La organización es tendencia y un fuerte principio de la prevención

La organización es tendencia y un fuerte principio de la prevención

Clasificar, ordenar, limpiar, estandarizar y tener disciplina para lograr el hábito de tener todo organizado, en orden y limpio son fundamentales para mantener una relación idónea y eficiente entre la funcionalidad de los espacios, los objetos y las rutinas
11 Enero 2022

Redacción

David Allen, W.  E. Deming, Marie Kondo... los métodos de organización son varios y durante el último lustro ha surgido, incluso, una profesión: organizador profesional. Se encargan de la organización de espacios y de la optimización funcional y tienen en los vídeos de las redes sociales y los programas de las plataformas de televisión digital su mejor y más efectiva carta de presentación.

El objetivo fundamental de la organización es contar con un sistema de organización, prima el “qué pongo y dónde” sobre confunde el “cómo poner qué”. El primero se refiere a la organización, según David Allen, y el segundo es para el orden.

Clasificar, ordenar, limpiar, estandarizar y tener disciplina para lograr el hábito de tener todo organizado, en orden y limpio son fundamentales para mantener una relación idónea y eficiente entre la funcionalidad de los espacios, los objetos y las rutinas. De hecho, en seguridad y salud en el trabajo el de la organización es un principio que se ha identificado hace décadas como prioritario, como uno de los primeros pasos de la prevención de riesgos laborales. De ello dan fe documentos como el cartel ‘Orden y limpieza. Un gran paso para la prevención’ editado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) en 2010 y que forma parte de la recopilación ‘Los carteles del INSST. 50 años divulgando la prevención de riesgos laborales’.

El espacio y su uso correcto

Espacio, mobiliario y tiempo son conceptos muy importantes a la hora de organizar. Usar correctamente el espacio y para qué fue diseñado, gestionar adecuadamente su contenido de los espacios, evitar la acumulación, etcétera.

Una vez lograda la organización -siguiendo los principios de la clasificación, el orden, la eliminación, el método de estandarización y el hábito- se debe mantener, entre todos, la responsabilidad de fomentar y conservar ese trabajo y sistema. Con ello, lograremos:

  • Evitar accidentes.
  • Facilitar la tarea de todos.
  • Reducir el tiempo necesario para realizar las tareas de orden y limpieza.
  • Tener ambientes agradables, confortables y más seguros y saludables.
¿Qué opinas de este artículo?