Los expertos piden una gestión de los disruptores endocrinos "idéntica" para todos los sectores

Los expertos piden una gestión de los disruptores endocrinos "idéntica" para todos los sectores

De acuerdo con un informe científico francés encargado por la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo (Peti), el actual marco regulatorio de la UE no protege la salud humana y el medio ambiente del impacto de los disruptores endocrinos (DE)
14 Junio 2019

"Es muy poco probable que se logre el objetivo de que todos los DE sean reconocidos como sustancias altamente preocupantes para 2020, tal como lo prometió el Séptimo Programa de Acción para el Medio Ambiente", escriben los autores del informe Barbara Demeneix y Rémy Slama.

Los expertos piden "una gestión idéntica de los DE en todos los sectores para los cuales es muy probable que el uso de DE implique la exposición de la población, especialmente pesticidas, materiales de contacto con alimentos y aditivos, bienes de consumo, cosméticos, dispositivos médicos y juguetes".

Actualmente hay "requisitos de datos insuficientes" para identificar eficientemente los DE en cualquier sector, escriben. "El uso de las pruebas de DE que cubren todas las modalidades y puntos finales de la EDC d DE ser obligatorio en todos los expedientes de solicitud presentados por la industria", añaden.

Pero también identifican una "necesidad urgente" para acelerar el desarrollo y la validación del método de prueba, especialmente para el sistema tiroideo y las hormonas metabólicas. Los reguladores también necesitan hacer un mejor uso de las publicaciones académicas al evaluar las propiedades de DE, añaden.

Los autores señalan que el proceso actual de validación de las directrices de prueba de la OCDE puede demorar hasta una década. "Uno de los principales problemas es que el país que propone la prueba tiene que encontrar los recursos financieros y de infraestructura para llevar a cabo las pruebas que, en el clima económico actual, pueden ser difíciles", dicen.

Añaden que Francia es consciente del problema y ha propuesto un centro nacional para las pruebas y validación de DE en su estrategia de DE. Más allá del desarrollo de pruebas, los expertos sugieren seis áreas de investigación que necesitan priorizar:

  • efectos epigenéticos de los DE;
  • efectos a través de generaciones;
  • efectos sobre el microbioma;
  • química verde;
  • nuevos tipos de DE ; y
  • Caracterización de las relaciones dosis-respuesta para los efectos de los DE en humanos.

Efectos de dosis bajas

El informe científico cubre efectos no monotónicos, enlos que se ha observado que los DE causan efectos adversos más fuertes en dosis bajas que en exposiciones más altas. Como resultado, "intentar caracterizar las relaciones dosis-respuesta e identificar umbrales seguros probando un pequeño número de dosis (generalmente tres en algunas pruebas reglamentarias) puede ser ineficiente para los DE", sugieren.

Advierten que "es poco probable que se puedan establecer niveles seguros", dado el conocimiento científico sobre acciones específicas de los DE. "En consecuencia, si una sustancia es un DE, una lógica de 'nivel autorizado' (o evaluación de riesgos) debe ser reemplazada por una lógica de no exposición".

Los investigadores confían en que sus recomendaciones "no conducirán a la prohibición de un gran número de sustancias mal caracterizadas". Siguiendo las recomendaciones "solo llevaría a un uso reducido o la prohibición de sustancias con evidencia de un efecto adverso y su uso en productos que impliquen la exposición de la población general", concluyeron.

El profesor Demeneix es un líder de equipo en una unidad del Centro Nacional de Investigación Científica en el Museo Nacional de Historia Natural de París. La Dra. Slama es epidemióloga ambiental e investigadora principal del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia.

Adjuntamos el texto completo del informe

Fuente: Chemical Watch

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario