«Vamos a vivir más de 100 años y hay que pensar qué hacer con todo ese tiempo»

«Vamos a vivir más de 100 años y hay que pensar qué hacer con todo ese tiempo»

Pedro Mondelo, experto en empresas saludables, abre el foro del Congreso Internacional de Prevención de Riesgos laborales en Zaragoza, instando a «repensar» el concepto de trabajo ante el desafío digital y el envejecimiento poblacional. Advierte del auge de las enfermedades mentales por la tendencia de la sociedad a la soledad.
12 Noviembre 2019

El profesor Pedro Mondelo, durante su conferencia en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza. - ISSLA

La configuración del mundo del trabajo está cambiando por los cuatro costados, una transformación en la que es necesario afrontar retos como los riesgos para el empleo de la digitalización, el envejecimiento poblacional o la brecha de género. Así ha quedado patente en la apertura del 6º Congreso Nacional de Prevención de Riesgos Laborales, que se celebró el 7 y 8 de noviembre  en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza con la participación de más de 300 expertos procedentes de todos los puntos de la geografía española. La conferencia inaugural ha corrido a cargo de Pedro Mondelo, experto en empresas saludables, que ha marcado como una de las prioridades para avanzar en el futuro la mejora de las políticas de conciliación. «Necesitamos niños, a los que los tienen hay que ponerles en un altar», sentenció.

 El conferenciante es profesor en la Universidad Politécnica de Cataluña, donde dirige el Centro de Investigación para la Mejora e Innovación de las Empresas (CERPIE, por sus siglas en catalán). «El futuro que nos viene son exoesqueletos, big datablockchain y conciliación», ha aseverado. En su opinión, «no es sostenible» la manera de trabajar actual ni el sistema de pensiones, por lo que ha abogado por «repensar» el concepto del trabajo sin separarlo de la vida porque «ya son lo mismo».

«Otra cosa es cómo nos ganamos el dinero», ha agregado ante la progresiva sustitución de muchos empleos por robots. En este sentido, ha apelado a que cada trabajador reflexione internamente sobre sus fortalezas: «qué hago yo bien, en qué soy bueno». «Solo les pagarán por formular preguntas inteligentes», ha afirmado. «Generar empleo no es usar la fuerza psicomotriz de las personas, eso lo puede hacer una máquina, es utilizar la inteligencia de las personas», ha razonado.

Otra de las consecuencias de la robotización es, ha advertido, que «cada vez vamos a trabajar más solos», lo que se suma al creciente número de personas que viven sin compañía. Como consecuencia, ha augurado un incremento de las enfermedades mentales que ya se detecta. «Hay más posibilidades de suicidarse que de que te pase cualquier otra cosa», ha afirmado.

VIVIR MÁS DE 100 AÑOS

Mondelo ha hecho también hincapié en cómo afectan los retos demográficos al mercado laboral. «Van a morir en su puesto de trabajo o mal trabajando. No se van a jubilar», ha asegurado con sorna al público. «Vamos a vivir más de 100 años y hay que pensar qué hacer con todo ese tiempo», ha remarcado. Por este motivo, ha apostado por crear puestos de trabajo transgeneracionales para que «cualquier persona a cualquier edad sea productiva».

Ante todos estos cambios, el profesor ha recomendado configurar «empresas saludables» desde un punto de vista integral y ha considerado que la ética «va ser el gran caballo de batalla» en la prevención de riesgos laborales.

En el acto de inauguración del congreso también ha participado la directora general de Trabajo del Gobierno de Aragón. Soledad de la Puente, que ha hecho un repaso de las situaciones «muy complicadas» a las que se enfrente el mundo laboral. Ha recordado, por ejemplo, que el 25,7% de los empleos en España son susceptibles de ser sustituidos por máquinas (un 7,7% más que en el conjunto de Europa) y que, según el Banco Mundial, se necesitan crear unos 600 millones de puestos de trabajo para el año 2030 solo para sostener el vertiginoso ritmo de crecimiento poblacional y evitar que millones de personas caigan en la pobreza. No en vano, ha señalado que la proporción de personas mayores de 45 años se prevé que pase del 8% al 14% hasta el 2040.

DEFICIENCIAS DE LA UNIVERSIDAD

«Nos tenemos que ir preparando porque la única posibilidad que tenemos para enfrentarnos al reto de la digitalización es la formación», ha recalcado, por lo que ha instado a la población trabajadora a «asumir nuevas competencias y cualificaciones», porque solo quienes las tenga –ha agregado– «podrán aprovechar los nichos de mercado y la generación de nuevo tipos de empleo».

Por otra parte, De la Puente ha señalado las «deficiencias» que a su juicio presenta el sistema universitario como es el hecho de que solo dos carreras universitarias con competencias para hacer proyectos de obra (arquitectura técnica y ingeniería de obras públicas) incluyen en sus planes de estudios la seguridad y salud laboral; y que la medicina del trabajo «sigue apareciendo como una simple asignatura optativa» en este grado.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario