La prevención de residuos, una de las prioridades del Pacto Verde Europeo

La prevención de residuos, una de las prioridades del Pacto Verde Europeo

El documento presentado por la Comisión Europea se compromete desarrollar medidas para que las empresas ofrezcan productos reutilizables, duraderos y reparables.
2 Enero 2020

El nuevo Pacto Verde Europeo de la Comisión Europea esboza las prioridades políticas generales para los próximos años con el objeto de ayudar a Europa a alcanzar la neutralidad de carbono para 2050. La prevención de residuos, el ecodiseño y la conservación de los recursos entran dentro de esta estrategia.

Entre otras cuestiones, el documento se compromete a dar prioridad a las políticas destinadas a evitar el despilfarro. Esto incluye hacer que la mayor cantidad posible de productos sean, por diseño, más fácilmente reparables y reutilizables.

Se esperan más detalles a lo largo de 2020, cuando la Comisión ponga en marcha su segundo Plan de Acción de Economía Circular y el Plan de Trabajo de Ecodiseño 2020-2024. Desde una estrategia para hacer frente a la contaminación textil hasta leyes que obliguen a que nuestros teléfonos inteligentes y ordenadores portátiles duren más tiempo, las expectativas son altas.

«Es fantástico ver que la prevención de residuos se toma en serio», dijo Piotr Barczak, responsable de políticas de la Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB). Barczak acogió con satisfacción la promesa de la Comisión de establecer objetivos de reducción de residuos, en particular de envases, que deberán ser reutilizables o reciclables para 2030.

En cuanto a la gestión de residuos, los funcionarios de la UE trabajarán para establecer un modelo a escala europea para la recogida selectiva de los distintos flujos de residuos.

También hay noticias alentadoras para la política de productos, dijo Jean-Pierre Schweitzer, también de la EEB. La estrategia promete medidas para que los productos sean más duraderos y reparables, favoreciendo a su vez la prevención de residuos. Menciona que explorará más vías para ayudar a las personas a conservar su derecho a reparar sus pertenencias.

«Acogemos con satisfacción que el derecho de reparación se mencione en la estrategia, pero no debe cuestionarse su relevancia en la lucha contra la crisis climática y medioambiental», dijo Schweitzer, señalando que se necesitan medidas concretas. «La reparación es esencial para evitar el desperdicio y reducir las crecientes emisiones relacionadas con la fabricación», concluyó.

El movimiento por el Derecho de Reparación logró su primera victoria este año, cuando la Comisión Europea aprobó el primer conjunto de requisitos de fabricación destinados a hacer que algunos productos sean más fácilmente reparables por diseño. Pero se necesita mucho más para que la reparación sea verdaderamente universal, asequible y justa, dijeron activistas unidos bajo las campañas Right to Repair Europe y Coolproducts.

Un informe reciente de la EEB reveló que la prolongación de la vida útil de los teléfonos inteligentes y otros aparatos electrónicos en tan sólo un año ahorraría a la UE tantas emisiones de carbono como la retirada de 2 millones de coches de las carreteras cada año.

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario