El INSS publica la segunda edición de su Manual de Ayuda para la Valoración de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Trastornos Somatomorfos, Sensibilidad Química Múltiple y Electrosensibilidad

El INSS publica la segunda edición de su Manual de Ayuda para la Valoración de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Trastornos Somatomorfos, Sensibilidad Química Múltiple y Electrosensibilidad

Afectados y profesionales médicos se oponen al contenido de la guía
14 Julio 2019

El pasado día 9 de mayo, afectados y afectadas de fibromialgia, fatiga crónica, sensibilidad química y electrohipersensibilidad protagonizaron concentraciones reivindicativas frente a 33 sedes provinciales del INSS en protesta por el contenido de la nueva guía de valoración de estas patologías editada por el organismo.

Los Inspectores Médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social y de las comunidades autónomas con las competencias transferidas, así como la totalidad de profesionales médicos de atención primaria, ya disponen de la nueva «Guía de Actualización en la Valoración de la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, Electrosensibiilidad y Trastornos Somatomorfos». El nuevo documento incluye una definición de cada una de estas patologías e incorpora instrucciones e indicaciones sobre cómo abordar su tratamiento y, especialmente, criterios de valoración y seguimiento de las incapacidades temporales o permanentes que tengan causa en estas enfermedades.

Desgraciadamente, una vez más, las esperanzas del colectivo de afectados de ver reconocidos sus derechos y la verdadera entidad -y capacidad invalidante- de las patologías que sufren se han desvanecido a raíz de hacerse público el contenido de un documento que, según el doctor Fernández Solà, especialista en Medicina Interna del Hospital Clínico de Barcelona y notorio experto en la materia, «no reúne los mínimos criterios de consistencia científica» y contiene «muchas afirmaciones no fundamentadas que pueden ser perjudiciales para los pacientes afectados por estas enfermedades y confusas respecto la definición, terminología, pronóstico y tratamiento de los pacientes ».

La disconformidad del doctor Solà, expresada a través de una carta abierta, refleja el intenso malestar que ha conducido a más de 150 entidades de enfermos, la mayoría agrupadas en la Coalición Nacional Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple y electrosensibilidad (CONFESQ), a iniciar una intensa campaña de protesta que a día de hoy ya ha conseguido reunir más de 24.000 firmas de apoyo reclamando la retirada de este documento. Una guía que, al proporcionar instrucciones a los profesionales médicos poco adecuadas y que no toman en consideración la verdadera naturaleza de las patologías que aborda, puede perjudicar severamente la calidad de la atención médica que reciben las enfermas, vulnera el derecho a la propia salud y dificulta, o impide, el acceso de estas personas a las prestaciones de la Seguridad Social que les corresponderían en atención a su estado de salud y la capacidad invalidante de las patologías que los afectan.

El pasado día 9 de mayo en una rueda de prensa , además de enumerar y explicar los motivos de oposición al contenido de la Guía, las asociaciones presentes anunciaron la intención de impulsar acciones legales para conseguir no tan sólo la definitiva retirada de la polémica Guía sino, especialmente, el reconocimiento de estas patologías crónicas y la creación de baremos adecuados para determinar los grados de incapacidad laboral basados ​​en rigurosos criterios científicos y no en la negación de los síntomas, tal y como a estas alturas impone la Guía.

Fuente: Colectivo Ronda

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario