Los forenses destapan el fallecimiento por amianto de dos exobreros de la industria en Cartagena

Los forenses destapan el fallecimiento por amianto de dos exobreros de la industria en Cartagena

Los jueces fueron informados del hallazgo, de cara a las posibles consecuencias para sus antiguas
11 Abril 2019

Tres autopsias realizadas por los forenses de Cartagena en los dos últimos años han sacado a la luz la presunta vinculación de la muerte de dos antiguos trabajadores del sector industrial con la exposición al amianto durante su vida laboral. En concreto, padecían un mesotelioma o cáncer de pulmón. En otro caso, el análisis de las muestras biológicas tomadas al cadáver desveló que, si bien la persona falleció por una caída accidental, sufría fibrosis, otra patología relacionada con la inhalación de fibras de asbesto en sus centros de trabajo. Hasta ahora, no ha trascendido para qué empresas del municipio trabajaron estas tres personas.

En relación con los dos primeros expedientes, los exámenes fueron realizados por el Instituto de Medicina Legal cartagenero y el Hospital Vall D'hebrón, ubicado en Barcelona, en el año 2017, y los forenses dieron parte a los juzgados de Cartagena. Según confirmaron fuentes del Instituto de Medicina Legal a 'La Verdad', los afectados eran hombres de 68 años.

En cuanto al tercer expediente, abierto en 2018, la familia del exobrero estudia la presentación de una demanda contra la compañía en la que estuvo contratado. Según indicaron fuentes conocedoras de este asunto, el fallecido era también un hombre y tenía en torno a 80 años edad.

Esta última intervención de los servicios de auxilio judicial en el ámbito de la medicina forense tuvo lugar en aplicación del convenio de colaboración firmado hace dos años entre el Servicio Murciano de Salud (SMS) y el Ministerio de Justicia, «en materia de investigación sobre estudio histopatológico de pulmón (asbestosis)».

Con el respaldo del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Santa Lucía y de la Gerencia del Área de Salud II, los gobiernos autonómico y central acordaron que las autopsias y la toma de las muestras para la cuantificación de las fibras de asbesto las asumieran los forenses. En cuanto al envío de las muestras al hospital de referencia de Barcelona, se realiza por cuenta del SMS.

Los patólogos del Santa Lucía se encargan de comunicar a los forenses sus sospechas sobre el origen del fallecimiento, y una vez que reciben las muestras de tejido pulmonar extraídas en la autopsia, las envían a Cataluña.

Otro de los objetivos del convenio es «atender el requerimiento de los familiares de los pacientes fallecidos con sospecha clínica de asbestosis, en el sentido de asumir los exámenes postmortem y la posterior cuantificación del contenido de fibras de asbesto en tejido pulmonar fijado en formol». Esto debe, asimismo, «permitir mejorar el diagnóstico médico legal de la causa y circunstancias de la muerte, con las consecuencias judiciales que de ello se deriva».

A las investigaciones judiciales sobre los fallecimientos por amianto se sumó, hace unos días, una denuncia de la Fiscalía Superior de la Región contra Repsol por los presuntos delitos de homicidio por imprudencia, lesiones graves por imprudencia y contra los derechos de los trabajadores en la refinería de Escombreras.

Listado con 3.197 personas

A raíz de una denuncia de la Asociación de Perjudicados y Afectados por Enfermedades Producidas por el Amianto (Apena), el Ministerio Fiscal recabó datos sobre la aparente relación de la muerte de un extrabajador en 2011 con el hecho de haber tenido contacto con el polvo tóxico; y con la enfermedad profesional de cuatro exempleados, reconocida por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Estas cuatro personas tuvieron relación laboral con la compañía en distintos periodos, entre los años 1962 y 2008.

La multinacional petrolera sostiene que sus trabajadores no han estado ni están en peligro por contacto con fibras de asbesto, porque el amianto «es un material de construcción, que no se utiliza ni se manipula en nuestros procesos, y que no está presente en nuestras materias primas o productos, por lo que no ha existido ni existe exposición de trabajadores al mismo».

Según datos provisionales del Registro de Trabajadores Expuestos a Amianto de la Región de Murcia, hay 3.197 trabajadores en este listado. De ellos, según cifras facilitadas por la Consejería de Salud, 794 son empleados expuestos en la actualidad, «cuyo seguimiento corresponde a los Servicios de Prevención», y 2.079 son trabajadores posexpuestos, «cuyo seguimiento corresponde al Servicio Murciano de Salud». Otras 324 personas han sido dadas de baja, al haber fallecido. El listado incluye datos de Navantia, Enfersa, Valeo y otras empresas. La Comunidad ha pedido datos a Repsol.

Fuente: La Verdad

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario