8 expertos en Responsabilidad Social Corporativa debaten en Henkel sobre el ODS 12: Producción y Consumo Responsables.

8 expertos en Responsabilidad Social Corporativa debaten en Henkel sobre el ODS 12: Producción y Consumo Responsables.

Consumo sin huella: Hacia una Economía Circular. De los 17 objetivos para el desarrollo sostenible el debate se centra en el ODS 12 Producción y Consumo Responsables
4 Diciembre 2019

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para el 2030 contienen diversas metas de carácter económico social o ambiental. Son los siguientes: 1. Fin de la pobreza, 2. Hambre cero, 3. Salud y bienestar, 4. Educación de calidad, 5. Igualdad de género, 6. Agua limpia y saneamiento, 7. Energía asequible y no contaminante, 8. Trabajo decente y crecimiento económico, 9. Industria, innovación e infraestructura. 10. Reducción de las desigualdades, 11. Ciudades y comunidades sostenibles, 12. Producción y consumo responsables, 13. Acción por el clima, 14. Vida submarina, 15. Vida de ecosistemas terrestres, 16. Paz, justicia e instituciones sólidas, 18. Alianzas para logar los objetivos.

En el marco de las jornadas “Diálogo corresponsables” organizadas en Henkel Ibérica, 8 ponentes expertos en Responsabilidad Social Corporativa debatieron sobre los ODS más relacionados con el medio ambiente, concretamente los números 7, 12 y 13, que obligan a las compañías a apostar por una gestión basada en la economía circular.

Mesa redonda con la participación de representantes de diferentes medios de comunicación, empresas, universidades e instituciones como Ecoembes, Asociación Española de Naciones Unidas, Kantar Worldpanel, ESADE, Alpla, Corresponsables y Henkel Ibérica.

Por eso, el evento se bautizó con el título “Consumo sin huella: Hacia una economía circular”. A continuación podrás ver las conclusiones principales respondiendo a la siguiente pregunta:

¿Cuáles son las acciones que hemos de llevar a cabo como sociedad para apostar por la utilización de energía no contaminante, producir y consumir de manera responsable y frenar el cambio climático?

1) Legislar, sensibilizar, educar

Es necesario impulsar una legislación que propicie la adopción de un sistema de economía circular, que complementará todas las campañas de sensibilización y educación que se puedan lanzar, y también resulta prioritario introducir la enseñanza sobre economía circular en las universidades y escuelas de negocios de forma prácticamente inmediata. La transición hacia este tipo de economía debe ser justa, además de ecológica.

2) Cooperar

Las empresas están trabajando cada vez más por conseguir una comunidad más sostenible y en favor del medio ambiente. El rol de las empresas debe ser producir más con menos, se pueden generar beneficios sin dañar el medio ambiente. En esta línea, resulta esencial cooperar y colaborar entre todos, más que competir, y analizar cómo todos los actores del cambio pueden poner de su parte para salir de ésta. Todos los sectores deben aportar mucho más y los fabricantes deben apoyarse más en sus colaboradores y proveedores.

3) Imitar a la naturaleza

El estado ideal es caminar hacia la utopía de la economía circular e imitar a la naturaleza, que no produce ningún residuo. Es esencial dejar un planeta mejor para las sociedades futuras y producir más sí, pero siempre de manera sostenible. En el fondo, el ser humano funciona por imitación y aplica todo aquello que hace un vecino o un competidor, lo que también funciona en favor de la sostenibilidad. 

4) Responsabilizarse

Las marcas van a una velocidad increíble para liderar el cambio, pero el gran protagonista de éste debe ser el ciudadano. No hay que agotar la capacidad de sacrificio del ciudadano y hacer que el mensaje sostenible le resulte atractivo, además hay que ser capaces de transmitirles los posibles beneficios y riesgos para su salud o la de sus hijos. Los ciudadanos deben repensar el estilo de vida que quieren tener a la hora de comprar y consumir y, por tanto, tomar conciencia de que los pequeños gestos marcan la diferencia. Los medios de comunicación deben activar esta pregunta a los ciudadanos: Y yo, ¿qué puedo hacer?

- Las empresas

Cada vez hay más empresas socialmente responsables que saben que esta estrategia aporta unos beneficios totalmente lícitos y no actúan sólo por oportunidad. Es injusto tratar a las empresas como culpables, cuando en general están haciendo mucho más por el medio ambiente que los propios ciudadanos y que la mayoría de administraciones públicas.
Los sistemas integrados de gestión son vilipendiados por algunos sectores y aún necesitan un reconocimiento. Los trabajadores también pueden ser embajadores de la sostenibilidad, si reciben la formación necesaria para ello. Los nuevos negocios tendrán que seguir por este camino o, con toda probabilidad, dejarán de serlo.

- Los ciudadanos

El principal reto de la sostenibilidad es conseguir que el consumidor la haga suya. Siete de cada diez hogares en España no son aún sostenibles. Resulta esencial informar, concienciar y hacer los procesos de compra y uso lo más sencillos posibles para convencer a las familias. Todos tenemos responsabilidad en materia de sostenibilidad y debemos aportar nuestro grano de arena. La sostenibilidad debe estar en el centro de las decisiones de los consumidores. Es el momento de la sostenibilidad y es necesario cooperar y colaborar, más que competir. El tsunami social es irreversible y lo estamos viviendo en primera persona.
La educación, la sensibilización y la concienciación son los retos principales de la sostenibilidad. Ésta es sinónimo de ahorro y el balance final siempre será positivo, aunque sea necesaria una inversión importante.

5) Actuar

Tanto las organizaciones de todo tipo (públicas, privadas y sin ánimo de lucro) como la ciudadanía deben replantearse cómo hacen las cosas. Resulta esencial situar el foco en la acción, en buscar soluciones y en adoptar medidas tangibles, además de ponerlas en práctica con cierta agilidad, con el objetivo de dejar un planeta mejor para las sociedades futuras.
Por ejemplo, el plástico se puede reciclar. Se ha estigmatizado a este material, pero hay que descargarle de parte de esta culpabilidad porque no es el responsable único de la contaminación en el planeta. Es necesario darle un valor añadido y ser conscientes que ningún residuo debe ir a parar a nuestro entorno natural sino a los contenedores correspondientes para el reciclaje, tanto los fabricantes como los ciudadanos somos corresponsables de dónde acaban nuestros envases.

6) Comunicar

Resulta fundamental trabajar la sostenibilidad por convicción y dejar totalmente de lado el puro green washing. La ciudadanía debe percibir que existe un verdadero esfuerzo y una verdadera apuesta por una gestión más ecológica y sostenible y por la supresión de las prácticas más contaminantes. La comunicación interna es fundamental para que los empleados conozcan cómo sus organizaciones generan y construyen. Es importante poner en valor lo poco o mucho que hacen los ciudadanos y las organizaciones en materia de sostenibilidad, porque eso anima a superarse.

El grupo de los expertos de RSC y asistentes en las oficinas de Henkel Ibérica, de izquierda a derecha: Francesc Lozano Winterhalder, Griselda Serra, Beatriz Aylagas, José Luis Gallego, Xavier Guerrero, Txema Morales, Christian Fessler, Roberto Gavilán, German Blando, Toni Machín, Laura Pujal, Elisenda Ballester y Marcos González.

Las empresas tienen el gran reto a la hora de comunicar con un lenguaje sencillo y creíble las iniciativas que están impulsando en cuanto a reciclaje y sostenibilidad y, al mismo tiempo, no parecer oportunistas. Los medios de comunicación masivos no acostumbran a transmitir valores en favor de la sostenibilidad. El medio ambiente a golpe de noticia no avanza, sino que deben socializarse más conceptos como el de la economía circular. A pesar de que las campañas lleguen sólo a una minoría, resulta imprescindible seguir impulsándolas con la obligación de hacerse entender. Hay que lanzar mensajes sobre la calidad del aire que respiramos, el agua que bebemos o los paisajes que nos podemos encontrar en el futuro. 

En el debate “Consumo sin huella: Hacia una economía circular” del que se extraen estas conclusiones participaron: Beatriz Aylagas, especialista en Responsabilidad Social Corporativa de Ecoembes; Xavier Guerrero, director adjunto de Asociación Española de Naciones Unidas; Txema Morales, Client Services Director de Kantar Worldpanel; Francesc Lozano Winterhalder, experto en sostenibilidad y medio ambiente y profesor de ESADE; Director Iberia de Alpla; Jose Luis Gallego, periodista ambiental, Marcos González, periodista y fundador de Corresponsables; Roberto Gavilán, Sales & PET purchasing y Elisenda Ballester, Directora de Comunicación Corporativa de Henkel Ibérica.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario