Antonio Damasio: La consciencia surge a partir de lo que sentimos

Antonio Damasio: La consciencia surge a partir de lo que sentimos

El neurocientífico Antonio Damasio nos aporta algunas claves sobre uno de los grandes interrogantes de la humanidad: cómo hemos llegado a ser conscientes de tener consciencia.
5 Enero 2022

La consciencia es uno de los aspectos más debatidos en la historia del pensamiento, de la filosofía y de la ciencia. ¿Qué es? ¿Cómo surge? ¿Es exclusiva del ser humano? 

La Fundación Innovación Bankinter ha celebrado una nueva edición de las #FutureTalks, iniciativa que quiere acercar a la sociedad española las tendencias más disruptivas que marcarán el futuro. Para ello, #FutureTalks cuenta con los expertos mundiales más destacados. 

En esta ocasión, y presentado por nuestro director, Juan Moreno, hemos contado con Antonio Damasio, uno de los neurocientíficos más reconocidos del mundo, quien nos ha contado sus últimas investigaciones y conclusiones alrededor de la consciencia, recogidas en su reciente libro, Feeling & Knowing: Making Minds Conscious. 

En las últimas décadas, muchos filósofos y científicos cognitivos han declarado que el problema de la consciencia es irresoluble. Antonio Damasio, sin embargo, está convencido de que los hallazgos recientes en múltiples disciplinas -biología, neurociencia, psicología e inteligencia artificial– nos han brindado una forma de comprender la consciencia y su importancia para la vida humana. 

Para explicárnoslo, realiza un recorrido desbrozando conceptos y aportando soluciones que tienen la belleza de expresar lo más complejo de forma sencilla: 

  • Qué significa sentir, qué son las emociones y la experiencia. 
  • Por qué ser consciente no es lo mismo que sentir. 
  • Por qué los sistemas nerviosos son esenciales para el desarrollo del ser sintiente -el ser que siente-, y de él, al ser consciente. 
  • Por qué el sentir abre el camino a la consciencia en general.  

Las investigaciones de Antonio Damasio se han centrado en los últimos años en comprender por qué somos conscientes de nosotros mismos y del mundo. 

Antonio rechaza la idea de que el ser humano nunca va a entender lo que es la consciencia y cómo se llega a ella (lo que se ha denominado el Hard problem of consciousness). 

De la misma manera que hemos llegado a entender procesos complejos como la visión, y hemos desentrañado las diferentes partes involucradas y cómo se relacionan entre ellas (retina, corteza visual del cerebro, etc.), gracias a los trabajos del Nobel de Medicina David Hubel, que realizó aportaciones fundamentales al conocimiento de la fisiología visual, podemos llegar a entender el proceso más complejo de todos: la consciencia de ser conscientes

¿Cómo algo físico, el cerebro y el sistema nervioso, puede dar lugar a la consciencia? 

Para Damasio hay que partir del ser que siente. Se refiere a “feelings”, que debemos traducir por “el sentir”, en el sentido de sentirnos a nosotros mismos y de sentir al mundo que nos rodea. También podríamos traducirlo por “experienciar”.  

Los seres humanos, igual que todos los seres vivos con sistemas nerviosos, sentimos nuestro cuerpo y sentimos el mundo que nos rodea. 

No hay que confundir el sentir con las emociones. El sentir es algo privado, interno y las emociones son expresiones externas que se pueden mostrar hacia afuera. 

El sentir va desde lo más básico -sentir hambre, sed o dolor- hasta lo más complejo -sentir desazón, felicidad, compasión-. 

Para Damasio, ese sentir básico -sed, hambre, dolor-, es el primer paso hacia la consciencia.  

La naturaleza ha sido capaz de encontrar una forma de representar en nuestro cerebro cómo se siente nuestro cuerpo. Ese es el comienzo de la consciencia, que tiene la función básica de informarnos de cómo se encuentra nuestro cuerpo, sirviendo como una herramienta de supervivencia.  

Esa consciencia es, según Damasio, común a los animales con sistemas nerviosos complejos, tal y como recoge la conocida Declaración de Cambridge sobre la Consciencia. 

¿Cómo se pasa de ahí a la consciencia superior de los seres humanos? 

Cuando ves el mundo, cuando escuchas el mundo, cuando sientes tu entorno, todos esos procesos extremadamente complicados vienen desde lo que sientes, a través de la evolución del sistema nervioso y de sus conexiones con nuestro cuerpo. 

Las neuronas conectadas para crear lo que sentimos están en total conexión e interacción con el cuerpo. 

Al ver el mundo, puedes crear una imagen de lo que estás viendo. El mundo está fuera, pero creas patrones interiores del mismo. Esos patrones te hacen sentir de una u otra manera, de forma que eres consciente de ellos, como eres consciente de un dolor de muelas. 

Para acabar, no debemos confundir la mente con la consciencia: la mente provee herramientas para el lenguaje, la memoria, la manipulación de símbolos, la resolución de problemas filosóficos. Se llega a la consciencia de la mente como se llega a ser consciente de que tenemos hambre: es el diálogo entre el cerebro y el resto de nuestro organismo, a través de complejísimas interacciones, lo que nos hace conscientes.  

Podemos decir que lo exterior, el mundo, se conecta en nuestro cerebro y tiene una representación interna, que es sentida y, por tanto, concientizada. 

En resumen, ¿cómo se crea la consciencia? 

Percibimos e interiorizamos las cosas externas que afectan a nuestro organismo, sintiendo cosas positivas o negativas. La consciencia es la intersección entre lo que percibes y cómo eso afecta a tu cuerpo

¿Qué opinas de este artículo?