20 formas sencillas de reducir tus desperdicios de alimentos

20 formas sencillas de reducir tus desperdicios de alimentos

Reduce los desperdicios de las comidas y mejora el consumo de nutrientes que necesita tu cuerpo. Aplica las siguientes recomendaciones para optimizar la cocción de alimentos.
5 Abril 2020

La producción de alimentos está asociada a una huella de carbono. Si se desperdician aumentan los gases de efecto invernadero. La buena noticia es que podemos tomar acciones para evitar que esto ocurra.

La planificación de las comidas también tiene beneficios nutricionales. Permite que selecciones alimentos más saludables y puedas controlar mejor las porciones que consumes.

A continuación se exponen unos sencillos consejos que puedes aplicar con facilidad.

Cómo reducir tu desperdicio alimentario.

Piensa en las mejores comidas.

Piensa en cocinar “comidas completas”, es decir, que puedas refrigerar y recalentar para poder comer otro día si haces mucha cantidad o sobra.

Las porciones son tus amigas.

Prepare una gran cantidad de una receta específica. Luego divide en porciones individuales para que sean refrigeradas y consumidas en los próximos días.

Piensa en el menú a preparar con antelación.

Al comienzo de cada semana, piensa en la cantidad de desayunos, almuerzos y cenas que debes preparar. Programa incluso las veces que comerá fuera de casa. De esta forma sabrá la comida que debe comprar con antelación, evitando comprar productos que no necesitas.

Cuando se hace la planificación, hay que mantener la variedad de grupo de alimentos para asegurar la disposición de todos los nutrientes que necesita.

¿Cómo agilizar los tiempos de preparación y cocción?

Trata de cocinar en un horario regular. Extiende esta recomendación a la compra. Si estableces una rutina para ambas actividades, simplificará el proceso de toma de decisiones y liberará espacio mental para atender otros asuntos.

Tiempos de cocción.

Primero cocine la receta que requiere mayor tiempo de cocción. Una vez que la comida se encuentre en preparación, continué con el resto. Deja las comidas frías para el final.

Métodos de cocción.

Selecciona recetas que requieran diferentes métodos de cocción. Si tiene varias comidas que requieran el mismo aparato, por ejemplo el horno, tendrás que estar más tiempo en la cocina. Combina distintos métodos para ser más eficiente.

Cómo guardar la comida.

·         Cocina carnes, aves y pescados frescos dentro de los dos días después de la compra y carnes rojas en un plazo de 3 a 5 días. Mientras tanto, manténgalos en el estante inferior de su refrigerador.

·         Las carnes deben cocinarse hasta que alcancen una temperatura interna de al menos 75 ° C para matar las bacterias.

·         Para descongelar los alimentos sumérjalos en agua fría del grifo, cambiando el agua cada 30 minutos.

·         Recalienta los alimentos una sola vez; cuantas más veces se enfríe y recaliente un alimento, mayor será el riesgo de intoxicación. La temperatura adecuada debe ser 75 ° C.

·         Las comidas congeladas deben recalentarse y comerse dentro de las 24 horas posteriores a la descongelación.

·         Las comidas refrigeradas deben consumirse dentro de 3 a 4 días y las comidas congeladas dentro de 3 a 6 meses.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario