Competencias Profesionales

Competencias Profesionales

Un profesional es un miembro de una profesión o persona cuyo sustento de vida es a través del ejercicio de una actividad laboral específica.
13 Septiembre 2019

El término además, describe los estándares educativo y de preparación que permiten a los miembros de una profesión ejecutar los específicos roles que caracteriza a la misma. Los profesionales, en su mayoría, están sujetos a estrictos códigos de conducta, rigurosa ética profesional y obligación moral con la sociedad.

Dejadme ir un paso más allá… Hoy quiero explicaros lo que yo entiendo por “buen profesional”, sus competencias, su comportamiento, sus decisiones y todo aquello que hace que (según mi parecer y experiencia) nos convirtamos en la opción elegida ante otros profesionales.

Competencias Profesionales: 12 reflexiones 

  • 1.- Un profesional es aquella persona que tiene plenamente identificado su “Core Business”, el corazón de su “saber hacer” y su “saber ser”. Alguien que sabe en lo que es realmente bueno y ha centrado todas sus energías en desarrollarlo, generando valor y demostrando que sabe de lo que habla (porque lo ha vivido, estudiado, investigado y puesto en práctica).
  • 2.- Un profesional sabe perfectamente quien es su cliente, identifica su nicho de negocio actual y futuro (siendo capaz de detectar sus fortalezas ante el entorno y posibles amenazas y elabora hojas de ruta para canalizarlo). Sabe cómo llegar a quienes están realmente interesados en lo que él/ella ofrece y consigue (a través de un networking efectivo) llegar a sus comunidades de influencia con facilidad cuidándolas para seguir creciendo y generando negocio tanto en el mundo real como virtual.
  • 3.- Un profesional se deja la piel en su producto para hacerlo único, sabe que debe permanecer en fase beta permanente para seguir desarrollando y perfeccionando. Para ello tiene detectadas sus fuentes de aprendizaje mediante una curación de contenidos excelente para mantenerse al día.  Sabe que su supervivencia y crecimiento pasa por todo esto, por lo que dedica un tiempo exclusivo al aprendizaje (tanto formal como informal) optimizando al máximo todo lo que le ofrecen las nuevas tecnologías, tanto a nivel de efectividad como de productividad, como de crecimiento ya que no contempla bajo ningún concepto la posibilidad de estancamiento, debe ser y es plenamente consciente de que sus conocimientos de  hoy no serán suficiente mañana…
  • 4.- Un profesional sabe que su avance depende también de la adquisición de competencias digitales, de ahí que prospecte de manera natural y curiosa nuevas herramientas que le lleven a una residencia digital cómoda, optimizada y asegurada. Sabe que cada hora que dedica a elaborar, trabajar y mantener su entorno personal de aprendizaje  es algo que le acerca al éxito.
  • 5.-Un profesional es plenamente consciente de la importancia del desarrollo de su Marca Personal y la trabaja con una estrategia clara de posicionamiento tanto en el offline como en el online. Sabe cómo quiere ser reconocido/ida, trabaja su propuesta de valor, elabora su mensaje y su plan de comunicación personal, elige sabiamente los canales que le son de utilidad y los utiliza con maestría. Sabe rodearse de los mejores y cuida a su comunidad de influencia a través del desarrollo de acciones generosas de apoyo e interacción que le permiten en un momento determinado llegar a ellas cuando lo necesita y obtener respuestas y resultados. Es quien sabe medir el impacto de su marca y decidir medidas correctoras necesarias para seguir manteniéndola en el tiempo y convertirse en un profesional de referencia en ambos mundos. Sabe que su marca debe ser sólida, humana y creíble para ser encontrado y es plenamente consciente de que la red son las personas que la componen y sólo desde el respeto a su comunidad podrá avanzar.
  • 6.- Un profesional no se conforma con lo que ocurre en su sector, es alguien que investiga e incorpora las nuevas tendencias, es el camino para sumar nuevo valor, así su “know-how” cada vez es más potente, resonante, enriquecedor y eso hace que su producto se mantenga en un área de creatividad y de innovación permanente.
  • 7.- Un profesional advierte lo que vale su trabajo y tiene claro el precio de sus servicios, sabe que quién quiere tenerle cerca estará dispuesto a pagarle porque realmente vale. Con el tiempo ha desarrollado un buen radar y eso le hace poderoso/a y fuerte al pronunciar ese “Gratis no gracias” tan necesario para conservar el respeto profesional por el que lucha a diario.
  • 8.- Un profesional comprende la importancia de ponerse en valor y protegerse, tiene claro que sus valores y principios deben prevalecer para seguir manteniéndose, así que en muchas ocasiones toma decisiones respecto a futuros clientes que no comulgan con sus valores en detrimento de su propia economía porque es consciente de que será “pan para hoy y hambre para mañana”. Sabe que la ética es muy, pero que muy rentable.
  • 9.- Un verdadero profesional, si le ofrecen un proyecto que no le conviene o encaja (porque se aleja de lo que no puede desarrollar de manera eficiente), lo declina, es sabedor de que no podrá llevarlo al éxito y de los peligros que entraña para su reputación. Si es generoso y está bien rodeado lo que hará es derivarlo a un colega que sí pueda cumplir las expectativas del cliente. Os aseguro que el efecto de una decisión tan difícil (pérdida de ingresos) tiene un efecto de profesionalidad multiplicador que siempre vuelve a nosotros de forma positiva, no hacerlo es meternos en lares que no nos corresponden y eso es muy peligroso.
  • 10.- Un verdadero profesional convive perfectamente con la competencia directa porque está tan seguro de su valor que no le ve como una amenaza, en todo momento se siente seguro de quien es. Por ende, comparte, regala conocimiento porque sabe que en el momento que lo hace se va ganando su respeto y agrandando su área de actuación. Sabe que cuantas más personas hablen y enriquezcan su actividad, más posibilidades se le abren si es realmente bueno.  Entiende que le podrán robar sus conocimientos pero no su talento para desarrollarlos.
  • 11.- Un verdadero profesional no critica a otros profesionales, intuye que hacerlo no le conviene, mientras dedica tiempo a esto se convierte en mediocre, pierde su verdadero foco y se empobrece terriblemente enfrente al entorno profesional. Jugar limpio es necesario porque en nuestro mundo profesional todo se sabe…
  • 12.- Un verdadero profesional es aquella persona que toma las riendas de su presente trabajándolo día a día y es capaz de trazar caminos y rutas claras (alianzas, aprendizaje…) para acercarse al futuro en el que quiere estar, sabe a conciencia plena, que hacer de su vida personal y profesional algo extraordinario está únicamente en sus manos.
¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario