¿Cómo encontrar la felicidad en el trabajo?

¿Cómo encontrar la felicidad en el trabajo?

Para algunas personas puede ser una utopía, pero lo cierto es que sí que podemos llegar a ser felices haciendo nuestro trabajo. Podemos incluso llegar a un nivel de felicidad similar al que sentimos cuando estamos compartiendo el tiempo con familia o amigos.
8 Abril 2019

Si consigues ese nivel de felicidad puedes convertir tu trabajo en algo más que el medio con el cual consigues ingresos, convertirlo en algo que te ayuda a ser feliz. Pasamos una gran parte de nuestra vida trabajando y creo que difícilmente uno puede ser feliz en su vida si no lo es trabajando.

Cuando hablamos de felicidad en el trabajo, muchas veces la asociamos a todas esas acciones que se hacen dentro de la organización para garantizar el bienestar de las personas, lo que a mí me gusta llamar ‘’píldoras de la felicidad’’, como lo son tener un horario flexible de entrada y salida, poder disfrutar de las vacaciones en cualquier época del año, tener un plan de formación continua, el buen ambiente laboral, la retribución económica, las ayudas de guardería, regalos de cumpleaños, permisos ilimitados o el poder teletrabajar.

Efectivamente, estas píldoras de la felicidad son factores para propiciar la felicidad dentro de la organización. Sin embargo, los CEOs de las empresas tienen que ir más allá de estos beneficios sociales para contribuir a la felicidad de sus equipos, ya que las personas que se sienten felices en su trabajo son más productivas y generan un clima laboral excelente. Ahora, quien tiene que poner de su parte y experimentar la felicidad en el trabajo es la propia persona, al fin y al cabo, son éstas las que pueden traer su pasión y entusiasmo a la oficina.

Elige ser feliz en tu puesto de trabajo actual

La felicidad es cuestión de actitud. Reflexiona sobre los aspectos que más te gustan en tu puesto de trabajo y evita las cosas o personas negativas. Rodéate de compañeros y compañeras que te gusten y pasa tu tiempo con ellos/as.

Haz lo que te apasione cada día

Para ser feliz, debes hacer algo que te guste todos los días. Te puede gustar o no tu trabajo actual, también tendrás tareas que te gusten más o menos, días buenos y días malos o creer que puedes o no encontrar algo que te guste en tu puesto. Piensa en tus habilidades e intereses y encuentra algo que puedas disfrutar haciendo todos los días.

Conoce lo que está pasando en tu trabajo

Para que una persona sea feliz, es muy importante que sepa lo que está pasando dentro de la organización. Las personas muchas veces expresan que no reciben suficiente comunicación e información sobre su empresa o sobre los proyectos de su departamento. Para esto, es importante que se utilicen metodologías ágiles (Sistema Lean Office) que permitan hacer reuniones semanales y mensuales, para compartir conocimiento y monitorizar el estado actual del departamento con unos indicadores adecuados, proponer ideas de mejora y saber todo lo que está sucediendo a todos los niveles de la empresa.

Si lideras un equipo, reconoce el trabajo bien hecho y retroalimenta a las personas

Aunque las personas estén desempeñando sus funciones con éxito, también quieren recibir reconocimientos para saber cómo les va, es importante reconocerlas, evaluarlas y apoyarlas, esto las hace más seguras.

Evita la negatividad

Para ser feliz hay que evitar las conversaciones negativas y las personas infelices. No dejes que las personas con actitud negativa te derriben.

Haz amigos

Tener un mejor amigo en el trabajo te hace feliz y más productivo.

 “Las personas que ponen pasión en lo que hacen mejoran en talento. Las empresas felices consiguen personas implicadas y grandes profesionales”.

Apuesta por la empresa feliz. ¡Tus beneficios serán infinitos!

En definitiva, para las empresas es beneficioso que sus colaboradores y colaboradoras estén felices trabajando, ya que reducirán en absentismo laboral y la rotación será prácticamente nula. Además, un empleado/a feliz está más comprometido con los objetivos y es más fiel, piensa con más claridad, trabaja mejor y está menos estresado siendo mucho más productivo; todo son ventajas. Cuando las empresas descubren esto empiezan a crear entornos que propicien esa felicidad para convertirla en mejores resultados.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario