describir el fenómeno, en ambos años, se ha utilizado la técnica de una entrevista semiestructurada que pretende generar información de tipo cualitativa y cuantitativa. En febrero de 2012 se entregó un cuestionario que los trabajadores autocumplimentaron entregándolo a las dos semanas. En octubre 2014 se facilitó otro cuestionario, ampliado con respecto al anterior, para comparar la situación actual con la de 2012. De este modo, se realizó una anamnesis exhaustiva en ambos grupos mediante el cuestionario escrito (2012) y realizando también una entrevista oral (2014) en aquellos casos en los que la información aportada era incompleta.

En todos los sujetos se valoraron las siguientes variables: Sexo, edad, categoría profesional, antigüedad en el puesto de trabajo, presencia de dermatitis (a partir de dos síntomas), tipo de síntomas, severidad del cuadro, anamnesis positiva de atopia, AP de dermatosis, AP de alergia, realización de Patch Test o Prick Test. Sobre HM: Número de veces al día que se lava las manos, lavado con agua y jabón o lavado con agua, jabón y antiséptico, número de veces al día que se desinfecta las manos, uso de Sterillium® solo o asociado a otro antiséptico, uso de crema hidratante en manos, uso de crema hospitalaria, tipo de guantes utilizado (material), guantes con o sin polvo, molestias por guantes y tipo de molestias por guantes. Sobre la Intervención formativa realizada: Utilidad de la información recibida, cambio en hábitos en el trabajo y aparición de nuevas lesiones en manos tras la formación. Además se investigó sobre otras variables: IT por dermatitis en las manos, cuantos días de baja laboral, si ha pedido que se le reconociera como Enfermedad Profesional, si ha pedido un cambio del puesto de trabajo, tarea más frecuente en su puesto de trabajo, mejoría de los síntomas en fin de semana o vacaciones, sobreinfección de las lesiones en manos, actividad laboral que realiza actualmente fuera de su trabajo habitual y actividad de ocio en la que se usan las manos.

Análisis estadistico

Una vez obtenidos los cuestionarios cumplimentados, se realiza un análisis estadístico descriptivo de la muestra. Se estudian variables cualitativas nominales y variables cuantitativas. Como medidas de análisis de datos hemos utilizado medidas de tendencia central: media y mediana. Luego hemos usado medidas de dispersión como la desviación típica. En caso de variables de distribución simétrica usamos como medidas de tendencia central la media y la desviación típica; mientras que para variables de distribución más bien asimétrica se usan la mediana y el rango.

Tras el análisis descriptivo realizamos un análisis estadístico inferencial de algunas variables. Usamos el intervalo de confianza del 95%. Realizamos contraste de hipótesis para atribuir al azar la asociación entre la variable “Dermatitis” y otras variables, asumiendo la posibilidad de error y aceptando p< 0.005 como nivel de significación estadística. Como pruebas de contraste de hipótesis para dos variables usamos pruebas paramétricas para datos apareados (única población, antes y después de la intervención). Entre ellas usamos el test de McNemar para seguir la evolución de una variable cualitativa antes y después; y prueba t (de Student) para variables cuantitativas que se miden en los dos momentos. Para comparar dos variables cualitativas usamos el test exacto de Fischer (en lugar de Chi-Cuadrado) mientras que alguna casilla de la tabla 2x2 tenga menos de 5 individuos. Para variables independientes cualitativa/cuantitativa, en caso de distribución no normal, usamos la prueba no paramétrica U de Mann-Whitney.

El análisis de los datos se ha realizado siguiendo los protocolos del sistema informático de análisis estadístico SAS, usando el programa SPSS 19.

Resultados

El número de personas que trabajan en los dos departamentos en los años estudiados es similar, siendo algunos menos en el 2014. Todos tienen una jornada laboral de 12 horas.

Resultados de 2012 (T0)

Un total de 89 profesionales (ATS y TCAE) devolvieron el cuestionario en 2012.

Alrededor del 80% refería lesiones en manos desde la introducción del nuevo antiséptico (sequedad, prurito, eritema, escozor y/o heridas). El 60% de los profesionales combinaban el uso del nuevo antiséptico de base alcohólica con otros antisépticos y con agua. Se constató que el 70% de los trabajadores recurría innecesariamente al lavado repetido con agua y jabón durante la jornada laboral.

Resultados de 2014 (T1)

A seguir comparamos los 74 trabajadores en T1 con los mismos trabajadores en T0.

Sexo

La distribución según el sexo es la siguiente: el 85.1% (63) de los trabajadores son mujeres.

Edad

La edad media es de 44.42 ± 7.10 años.

· 2012: La edad media de los trabajadores con dermatitis en manos ha sido 43.83 ± 6.82 años. La edad media de los no afectados ha sido de 46.50 años ± 7.93 años.

· 2014: La edad media de los trabajadores con dermatitis ha sido de 47.66 ± 6.69 años. La edad media de los no afectados ha sido de 43.66 años ± 7.05 años.

Se realiza la Prueba T para explorar la presencia de una correlación entre la variable cuantitativa “edad” y la variable cualitativa “dermatitis” en 2012 y en 2014, y resulta que no hay relación estadísticamente significativa entre ellas (T0: p= 0.219; T1: p=0.079).

Categoría profesional

La categoría más representada es enfermería con el 70.3% (52) de los trabajadores.

· 2012: El 77.3% (17) de los aux. de enfermería presentaba dermatitis en manos. El 82.7% (43) de los enfermeros presentaba dermatitis en manos.

· 2014: El 9.1% (2) de los auxiliares de enfermería presenta dermatitis en manos. El 19.2% (10) de los enfermeros presenta hoy en día dermatitis en manos.

Según el test exacto de Fisher, no hay asociación estadísticamente significativa entre las variables cualitativas “categoría profesional” y “dermatitis”, en T0 (p= 0.746) y T1 (p= 0.491).

Servicio

El departamento más numeroso es el de UCI-HG con el 58.1% (43) de trabajadores.

· 2012: El 72.1% (31) de los 43 trabajadores de UCI-HG presentaban dermatitis en manos. El 93.5% (29) de los 31 trabajadores de UCI-P presentaba dermatitis en manos.

· 2014: El 16.3% (7) de los 43 trabajadores de UCI-HG presenta dermatitis en manos actualmente. El 16.1% (5) de los 31 trabajadores de UCI-P presenta dermatitis.

Hay relación estadísticamente significativa entre las variables “Servicio, UCI-HG” y “dermatitis” en 2012, según el test exacto de Fisher (p=0.033). Esto no ocurre en 2014. (Tablas 1-2)

Antigüedad de puesto

El valor medio resulta de 137.37 meses de trabajo en el mismo servicio ±  108.18 meses.

· 2012: La media de antigüedad de puesto, en trabajadores con dermatitis es de 133.80 meses ± 106.40 meses. La media de antigüedad de aquellos que no han sufrido dermatitis ha sido de 150.14 meses ± 117.56 meses.

· 2014: La media de antigüedad de puesto, para los trabajadores con dermatitis es de 146.91± 124.74 meses. La media de numero de meses de trabajo en los trabajadores sin la enfermedad es 135.17 ± 105.32 meses.

No hay relación estadísticamente significativa entre “antigüedad de puesto de trabajo” y “dermatitis” en 2012 (p=0.609) ni en 2014 (p=0.744), según la Prueba de Mann-Whitney.

Higiene de manos

Lavado de manos

· 2012: El 92% de los entrevistados, refiere lavarse las manos durante su turno de trabajo.

· 2014: El 97.3% de los trabajadores refiere lavarse las manos en su turno de trabajo. (Gráficos 1-2)

Número de lavado de manos/ día

· 2012: El número medio de lavado de manos durante un día de trabajo resulta de 36.61 ± 25.57 veces.

· 2014: El número medio de lavado de manos al día resulta de 27.94 ± 25.57 veces.

Productos genéricos

· 2012: El 46.0 % (29) declara lavarse las manos con agua y jabón, mientras que el 54.0% (34) lo hace con agua, jabón y antiséptico.

· 2014: El 74.6% (47) especifica lavarse las manos con agua y jabón, y el 25.4% (16) asocia un antiséptico.

Los trabajadores que usaban agua y jabón más antiséptico para el lavado de manos en 2012 fueron el 54% (34) mientras que en 2014 fueron el 25.4% (16).

Hay una disminución de los trabajadores que asocian un antiséptico al lavado con agua y jabón. Este cambio es estadísticamente significativo según la Prueba de McNemar, con p=0.005. (Tablas 3-4)

Desinfección de manos

Número total de veces que se desinfecta las manos al día

· 2012: El número medio de desinfección de manos en el día de trabajo es de 44.32 ± 22.57 veces.

· 2014: El número medio de desinfección de manos al día es de 45.67 ± 25.92 veces.

Número estimado de veces que usa Solución de Base Alcohólica (Sterillium®)

· 2012: El número medio de desinfección de manos al día con SBA es 40.41 ± 23.18 veces.

· 2014: El número medio de desinfección de manos con SBA es 38.74 ± 25.18 veces.

