Cómo ser un líder resiliente

Cómo ser un líder resiliente

Para liderar de forma efectiva en momentos de crisis se necesita un liderazgo resiliente. Si quieres desarrollar tu resiliencia ten en cuenta los siguientes puntos.
22 Junio 2020

La resiliencia es tu capacidad para recuperarte en los momentos difíciles. Ante la adversidad tus colaboradores necesitan un líder capaz de guiarlos, de influir positivamente y darles moral. Un líder que demuestre fortaleza emocional, valentía y foco. Que los ayude a recuperarse y mantener los niveles de energía necesarios para ser productivos.  Por eso, para desarrollar un liderazgo resiliente es importante que tengas en cuenta los siguientes puntos:

Lidera desde un propósito significativo

Tener claro un propósito es lo que le da sentido a la vida, al trabajo y a las empresas. De igual forma, encontrar un propósito inspirador, es lo que le permite a los líderes y equipos superar experiencias difíciles, porque el propósito es el que da impulso y motivación para seguir adelante.

Todo líder inspirador, es a su vez inspirado por un fuerte sentido de propósito. Por eso, si quieres desarrollar un liderazgo resiliente, debes encontrar con tu equipo un propósito que sea inspirador para todos y con el cual tú y tus colaboradores se sientan conectados.

Toma perspectiva y cultiva una mentalidad positiva

En un evento del Instituto Internacional para el Desarrollo Gerencial, el profesor Kohlrieser habló sobre la resiliencia en el liderazgo de alto rendimiento y destacó la importancia de adoptar la mentalidad correcta para restaurar el potencial y energía de los líderes en momentos de estrés y adversidad.

En situaciones de crisis los líderes resilientes ven las situaciones cómo oportunidades para transformarse y aprender. Además, son capaces de reconocer lo positivo de cada situación y conectarse con el agradecimiento y la confianza. Por eso, cuando se enfrentan a la adversidad desarrollan habilidades y crecen.

La perspectiva es lo que te permite cultivar esa mentalidad que te ayuda a ser resiliente. Como líder cuando ves la situación difícil desde una perspectiva positiva, te sientes empoderado, es decir sientes confianza para emprender acciones que te ayuden a superar los obstáculos.

Desarrolla tu autoconsciencia

La autoconsciencia es la capacidad de observarte a ti mismo y ser consciente de tus cualidades, reacciones, forma de comunicarte, actitudes y de aquello que necesitas mejorar para ser un mejor líder. La autoconciencia es una habilidad clave en el liderazgo porque es la que te permite regular tus emociones en momentos de estrés, evaluar las situaciones conscientemente y actuar de forma efectiva.

Una de las mejores formas de desarrollar tu autoconsciencia es a través de la meditación y las prácticas de mindfulness en las que puedes entrenar tu capacidad para observar tus pensamientos y reacciones emocionales.

Mantén una higiene emocional

Marie Asberg, profesora del instituto Karolinska en Estocolmo, explica cómo nuestra vida se estrecha cuando dejamos de lado actividades que nos recargan de energía. Entre más dejamos de lado estas actividades, más fatigados nos sentimos y nos agotamos.

Los líderes que caen en el agotamiento pierden su capacidad para tomar buenas decisiones, comunicarse asertivamente, mantener la concentración, y en últimas se afecta su desempeño, productividad y capacidad para liderar a su equipo en momentos difíciles.

Entonces para mantener una higiene emocional necesitas realizar actividades que te permitan construir y mantener un balance a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Actividades para descansar, disfrutar, cuidarte a ti mismo, descargar el estrés de forma sana y crear estados de paz mental.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario