Conciencia plena para superar lo que hay y el porvenir

Conciencia plena para superar lo que hay y el porvenir

La ansiedad y el miedo están presentes en nuestro día a día; lo habitual es que no superen un cierto grado razonable y natural que, además, nos ayudan a desarrollar nuestras tareas y nuestra vida, en general, de modo eficiente y eficaz. Sin embargo, ¿qué pasa cuando se supera ese grado?
2 Abril 2020

Redacción

El ‘mindfulness’ es tomar plena conciencia del “aquí y el ahora” tratando de mantener bajo control el nerviosismo, la agitación, el estado de alerta, el no poder dejar de pensar en algo, el estar conectado permanentemente para “estar al día”… El ‘mindfulness’ es una actitud vital y también una serie de herramientas y ejercicios que nos permiten “desconectar de todo” para “conectar con nuestro yo vital”. Esto nos ayuda a concentrarnos, a estudiar, a trabajar, a descansar y a desarrollar labores cotidianas, con frecuencia, en menos tiempo de lo que lo haríamos en otras circunstancias.

Más optimistas y menos cansados emocionalmente

Un estudio realizado por la Universidad de Wisconsin (Estados Unidos) mostró que tras ocho semanas de entrenamiento de ‘mindfulness’ los practicantes de esta técnica mostraban un estado de ánimo más optimista y reconectaban, por ejemplo, con lo que más les gustaba de su trabajo.

Por otro lado, una investigación publicada en el ‘Journal of Applied Psychology’ concluyó que los entrenamientos ‘mindfulness’ aumentaban la satisfacción laboral y reducían el agotamiento emocional.

Ejercicios de ‘mindfulness’ enfocados para toda la familia

Acciones que nos permiten “aterrizar” en el momento presente y en las sensaciones de nuestro cuerpo:

  • El primer ejercicio consiste en hacer secuencias con los dedos de la mano. Vamos tocando, con el pulgar, índice, anular, dedo corazón e índice… y contamos “uno”. Después una nueva secuencia con los cuatro dedos y “dos”… seguimos la dinámica hasta completar diez series. Concentrándonos en estas secuencias estamos descansando la atención en ese movimiento de los dedos, en esas secuencias.
  • Otro ejercicio consiste en extender la mano lentamente y concentrarse en las sensaciones que nos trasmite ese movimiento e inhalando. A continuación, también poco a poco, se recoge la mano en un puño, sin hacer fuerza y exhalando. Repetimos la acción diez veces.

Se pueden practicar en cualquier momento del día en que se necesite “recuperar el hilo” o la atención o cuando sintamos estrés o ansiedad. Entonces, es el momento de parar, aunque sean 5 minutos, y hacer estos ejercicios para conectar con el “aquí y ahora” y para lograr tener reacciones más serenas en la vida y, en general, frente al porvenir explican los expertos en esta técnica de relajación/concentración como el instructor de ‘mindfulness’ Aleix Gispert.

Por otro lado, la psicóloga Yolanda Cuevas Ayneto recomienda “limitar la exposición a los medios de comunicación. La información nos aporta seguridad pero si nos empachamos nos confunde y aumenta la vulnerabilidad. Para calmar la mente su recomendación es “conectar con nuestra respiración, sentir el aire entrar y salir, su recorrido y, cada vez que aparezcan pensamientos que nos distraen, volver a llevar la atención a la nariz: ese lugar por donde entra y sale el aire. No se trata de no tener pensamientos sino de saber acompañarlos y soltarlos”.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario