Víctimas olvidadas: solo el 6% de los accidentes mortales en el campo se consideran laborales

Víctimas olvidadas: solo el 6% de los accidentes mortales en el campo se consideran laborales

Lo más habitual es que los que fallecen sean personas jubiladas que realizan tareas en sus fincas,por lo que no son catalogados como accidentes laborales
11 Julio 2019

El sector agrario, silvícola y pesquero registró durante 2018 un total de 36.818 accidentes laborales con baja, un 0,53% menos que en 2017 (37.016), pero con un aumento del número de accidentes mortales, que creció un 18%, al pasar desde 72 hasta 84 personas. Sin embargo, solo el 6% de los accidentes mortales que se dan el campo son catalogados como tales, ya que el resto, al estar implicadas personas mayores y jubiladas, no se consieran como tales y se convierten en víctimas olvidadas por las estadísticas.

Los accidentes mortales de tractor están siendo un producto de una combinación de factores que van desde la antigüedad del parque al uso no adecuado de estas máquinas agrícolas. Lo más habitual, además, es que los que fallecen sean personas jubiladas que realizan tareas en sus fincas. Esa es la razón de que la mayor parte no sean catalogados como accidentes laborales, según recoge lavozdegalica.es.

«Cuando hablamos de accidentes de tractores, hay que tener en cuenta una cosa, que son las máquinas para hacer el trabajo agrícola y las tareas que normalmente se realizan solas. Además, los accidentes de este tipo suelen ocurrir en lugares alejados de los centros de salud», apuntan fuentes de Unións Agrarias especializadas en prevención laboral.

Más allá de ese punto de partida, el escenario que se dibuja en Galicia en torno a este tipo de accidentes es que solo un 6% son catalogados como accidentes laborales (una cifra muy similar a la del resto de España) porque la mayoría afectan a jubilados que realizan labores esporádicas o de fin de semana en sus fincas. Además, muchas de esas víctimas olvidadas no utilizan tractores con medidas de seguridad homologadas por tratarse de vehículos muy antiguos. «Muchos también los utilizan como medio de transporte, aunque las personas tienen prohibido llevarlos. Pero también hay muchas personas mayores que se toman el pecho cuando dicen «mi tractor tiene treinta años», añaden desde Unións Agrarias.

Precisamente son esos tractores más viejos los que conllevan un mayor riesgo por carecen de medidas de seguridad. De hecho, como apuntan desde el sector, algunos de los que se usan de vez en cuando para tareas esporádicas no han pasado ni la ITV. En un 47% de los casos la razón del accidente es el vuelco, un riesgo que podría prevenirse con la utilización de una protección que cumpla la normativa. Desde una cabina a un arco, un pórtico o un bastidor.

Las salidas de vía protagonizan el 15% de los accidentes, mientras que otro 10 % son personas que quedan atrapadas por alguna parte del vehículo. Además, desde Unións Agrarias, hacen otra anotación: «Las personas no tienen una capacitación específica en el manejo de esta maquinaria porque a menudo no es solo el tractor, son todas las herramientas que tienen socios y tienen muchos problemas con la maquinaria en sí». Y agregan que el hecho de que la mayoría de las personas que trabajan en el campo es autónoma hace que la aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales sea más limitada y que provoque que se incremente cada año estas víctimas olvidadas por las estadísticas.

Fuente. Agroinformacion

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario