Todos menos Empleo, a favor de una nueva norma de fármacos peligrosos

Todos menos Empleo, a favor de una nueva norma de fármacos peligrosos

Partidos políticos, colegios profesionales y la propia Administración debaten la cuestión
3 Abril 2019

Los profesionales de la sanidad son cada día más conscientes de la problemática derivada de la manipulación de medicamentos peligrosos. Por ello, partidos políticos, colegios profesionales y la propia Administración se reúnen en este debate de Redacción Médica para abordar cuál es el método adecuado para regular el manejo de estos fármacos. Un tema de plena actualidad tras el registro de una Proposición No de Ley en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados por la que se exige una regulación estatal y en el que coinciden todos los agentes implicados a excepción del Ministerio de Trabajo. El representante de la institución ministerial es el único que no ve necesaria una norma nacional al considerar que es suficiente con las leyes y recomendaciones existentes. Por su parte, PP, PSOE, Podemos y Enfermería reclaman una normativa específica para tratar el problema de la medicación peligrosa y una prevención efectiva. Donde sí hay acuerdo es en la necesidad de fomentar la formación de profesionales sanitarios en este área y elaborar un estudio que diagnostique dónde es necesario implementar dispositivos de transferencia de sistema cerrado u otros formatos para el manejo seguro de estos productos. 

¿Consideran que es necesaria una norma para la regulación de los fármacos peligrosos?
José Luis Cobos Serrano, director de Planificación Estratégica y Vocal del Pleno del Consejo General de Enfermería: En Europa hay aproximadamente 20 millones de trabajadores sanitarios que están expuestos continuamente a las sustancias que llamamos peligrosas. Este es un problema que afecta especialmente al colectivo de Enfermería, que es el que más está relacionado con ellos. Respecto a la necesidad de establecer una regulación, opino que en España adolecemos de tener una gran legislación y normativa en muchos ámbitos, pero el problema está en que no se cumple.

Por ello, creo que hay que hacer cumplir la legislación ya existente y avanzar en otra que, a lo mejor, tiene que ser un poquito más específica. Hay algunos reales decretos, pero hace poco tuvimos la oportunidad de plasmar en un documento que entregamos a todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados la necesidad de establecer una nueva norma: un real decreto que establezca características concretas sobre el manejo de estos medicamentos peligrosos. 

Amparo Botejara Sanz, portavoz de Podemos en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados: Estoy de acuerdo con José Luis en que tenemos escrito casi todo, pero el problema es llevarlo a la práctica. El orden que regula el manejo de fármacos peligrosos debe estar unificado tanto en el sector público como en el privado, pues las normas de protección para los trabajadores tienen que ser las mismas en un ente que en otro.

Desde Podemos creemos que la regulación debe de ser de obligado cumplimiento, a nivel estatal y previo paso por el Consejo Interterritorial. Yo, como política, no puedo aportar información ni al listado de fármacos ni las distintas técnicas que puede haber. No puedo decir qué normas deben regir en Medicina Nuclear o cómo hay que utilizar los quimioterápicos porque es un problema técnico que deben evaluar los expertos. Cuando tengamos esa parte técnica cerrada, podemos pensar cómo lo hacemos. Tenemos que ver las circunstancias de la formación que tiene cada profesional y, sobre todo a nivel de enfermería, la movilidad que hay entre sus profesionales de unos servicios a otros. Muchas veces esos cambios se hacen sin tener en cuenta la formación.

María Teresa Angulo Romero, portavoz del PP en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados: El manejo de los fármacos peligrosos en los centros sanitarios es un tema que preocupa y sobre el que se está trabajando mucho. Me gustaría dejar claro que, a mí parecer, en España se avanza mucho en temas de seguridad laboral. Pero es verdad que en una sociedad tan dinámica, donde las innovaciones y la investigación van a un ritmo tan rápido, el legislador va por detrás.

Además, considero que en este tema hay que trabajar con serenidad y con conocimiento sobre lo que hay que regular. Debemos concretar qué fármacos tienen que estar incluidos en esas guías, si están todos los que son, si son todos los que están... Es una materia en la que se debe trabajar de manera transversal. En definitiva, creo que hay que legislar sobre este tema pero con criterios claros y consensuados. Debemos hacerlo de la manera más avalada, técnica y científicamente.

Desde el PP consideramos que esa labor debe hacerse de manera nacional. En el mes de julio presentamos una iniciativa para su debate en la Comisión de Sanidad pidiendo que se elaborara esa normativa a nivel estatal porque creo que si un fármaco es tóxico, lo es en cualquier lugar del país. A mí me gusta hablar de seguridad, de prevenir riesgos para que podamos seguir ofreciéndole al paciente todas las innovaciones. Entonces, una norma de carácter nacional sí, pero con criterios claros y consensuados.

Jesús María Fernández Díaz, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados: Para mí sí hay un déficit de regulación en la manipulación de medicamentos peligrosos. No solamente en España, a nivel europeo también. Se está trabajando en ello, en una puesta al día de las directivas europeas. En España se han elaborado unas normas técnicas por parte del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo, pero no hay una normativa que ponga negro sobre blanco.

Creo que debemos partir de esa normativa, que es necesaria y debe venir del ámbito laboral por ser a quien le corresponden las competencias en la prevención de riesgos laborales. Por tanto, tiene que ser el Ministerio de Trabajo quien (a través de sus órganos técnicos y de sus mecanismos de participación de los agentes sociales) tiene que llevar adelante esta normativa. Evidentemente, el Ministerio de Sanidad tiene mucho que decir. Pero la responsabilidad de regular sobre todos aquellos aspectos que tienen que ver con la prevención de riesgos es del Ministerio de Trabajo.

Según el PSOE, esta normativa de la que estamos hablando debe establecer cuáles son las condiciones de manipulación de estos medicamentos para garantizar un manejo seguro; marcar cuáles son las especificaciones técnicas de los dispositivos que se tienen que usar para evitar la contaminación; y regular unos códigos de buenas prácticas en la manipulación de estos medicamentos. Tras ello, al sistema sanitario le corresponderá ir más allá de su área y llegar también al ámbito social o sociosanitario. Creo que la norma de Madrid es buena, pero se limita (si yo no estoy equivocado), a los centros sanitarios públicos. Queda fuera la sanidad privada y todos los centros que no son sanitarios. Seguro que Xavier nos aclara mejor cuál es la situación legal ahora en España y en qué estado se debe de trabajar en el futuro. Luego queda todo el trabajo de implantación de estos mecanismos y de monitorización y cuando se ponga en vigor.

Xavier Solans Lampurlanés, técnico del Centro Nacional de Condiciones de Trabajo del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST): Creo que voy a ser la nota discordante en este debate. Desde que en el año 79 Falck dio la voz de alarma sobre la existencia de un problema en la administración de los compuestos antineoplásicos, ha habido un avance muy grande en medicamentos peligrosos en cuanto al estudio de medidas preventivas para intentar minimizarlo. Con el documento que publicó el Instituto Nacional de Seguridad y Salud del Trabajo sobre ese tipo de medicamentos peligrosos parece que se visibilizó el tema. Apareció en la superficie y adquirió una relevancia muy importante.

Para centrar el tema, decir que estos compuestos no son más que agentes químicos. En cuanto a la legislación, como decían José Luis y compañía, tenemos una normativa clara en riesgos laborales que es la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y de aquí emanan dos normativas para regular estos compuestos. Una es el Real Decreto 374/2001 sobre la protección, la seguridad y salud de los trabajadores contra los riesgos de agentes químicos en el trabajo, que ya nos dice que identificará si hay presencia de agentes químicos en el puesto de trabajo. Si además estos agente químicos fueran cancerígenos, la normativa del 665/97, de protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con agentes cancerígenos y mutágenos en el trabajo, nos va a exigir aún más en cuanto a medidas preventivas y de protección que exige el Real Decreto 374. Además, si tenemos en cuenta el problema de las mujeres embarazadas y el periodo de lactancia, tenemos el reglamento de los servicios de prevención 39/97 que delimita qué compuestos pueden influir en este embarazo y a cuáles no deben de estar nunca expuestas. Por tanto, pienso que normativamente no inventamos nada, creo que estos compuestos encajan perfectamente en lo que tenemos ahora mismo en España y en Europa.

Los medicamentos peligrosos son agentes químicos con lo cual les afectaría la aplicación de la normativa de agentes químicos, que ya nos dicen cómo hay que trabajar con ellos, cómo evaluarlos, qué manipulas, cómo lo manipulas, con qué frecuencia, cuántos son los afectados...

Además, la normativa no diferencia en ningún momento entre sistemas privados y públicos, afecta a todo el mundo por igual. La evaluación de riesgos la va hacer el empresario en cuanto que determine que sus trabajadores están expuestos a un agente químico, llamémosle benceno, llamémosle principio activo peligroso. Por tanto, creo que con la norma que tenemos actualmente estaría bien para regular estos fármacos.

El resto del amplio debate, que por su extensión no podemos incluir aquí, puede seguirse en el enlace que damos más abajo.

Fuente. Redacción Médica

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario