6 estrategias para aumentar el compromiso laboral en tu empresa

6 estrategias para aumentar el compromiso laboral en tu empresa

El compromiso es uno de los factores que más se deberían tener en cuenta en el departamento de Recursos Humanos.
29 Diciembre 2020

Hacer que tus empleados estén comprometidos con la empresa significa que empatizan y se sienten identificados con la organización. No hay duda: un trabajador comprometido es un trabajador fiel incluso en los malos tiempos.

Sin embargo, al contrario de lo que se piensa, el compromiso va mucho más allá de la retención del talento. Según investigaciones de Gallup, mantener a una plantilla comprometida supone un aumento de:

  • Calificaciones de los clientes (un 10%)
  • Productividad (un 17%)
  • Ventas (un 20%)
  • Rentabilidad (un 21%).

Además, el compromiso del equipo supone un descenso de:

  • Rotación de personal (un 24% en organizaciones de alta rotación y un 59% en empresas de baja rotación).
  • Incidentes de seguridad (un 70%).
  • Absentismo laboral (un 41%).
  • Rentabilidad
  • Defectos de calidad (40%).

Pero, aunque parezca obvio que el compromiso es uno de los factores clave en el panorama laboral, es revelador el hecho de que solo el 13% de los trabajadores se siente verdaderamente comprometido con su trabajo2. La falta de compromiso entre los empleados es un problema más común de lo que pensamos.

Por eso, es necesario preparar una estrategia apropiada para lograr que tus empleados se comprometan. A continuación, veremos seis estrategias para aumentar el compromiso laboral.

1. Comunicación abierta y fluida

En primer lugar, para que un empleado se sienta comprometido con la empresa es vital que sienta que está realizando un trabajo significativo, es decir, que entienda en todo momento cómo y cuánto está aportando a la compañía. Un empleado que no comprenda al 100 % la naturaleza de su rol y no sepa qué está haciendo exactamente con su tiempo difícilmente estará comprometido con la organización.

Por eso, es determinante que el trabajador reciba regularmente el feedback de sus superiores acerca de cómo está trabajando y de cuál es el camino para seguir. De esta manera, por una parte, el empleado siente que su trabajo tiene un valor y, por otra, la empresa puede corregir a tiempo posibles errores y aumentar así la eficacia del trabajo.

 2. Transparencia, sí o sí

Por otro lado, la confianza en el líder de la organización también desempeña un papel importante en el compromiso laboral. De hecho, un 61 % de los empleados no confía en sus jefesy un 63% afirma que la confianza en su jefe es una de las claves de su satisfacción laboral4.

El empleado actual valora que sus superiores lleven a cabo la estrategia de negocio de la organización contando siempre con la labor de su plantilla. Por eso, otra buena idea para aumentar su compromiso es dar voz a los empleados involucrándolos, por ejemplo, en conversaciones sobre la estrategia que se va a seguir, los objetivos que se quieren lograr o el apartado financiero.

Con acciones como estas, conseguiremos crear una cultura de transparencia en la que el empleado esté verdaderamente implicado con la empresa. En definitiva, haremos que el empleado sienta que forma parte de un equipo.

 3. Aumentar su poder adquisitivo

Está claro que sentir que se valora su trabajo sería seguramente el principal factor si preguntáramos a un empleado qué es lo más importante para comprometerse con la empresa en la que trabaja. La compensación económica favorece ese sentimiento. Es lógico: la empresa hará un mayor esfuerzo económico con aquel empleado de talento al que quiera comprometer.

Sin embargo, no todas las organizaciones cuentan con el capital suficiente para aumentar el compromiso de sus empleados de talento a través de una subida salarial. Por suerte, en los últimos años se han popularizado, desde RR. HH., nuevas formas de compensación.

De ellas destacamos la retribución flexible, una medida compensatoria en la que el empleado destina parte de sus ingresos (hasta un 30 %) a servicios que favorecen su conciliación y bienestar. Además, como estos servicios cuentan con ventajas fiscales, el empleado consigue optimizar su salario mejorando su retribución neta. Con esta acción aumenta el poder adquisitivo del empleado sin que la empresa se vea obligada a incrementar la masa salarial.

 4. Recompensar los objetivos

Otra manera de comprometer al empleado es el sistema por recompensas. No hay duda de que una recompensa que se logra por objetivos como una prima o unas vacaciones pagadas significa un estímulo extra que ayudará a que el empleado trabaje más y mejor.

5. Invertir en bienestar

Si bien el sistema por recompensas puede parecer sencillo, hay que añadir que sus posibilidades pueden ir mucho más allá: por ejemplo, a través de los beneficios sociales, un sistema similar a la retribución flexible que difiere en que es la empresa quien proporciona estos servicios conciliadores.

Dicha acción tendrá un impacto directo en el empleado, haciendo que este se sienta valorado y comprometido. El beneficiado trabajará con la certeza de estar en una organización que verdaderamente se interesa por él y por su bienestar.

La organización, por su parte, conseguirá ahorro, ya que esta medida también cuenta con ventajas fiscales y es deducible del impuesto de sociedades. Además, generará motivación que derivará en productividad, al tiempo que mejora su imagen corporativa.

 6. No te olvides de la formación

Por último, hay que mencionar el impacto real que tienen en el compromiso de los empleados los cursos formativos.

Es evidente que apostar por la formación del empleado significa apostar por la productividad, ya que potenciamos a nuestra plantilla proporcionándole nuevos conocimientos y habilidades a través de planes formativos.

Esta iniciativa generará el compromiso de los empleados, ya que los ayudaremos a explorar nuevas posibilidades profesionales. Además, el empleado sentirá la satisfacción de trabajar para una organización que apuesta por su futuro.

¿Qué opinas de este artículo?