El primer borrador de la norma ISO 45001, paralizado al no lograr la aprobación del Comité

El primer borrador de la norma ISO 45001, paralizado al no lograr la aprobación del Comité

Los sindicatos se atribuyen el mérito gracias a su labor de oposición
18 Noviembre 2014

El 18 de octubre, el proyecto de norma internacional en materia de seguridad y salud en el trabajo ISO 45001 no recibió la mayoría de votos de dos tercios de los miembros del comité a cargo de este trabajo dentro de la Organización Internacional de Normalización (ISO) . El proyecto será revisado y votado de nuevo. Para los sindicatos, esta es una primera victoria ya que el texto era particularmente desfavorable para los trabajadores.

La Confederación Sindical Internacional (CSI), puso en marcha a mediados de octubre un recurso contra el proyecto de norma (ISO 45001), que abarca los sistemas de gestión de salud y seguridad en el trabajo. CSI consideró que iba en contra de los convenios de la Organización Internacional de la salud del Trabajo (OIT) en materia de seguridad y salud en el trabajo (SST). La CSI contaba con el apoyo de las federaciones internacionales sindicales de trabajadores de la función publica así como de otras federaciones sindicales internacionales, todas los cuales habían seguido el desarrollo de la norma y la habían criticado fuertemente e incluso cuestionado su propia elaboración.

Para la CSI, el proyecto tiende a poner sobre los hombros de los trabajadores la responsabilidad en caso de incidente relacionado con la seguridad y salud en el trabajo, mientras que cualquier participación de los trabajadores en la gestión de la SST y su gestión fue rechazada. La adopción de esta norma podría conducir a "un sistema de culpar a los trabajadores."

"La seguridad basada en el comportamiento [behaviour based safety] no resuelve los problemas relacionados con la salud y la seguridad en el lugar de trabajo, sino que los ignora. Encuentra chivos expiatorios en la mano de obra, y no soluciones de gestión", se quejó CSI en un comunicado de prensa.

En cambio, el texto era particularmente complaciente con las empresas. En una versión presentada en julio de 2014, toda referencia a la responsabilidad del empleador en SST había desaparecido, para disgusto de la OIT, que en agosto 2013 firmó con la ISO un Memorando de Entendimiento que indicaba que la norma no debía ir en contra de los convenios de la OIT. Pero dichos convenios, al igual que la legislación europea (Directiva Marco de 1989) estipulan que los empleadores deben garantizar la salud y seguridad de sus empleados.

Según la CSI, sólo cuatro de los 83 expertos que participaron en el grupo de trabajo que desarrolló el proyecto de norma provenían de las organizaciones de trabajadores. Los sindicatos no cuentan aflojar la presión, ya que este revés no significa el abandono del proyecto. Se esperaba inicialmente que la norma fuese adoptada antes de finales de 2016.

Si bien durante las primeras décadas de su existencia la ISO se dedicó principalmente a la elaboración de normas técnicas, en los últimos treinta años se ha introducido cada vez más en otras áreas. A finales de 1980, la ISO adoptó sus primeras normas sobre sistemas de gestión de la calidad - las famosas ISO 9000 - a las que siguieron las normas sobre el medio ambiente, gestión de recursos humanos, etc., asumiendo el riesgo de desarrollar instrumentos que compiten con la legislación, en particular en el ámbito social. Si bien las normas ISO no son legalmente vinculantes, en realidad un número cada vez mayor de leyes hacen referencia a ellas y a veces no dejan otra opción que aplicarlas.

Fuente: ETUI

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario