Jornada Técnica ORP MÉXICO 2018

Jornada Técnica ORP MÉXICO 2018

9 Noviembre 2018
Marriot Puebla Hotel Mesón del Ángel

Más información e inscripciones AQUÍ

LA INNOVACIÓN COMO ESTRATEGIA Y FACTOR DE COMPETITIVIDAD EN SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

Toda empresa tiene un modelo de gestión preventiva, explícito o implícito; es decir, se gestionan los recursos preventivos de alguna manera… bien, regular o muy mal; pero sólo las empresas excelentes incorporan a su quehacer cotidiano el concepto de innovación a este proceso preventivo.

Hoy es una necesidad vital plantearse de raíz la Innovación como detonante estratégico de la Gestión Empresarial y por extensión la gestión de la calidad, el medio ambiente y la seguridad y salud laboral.

Estos modelos de gestión integral que aparecen recogidos en una suit de ISOs que ha quedado cerrado, de momento, con la reciente incorporación de la ISO 45.001, está al alcance de todas las organizaciones. Sin embargo, pocas hacen el ejercicio intelectual de orquestar de inicio esta forma de actuación como motor de su cotidianidad.

Ir más allá y proponerse concienzudamente el construir a través de la innovación todas y cada una de las actuaciones empresariales es un desafío para la gestión de la organización que requiere templanza y pasión en iguales proporciones, ya que necesitamos anticipar el futuro que espera a nuestra organización para poder planificar el presente.

Anticipar el futuro de manera Innovadora en Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) es, por ejemplo, dar medidas correctoras sin haber realizado la evaluación de riesgos. Pero, ¿es eso posible?, sin lugar a dudas es posible, necesario y hoy en día obligatorio.

Uno de los problemas más graves y comunes en SST es que “esperamos” a realizar pruebas para generar medidas correctoras, lo que dilata y expone a la persona al riesgo, al menos, durante el proceso de análisis, y este a veces no es corto.

Si tenemos identificado un sector, una tipología de empresa, una casuística… lo más probable es que deba, y no escribimos este deba de forma baladí, anticiparse y dar las correcciones preventivas que la esperanza matemática sobre los riesgos potenciales le dan y empezar a generar soluciones desde el inicio del proceso. Hacerlo sin esperar a que todo el discurso metodológico preventivo esté listo e implementado, ya que en ese periodo de tiempo, estamos exponiendo a los trabajadores a situaciones riesgosas que conocemos por semejanzas, debemos anticipar el futuro apoyándonos en el análisis de casos semejantes.

Nadie debería espera a recibir su analítica de sangre atiborrándose mientras tanto con cantidades ingentes de sal y azúcar, confiando en tener un metabolismo diferente y extraño que metabolice de forma sui generis estos nutrientes y no le afecten a su salud, lo lógico es que desde que piensa en pasar o someterse a una prueba ya empiece con las medidas preventivo-correctivas al uso.

Si hubo un tiempo en que todo dolor de cabeza era un tema a tratar con ácido acetilsalicílico y de ahí hemos migrado al paracetamol; si de dosis estándar pasamos a dosis personalizadas debido a que el avance científico nos mostró las múltiples causas que podía tener ese dolor de cabeza y el factor individual; y si posteriormente los TACs  nos ayudaron a precisar más aún otros “dolores de cabeza”, creemos que ese es el camino – como metáfora – que debe emprender la Prevención si quiere estar dando el servicio que se le espera y a eso va ayudar de forma drástica el Big Data Analytics.

Obviamente estamos proponiendo cambios radicales en la manera de enfrentarnos a los procesos de SST, y eso es lo que precisamente llamamos Prevención.

Av. Hermanos Serdán 807. Col. Las Fuentes
72116 PUEBLA
México