Uso de SBA y otro antiséptico juntos

· 2012: El 48.6% de los trabajadores usa SBA junto a otro antiséptico para la desinfección.

· 2014: El 21,6% de los trabajadores utiliza la SBA en asociación con otro antiséptico para la desinfección de las manos.

Hay una disminución en el número de trabajadores que usan SBA más otro antiséptico para la desinfección de las manos con una significación estadística: p=0.005, calculada mediante Prueba de McNemar. (Gráfico 3; Tablas 5-6)

Uso de crema hidratante para las manos

Uso de crema hidratante

· 2012: El 91.9% de los trabajadores refiere usar crema hidratante para las manos.

· 2014: El 78.4% de los trabajadores usa crema hidratante en la actualidad.

Mediante la Prueba de McNemar se evidencia una significación estadística: p=0.021 en la disminución general del uso de crema hidratante desde 2012 a 2014.

Cuantas veces al día usa crema hidratante

· 2012: El porcentaje mayor, 36% usa la crema 1-2 veces al día.

· 2014: El mayor número de personas usa la crema 3-4 veces al día con un porcentaje del 30%.

Uso de crema hospitalaria

· 2012: El 60.8% de los trabajadores no utiliza crema hospitalaria.

· 2014: El 43.2% no usa crema hospitalaria en la actualidad.

De entre el grupo que no usaba crema hospitalaria en 2012, el 40.4% sigue sin usarla en 2014. De entre el grupo que usaba crema hospitalaria en 2012, el 19.1% sigue usándola en 2014.

Uso de guantes

Tanto en T0 como en T1 el 100% de los trabajadores refiere utilizar guantes en su trabajo.

Tipo de guantes

· 2012: El 44.6% usa guantes de vinilo; el 39.2% usa guantes de nitrilo; el 37.9% usa guantes de látex. Todos únicamente o alternados entre ellos.

· 2014: El 52.7% usa guantes de nitrilo. El 43.3% utiliza guantes de vinilo. El 37.9% usa guantes de látex. Todos únicamente o alternados entre ellos.

Guantes con o sin polvo

· 2012: El 79.7% de los trabajadores refiere usar guantes sin polvo en su trabajo habitual.

· 2014: El 73.0% usa guantes sin polvo.

No hay diferencias estadísticamente significativas según la Prueba de McNemar.

Molestias por guantes

· 2012: El 17.6 % (13) refiere molestias en las manos debido al uso de guantes.

· 2014: El 18.9% (14) de los trabajadores tiene molestias por los guantes.

Tipo de molestias por guantes

· 2012: De entre los trabajadores que refieren molestias por guantes, el 15.2% refiere sequedad como síntoma único o asociado a otros síntomas. El 8.3% refiere prurito. El 5.5% presenta heridas. El 4.2% refiere eritemas. El 2.8% refiere escozor.

· 2014: Sequedad en el 13,8% de los trabajadores. Prurito en el 8,4%. Ninguno presenta heridas. 2,8% es el porcentaje de trabajadores que refieren eritemas. El 5.6% presenta escozor. Todos los síntomas que se enumeran pueden presentarse solos o asociados uno con otro.

Dermatitis en manos

Prevalencia de Dermatitis

· 2012: Dermatitis en manos el 81.8%.

· 2014: En el total de los trabajadores estudiados hemos encontrado una prevalencia de dermatitis en las manos del 16.2%.(Gráfico 4)

En 2014 el 68.9% de los trabajadores que tenían dermatitis en manos hace dos años ya no la tiene mientras que el 12.2 % de ellos sigue con lesiones en las manos en la actualidad.

Resulta entonces una reducción de la presencia de dermatitis en manos desde el 81.1% de 2012 hasta el 16.2% de 2014, con una significación estadística igual a: p<0.001. (Prueba de McNemar) (Tablas 7-8)

Síntomas

En el 2014 el 24,3% (18) de ellos presenta síntomas que afectan a sus manos en la actualidad. El síntoma más frecuente es la sequedad en el 23% de los casos, seguida por: prurito en el 11%; escozor en el 5%; descamación en el 4% y eritema en el 3%.

Severidad del cuadro

En 2014 el 14.9% de los trabajadores presenta dermatitis de grado leve (dos síntomas). El 1.4% presenta dermatitis en manos en la actualidad de grado moderado presentando más de dos síntomas asociados.

Mejoría de la dermatitis en manos en fin de semana o vacaciones

El 36.5% refiere mejoría de las lesiones en el fin de semana o durante las vacaciones.

Antecedentes Personales de infecciones en manos

El 2.7% (2) refiere infecciones en las manos.

Necesidad de asistencia médica para las lesiones en manos

En 2014 el 18.9% (14) declara haber necesitado de asistencia médica por lesiones en manos.

Tareas más frecuentes

La tarea más frecuente en ambos servicios resulta ser “Higiene del paciente” con una frecuencia total del 45.9%.

Baja laboral por lesiones en manos; Cuantos días de baja laboral

El 5.4% (4) ha estado en IT por la lesiones en manos con una media de 18.15± 7.50 días.

Actividad de ocio en la que utiliza las manos

El 36.5% sí; realiza hobbies en los que usa mucho las manos.

Actividad laboral (remunerada o no) fuera del horario de trabajo habitual

El 39.2% no refiere realizar ninguna actividad laboral fuera de su trabajo habitual.

Especificar si las lesiones en manos influyen en la calidad de su trabajo

En el 18% (13) de los casos, las lesiones influyen sobre la calidad de su trabajo.

Intervención: Talleres de protocolo de higiene de manos

Utilidad de la intervención

El 91.9% de nuestros trabajadores considera útil la intervención formativa realizada.

Cambios en hábitos

El 70.3% refiere haber cambiado de hábitos en su trabajo tras la participación en talleres formativos.

Especificar el tipo de cambio

El mayor número de trabajadores refiere haber mejorado en la realización del lavado de manos con un porcentaje igual al 17.7%.

Nuevas lesiones en manos

El 71.6% no refiere la aparición de nuevas lesiones en manos tras la intervención formativa recibida.

Antecedentes Personales de Alergia

Antecedentes Personales de Alergia

El 82.4% de los trabajadores no refiere antecedentes de alergia.

· 2012: El 23% de los trabajadores sin AP de Alergia no presentaba dermatitis en manos. En el grupo de trabajadores con AP de alergia, el 100% presentaba dermatitis en manos. No encontramos significación estadística según el Estadístico exacto de Fisher (p=0.111).

· 2014: De entre los trabajadores sin AP de Alergia, el 83.6% no presenta dermatitis en manos en la actualidad. De los que refieren AP de Alergia, el 84.6% no refiere síntomas. Estos datos no tienen significación estadística según el Estadístico exacto de Fisher (p=1.000).

Pruebas de alergia (Patch test y/o Prick test)

El 87.8% de los trabajadores no ha realizado pruebas de provocación de alergia.

Antecedentes Personales de Atopia

El 94.6% de los trabajadores no refiere AP de Atopia.

· 2012: De entre el grupo de trabajadores que no refiere AP de Atopia, el 80% presenta la enfermedad. De entre los atópicos, el 100% (4) refieren dermatitis en manos. Estos datos no tienen significación estadística según el Estadístico exacto de Fisher (p=1.000).

· 2014: De entre el grupo de trabajadores que no refiere AP de Atopia, el 15.7% (11) sí sufren la enfermedad. De entre los atópicos el 75% (3) no refieren dermatitis en manos en la actualidad. Estos datos no tienen significación estadística según el Estadístico exacto de Fisher (p=0.515).

Antecedentes Personales de Dermatosis

Antecedentes Personales de Dermatosis

El 94.6% de los trabajadores no refiere padecer de alguna dermatosis.

Discusión de resultados

Aunque muy similar al de cualquier proceso patológico, las DC de posible causa Profesional, conllevan un estudio más detallado de profesión, puesto de trabajo, productos que se manipulan, medidas de protección, etc. En algunos casos será necesario solicitar la colaboración de los técnicos, quienes nos darán una información precisa del puesto de trabajo y de los riesgos inherentes. También es importante conocer las fichas de seguridad de los productos que se manejan y, en ocasiones, es necesario realizar una visita al puesto de trabajo. Junto con la historia laboral del trabajador será necesario preguntar si fuera de su jornada de trabajo realiza alguna actividad de ocio o bien otro tipo de trabajo (remunerado o no), ya que pueden ser la causa del cuadro cutáneo que presenta.

El diagnostico de una DP es difícil, pudiendo tener consecuencias legales, ya que en algunos casos no solo vamos a diagnosticar una enfermedad, sino que además esto puede suponer la necesidad de un cambio de puesto o una incapacidad permanente total con el consiguiente problema social que acarrea al trabajador. En otros casos, con el uso de medidas de protección adecuadas, el paciente puede seguir con su trabajo. Todo esto nos hará ser cautos y valorar de forma exhaustiva los resultados obtenidos.5

Existe una mayor prevalencia de DC en mujeres. La relación mujeres/ hombres, según la literatura es de 2.6. Al no haberse demostrado una mayor predisposición, la mayor frecuencia de la DIC en las mujeres parece que se deba a una mayor exposición a agentes irritantes diferentes, debido al trabajo “doble” (dentro y fuera de casa). En personal de enfermería (ATS y TCAE) se observa el mayor riesgo de DIC y, por lo general, estas profesiones son desempeñadas sobre todo por mujeres.5 De hecho cuando exploramos variables como “Actividad de ocio” y “Actividad laboral fuera del trabajo habitual” las respuestas más frecuentes son: costura y ama de casa, típicas de la población femenina, sin que tengan relevancia desde el punto de vista del desarrollo de la dermatitis.

En el 2014 los que presentaron dermatitis en manos son de mayor edad respecto al grupo de 2012. En general, con respecto a la literatura, nuestros datos difieren un poco ya que en los artículos encontrados la edad más afectada suele ser más joven: la prevalencia de DIC es máxima entre mujeres de 20 a 29 años y mínima entre hombres de 50 a 59 años.5

Las variables “Categoría profesional” y “Antigüedad de puesto” no han resultado significativas estadísticamente en nuestro estudio. Hay una relación estadísticamente significativa entre ser trabajador en UCI-HG y padecer dermatitis en 2012. Esto no ocurre en 2014, siendo los dos servicios afectados en medida similar. Este último resultado podría ser debido a la gran cantidad de trabajadores que referían dermatitis en las manos en 2012 y que no la presentan en 2014 y el mayor tamaño del grupo de trabajadores de UCI-HG con respecto al de UCI-P.

En ámbito sanitario las DC en manos son frecuentes por factores agresores en sí como el frecuente lavado de arrastre con agua y jabón al que se añade el contacto con agentes irritantes. Hay una disminución estadísticamente significativa de los trabajadores que asocian un antiséptico al lavado de manos con agua y jabón, incumpliendo las recomendaciones según las cuales el lavado de manos debería hacerse, en la mayoría de los casos, con agua y jabón neutro, y este dato nos parece totalmente positivo.

Hablando de la desinfección de manos, el número medio de desinfección al día se mantiene casi invariado en el grupo estudiado. Los datos que tenemos hoy en día nos hacen pensar que no sea el número total de desinfección la causa de dermatitis en nuestros trabajadores. Podemos afirmar que el número de desinfección de manos con Sterillium® durante la jornada laboral, en los dos años estudiados sigue siendo similar. Ya que la dermatitis ha disminuido, y el uso de Sterillium® sigue igual, podemos deducir que no era este producto en sí, la causa única de la dermatitis, sino que su mal uso junto a otros factores, que, al corregirse, han hecho remitir el brote. Hay una disminución estadísticamente significativa, también en el número de trabajadores que usan Sterillium® más otro antiséptico al mismo tiempo para la desinfección de las manos. Una de las causas más probable del brote de 2012, según nosotros, ha sido el uso de varios productos a la vez, sin considerar los posibles efectos cruzados entre ellos y de irritación sobre la piel. La falta en literatura de evidencia científica sobre asociación entre dermatitis en manos y uso de Sterillium® respalda nuestra consideración. La literatura dice que los productos de base alcohólica en general son mejor tolerados y menos irritantes que el agua y jabón y se recomienda su utilización.2, 14

Por lo que se refiere a las cremas de manos, según la literatura, su uso regular en profesionales sanitarios ayuda a evitar lesiones y alivia algunos de los síntomas más frecuentes tales como sequedad y picor.15 Se evidencia en nuestros trabajadores una disminución general del uso de crema hidratante desde 2012 a 2014 estadísticamente significativa, que para nosotros es un dato negativo. Por otro lado, podemos notar un sensible aumento en el uso de la crema proporcionada por el hospital (Urea 10%®), lo cual nos parece positivo ya que esa crema ha sido elegida entre varias por la presencia de determinados emolientes, la ausencia de elementos alergizantes o irritantes conocidos y las características del dispensador que no facilita la transmisión de infecciones de un trabajador a otro.12

No se obtuvo, en nuestro estudio, prácticamente ningún cambio en el uso de guantes en los dos años estudiados, ni relación estadísticamente significativa con la aparición de dermatitis en manos. Lo que sí podemos destacar es que los síntomas producidos por los guantes son iguales a los provocados por la SBA, según los entrevistados, o sea, prevalentemente sequedad y picor.

Clínicamente las DC se manifiestan en las dos semanas posteriormente al contacto con la sustancia irritante o alergizante y nuestros trabajadores en el 2012 han presentado lesiones unas 2-3 semanas después de la introducción de Sterillium® en el hospital, estando este hecho en acuerdo con el criterio temporal de exposición y sucesiva aparición de la enfermedad.

Cuando los trabajadores presentan dos o más síntomas a la vez (por ej. Prurito y eritema), se diagnostican de dermatitis. Resulta de nuestros datos, una reducción estadísticamente significativa, de la presencia de dermatitis en manos desde el 80% de 2012 hasta el 16% de 2014. Nuestros datos corresponden con los de la literatura en cuanto sequedad y prurito que suelen ser los síntomas más frecuentes y en general todos los síntomas descritos se refieren a un tipo de dermatitis de contacto por exposición más bien crónica, no apareciendo en ningún trabajador lesiones de tipo agudo cuales son las vesículas. La severidad del cuadro se estudia solo en 2014 por lo que no se pueden comparar los dos años. El hecho que la dermatitis en la actualidad sea, en general, leve está de acuerdo con la mejoría de la situación en todos los trabajadores y con la consideración que el brote de 2012 puede ser un caso excepcional debido probablemente a la mala realización de la HM y mal uso del nuevo desinfectante.

Según la literatura, las lesiones dérmicas suelen ser más leves en el eczema de tipo irritativo que en el de tipo alérgico y tienden a resolverse más rápidamente (en pocos días) sin dejar hiper o hipopigmentaciones residuales.10 Hemos preguntado a nuestros trabajadores, en 2014, si hay mejoría de las lesiones en el fin de semana o durante las vacaciones y la mayoría contesta que sí, mejoran. Este dato es compatible con lesiones de tipo irritativo. Al mismo tiempo las dermatitis de contacto crónicas causadas o empeoradas por el trabajo suelen mejorar en los periodos en los que cesa temporalmente la exposición laboral nociva. Muy pocos cuadros evolucionan hacia la sobreinfección de las lesiones. A pesar de la general benignidad de los cuadros, más del 18% de trabajadores declara haber necesitado de asistencia médica para las lesiones en manos en algún momento y la calidad del trabajo se ve influenciada por las mismas, en un porcentaje parecido de casos, lo cual indica que la sensación subjetiva de enfermedad en nuestros trabajadores es relevante.

Se pregunta en 2014 cuál es la tarea más frecuentemente realizada en el trabajo y resulta ser la higiene del paciente que es un trabajo húmedo y que prevé lavado de manos reiterado y también gran uso de desinfectantes. Este resultado está en línea con la literatura y con nuestra hipótesis que la dermatitis en manos sea causada y/o empeorada por el conjunto de factores ya mencionados.

Exploramos la variable “AP de alergia” en cuanto puede ser un factor predisponente a la DC y también para posible diagnóstico diferencial entre DIC y DAC. La clínica eczematosa en la DAC suele ser más aparente y necesita un mayor tiempo para resolverse durante los periodos de descanso laboral (2-3 semanas), mientras que nuestros trabajadores presentan sintomatología leve y mejoría de los síntomas en los periodos de descanso, lo que nos hace pensar más bien en un mecanismo irritativo de producción de las lesiones.6

La DIC se expresa como una reacción eczematosa produciéndose en todos los individuos expuestos, a concentración suficiente y tiempo de aplicación adecuado del agente irritante, pero hay cierta variabilidad individual. Por ello, el riesgo para sufrir una DIC se ve aumentado casi 13 veces en los pacientes que padecen una dermatitis atópica y por esto hemos explorado esta variable, con el fin de buscar trabajadores “sensibles”. Además la dermatitis atópica es uno de los diagnósticos diferenciales que tenemos que tener en cuenta cuando estamos ante un eczema y queremos decidir si es de origen exógeno (DC) o endógeno (DA). Muy pocos trabajadores de los nuestros refieren antecedentes de atopia o clínica compatible y los datos que tenemos no tienen significación estadística, así que podemos decir que en nuestra muestra no hay relación entre la constitución atópica y el riesgo de desarrollar dermatitis, contrariamente a lo que sabemos desde mucha literatura.7 Tampoco los AP de dermatosis han resultados significativos estadísticamente, ni desde el punto de vista clínico.

La Incapacidad temporal (IT) es hasta la curación de las lesiones.13 El Tiempo estándar de IT para Dermatitis por contacto (CIE-9 MC 692) se considera de 14 días y nuestros resultados confirman este dato, en cuanto de los 4 trabajadores que han necesitado baja laboral, 3 de ellos han necesitado 15 días para volver al trabajo y 1 de ellos ha necesitado hasta 1 mes. (Tiempo Estándar de Incapacidad Temporal, Instituto Nacional de la Seguridad Social, 2010).

En nuestro grupo de estudio ningún trabajador ha pedido que las lesiones en manos se le reconocieran como Enfermedad Profesional ni ha tenido que pedir un cambio de puesto de trabajo. En general, en caso de reconocerse el origen profesional de la DC, se debe valorar, en primer lugar, la efectividad de las medidas de protección.

Aunque haya datos que nos pueden hacer pensar en un origen prevalentemente profesional de las lesiones, como por ejemplo la mejoría de los síntomas en fin de semana o vacaciones, la escasez de factores predisponentes (alergia, atopia, otras dermatosis, etc.); la ausencia de fuentes de irritación o sensibilización externas evidentes, etc., no se puede hablar de sensibilidad específica a algunos de los productos utilizados en el trabajo o a algún componente de ellos ya que no se han realizado Patch Test. De esta manera no se puede demostrar una reacción inmunitaria ni una causa laboral de la dermatitis en manos en el pequeño grupo de trabajadores en los cuales sí persisten las lesiones hoy en día. Creemos que el estudio de los pacientes en los cuales se sospeche la existencia de DCP debe siempre basarse en la ejecución de pruebas epicutáneas estándar, puesto que solamente de esta manera se puede llegar a un diagnóstico definitivo y, en consecuencia, actuar una idónea prevención secundaria. Los Patch Test ayudan al médico en el diagnóstico, para tratar la enfermedad y evitar que el trabajador siga en contacto con los contactantes químicos que son la causa de su eczema.

La gran mayoría de los entrevistados considera útil la formación recibida, hasta producir cambios en su manera de realizar el trabajo y mejorando sobre todo en la realización del lavado de manos. Hay que decir también que un tercio casi de los trabajadores refiere haber presentado alguna lesión en manos de nueva aparición, tras la participación en los talleres y la mejoría en la HM, así que probablemente habrá que hacer más desde el punto de vista de la Vigilancia de la Salud para seguir disminuyendo, en el futuro, la prevalencia de estas lesiones mediante las buenas prácticas de higiene laboral.11, 14

Conclusiones

La dermatitis irritativa en manos es una reacción adversa común al uso de antisépticos en profesionales sanitarios, pero otros factores pueden contribuir a su aparición. El presente estudio revela datos que están, en general, de acuerdo con los publicados previamente.

Mientras que en 2012 se supuso un excesivo uso de Sterillium® como una de las causas, o incluso la causa principal, del brote de dermatitis en manos de enfermeros y auxiliares de enfermería de las dos UCI, hoy hemos visto que el uso continuo de esta SBA, en los últimos dos años, no ha coincidido con un aumento de la prevalencia de dermatitis. Por el contrario podemos decir que ha habido una neta mejoría de la enfermedad y que esto pueda ser debido a la implementación y mejoría en la realización de lavado, desinfección y cuidado de manos, tras la intervención formativa realizada.

Los factores que creemos mayormente implicados en la aparición de DC en estos profesionales son el lavado de manos reiterado, el uso concomitante de varios productos, durante el lavado de manos y/o durante la desinfección, y la falta de cuidados de la piel.

El lavado de manos y el uso de soluciones alcohólicas, necesita de formación previa ya que con la explicación y aplicación de unas normas de higiene, desinfección y cuidado, se puede mejorar la situación clínica y laboral de estos trabajadores.

La prevención de las dermatosis profesionales es un tema fundamental, ya que la aparición diaria de nuevos productos hace que cada vez sean más las sustancias responsables de problemas alérgicos o irritativos de contacto. Por consiguiente la Vigilancia de la Salud es un medio imprescindible para detectar daños en la salud de los trabajadores posiblemente relacionados con el trabajo, buscar las causas, identificar los riesgos y poner en marcha medidas de corrección y de prevención adecuadas.

Tablas y graficos

Tabla 1 - Contingencia. Servicio y Dermatitis (2012).

Tabla 2 - Pruebas de chi-cuadrado. Servicio y Dermatitis (2012).

Gráfico 1. PRE Lavado de manos al día.

Gráfico 2. POST Lavado de manos al día.

Tabla 3 - Contingencia. PRE Producto genérico * POST Producto genérico para el lavado de manos.

Tabla 4 - Pruebas de chi-cuadrado. Producto genérico para el lavado de manos.

Gráfico 3. Solución alcohólica más otro antiséptico juntos.

Tabla 5 - Contingencia. PRE Solución alcohólica más otro antiséptico juntos * POST Solución alcohólica más otro antiséptico juntos.

Tabla 6 - Pruebas de chi-cuadrado. Solución alcohólica más otro antiséptico juntos.

Grafico 4. Dermatitis.

Tabla 7 - Contingencia. PRE Dermatitis * POST Dermatitis.

Tabla 8 - Pruebas de chi-cuadrado. Dermatitis.

Agradecimientos

Expreso mi más hondo reconocimiento a: Jose María Soro Cañas, Francesco Fabiano, Nicola Lorusso, Antonia Gash, Juan Manuel Praena Fernández, Maria Ladisa, Iris Esteve Ruiz, Juan Luis Cabanillas Moruno, Mutua Universal y a la organización del ORP2015.

Referencias bibliogràficas

  • 1. Aiello AE, Larson EL. Causal inference: the case of hygiene and health. Am J Infect Control 2002; 503511.
  • 2. Batalla A, GarcíaDoval I, de la Torre C. Productos para la higiene de las manos y antisepsia: su uso por profesionales de la salud y relación con eczema de las manos. Actas Dermosifiliogr. 2012 Apr; 192197.
  • 3. Bonneville M, Chavagnac C, Vocanson M, Rozieres A, Benetiere J, Pernet I, et al. Skin contact irritation conditions the development and severity of allergic contact dermatitis. J Invest Dermatol 2007; 14301435.
  • 4. Boyce JM, Pittet D. Guideline for hand hygiene in healthcare settings. Recommendations of the Healthcare Infection Control Practices Advisory Committee and the HIPAC/SHEA/APIC/IDSA Hand Hygiene Task Force. Am J Infect Control 2002; 2946.
  • 5. CondeSalazar L, Heras Mendaza F. Dermatología laboral. In: Tratado de Medicina del Trabajo. Aspectos médicos de interés en salud laboral. 2ª Ed, volumen II. Gil Hernandez F. Barcelona, Elseiver 2012; 677705.
  • 6. Conde Salazar L, Heras Mendaza F, Maqueda Blasco J. Enfermedades profesionales de la piel. Eczema de contacto alergico. DDCDER01. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Madrid: 113.
  • 7. Conde Salazar L, Heras Mendaza F, Maqueda Blasco J. Enfermedades profesionales de la piel. Eczema de contacto irritativo. DDCDER02. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Madrid: 110.
  • 8. Fenoy Rodríguez PA. Sensibilizaciones dérmicas. XV Congreso SEMST, Sevilla, 2014 Oct: 12.
  • 9. Garcìa Bravo B, Garcìa Pèrez A. Dermatitis por contacto. In: Torre Losada V, Camacho    Martinez F, Mihm CM, Sober A, Sànchez Capintero I (eds). Dermatologìa pràctica iberolatinoamericana, altas, enfermedades sistèmicas asociadas y terapèutica. Mexico DF: 2005; 394405.
  • 10. Giannetti A, Miglietta S. Dermatiti Eczematose. In: Cainelli T, Giannetti A, Rebora A (eds). Manuale di Dermatologia Medica e Chirurgica. 4th Ed. Milano: McGraw Hill 2008; 161180.
  • 11. Huis A, Schoonhoven L, Grol R, Borm G, Adang E, Hulscher M, van Achterberg T. Helping hands: a cluster randomised trial to evaluate the effectiveness of two different strategies for promoting hand hygiene in hospital nurses. Implement Sci. 2011 Sep; 101.
  • 12. Kampf G, Ennen, J. Regular use of hand cream can attenuate skin dryness and roughness caused by frequent hand washing. BMC Dermatology, 2006, 1.
  • 13. Rodríguez Ferreiro B; Lerida Arias T; Miranda Alonso, M; Peris Armengot, Al. Enfermedades de la piel y faneras. Guía de valoración de incapacidad laboral para médicos de atención primaria. Escuela Nacional de Medicina del Trabajo, Instituto de Salud Carlos III, Subdirección General de Coordinaciones de Unidades Médicas, Instituto Nacional de la Seguridad Social, 2010; 17.
  • 14. Stutz N, Becker D, Jappe U, John SM, Ladwig A, SpornraftRagaller P, Uter W, Löffler H. Nurses' perceptions of the benefits and adverse effects of hand disinfection: alcoholbased hand rubs vs. hygienic handwashing: a multicentre questionnaire study with additional patch testing by the German Contact Dermatitis Research Group. Br J Dermatol.  2009; 565572.

Papers relacionados

ORP 2015
María Cristina
Bilotta
Instituto Universitario del Ejército (IUE)
Argentina
ORP 2015
Carlos
Cabrera Marutz
Institución Hospital 12 de Octubre
España
ORP 2015
Francisco
Palencia
Universidad Nacional de Colombia
Colombia
ORP 2015
Daniel
Malaga Belaunde
Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Málaga (CPRL Málaga) – Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo.
España
ORP 2015
Henry
Tocaruncho Rodríguez
Perenco Colombia Limited
Colombia
ORP 2015
Isabel
Morilla Camacho
Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla
España