“Las personas con discapacidad intelectual no maquinan, perdonan pronto y abrazan mucho. Esto me parece muy inteligente” Javier Fesser

“Las personas con discapacidad intelectual no maquinan, perdonan pronto y abrazan mucho. Esto me parece muy inteligente” Javier Fesser

La discapacidad ha llegado a su vida por la puerta grande, nada más y nada menos que con la mejor película española del 2018, Campeones.
23 Febrero 2019

Pero no es nuevo en esto del cine, y menos aún con esto de los Goya. Es su momento y el de 10 actores más, el coro actoral de Campeones. Un equipo, junto a Javier Gutiérrez, que bajo la batuta de Fesser han conseguido en un año hacer lo que muchas entidades y empresas llevamos haciendo desde hace años: romper prejuicios y remover conciencias sobre el nivel inclusivo de nuestra sociedad.

Tras más de 20 años en el panorama cinematográfico, hablamos de Javier Fesser sobre el impacto social de su último film.

Javier, tienes una prolífera y exitosa trayectoria profesional, director de El milagro de P. Tinto, La gran aventura de Mortadelo y Filemón, Camino, Al final todos mueren, Campeones, entre otras, imaginamos que cada una de ellas te habrá marcado de forma única, ¿qué es lo que Campeones ha sembrado en ti?

La certeza de que tanto la capacidad como la discapacidad intelectual son términos difusos que significan mucho y no significan nada. Yo he trabajado con un equipo sin dar por hecho ninguna discapacidad o limitación de nadie y tengo que decir que no tuve que renunciar a hacer nada de lo que tenía previsto hacer y que, además, ocurrieron muchas más cosas y mejores de las que yo había preparado. Es increíble de lo que somos todos capaces cuando los demás confían en nosotros.

¿Qué supiste ver en el guion de David Marqués para decidir ponerte manos a la obra?

Los personajes que habitaban la historia, sin ninguna duda. Humor, ternura, mala leche y mucha emoción en unos protagonistas que destilan autenticidad, sinceridad y una mirada positiva bajo toda circunstancia. Lo contrario a la lástima, la compasión y el aburrimiento.

Campeones, acaba de ser reconocida por La Academia del Cine como la mejor película de 2018 ¿cuáles crees que son los ingredientes que han enamorado tanto a la crítica como al público?

Hay mucha verdad en Campeones y hay unos personajes con los que resulta imposible no empatizar. Hay risa y hay emoción, una combinación que a mí, como espectador, persigo cuando rebusco en la cartelera. La película demuestra que nada es políticamente incorrecto cuando se habla desde el respeto y la admiración y usa el humor para mostrar la cara más humana y normal de las personas con discapacidad intelectual. Creo que a los espectadores les ha gustado que la película desmonte sus propios prejuicios porque lo hace con cariño y sin dolor.

¿Qué mensaje sobre la discapacidad/discapacidad intelectual has querido trasladar?

La capacidad intelectual está sobrevalorada, sobre todo cuando se utiliza mayormente para disimular las propias limitaciones de cada uno. No es feliz el más listo, lo es el que se acepta como es y disfruta del presente, el que piensa en los demás, el que hace de la superación de las barreras una aventura emocionante.

¿Crees que la sociedad está en deuda con las personas con discapacidad?

Creo que la lógica del corazón, la lógica que utilizan los que no mienten nunca y siempre dicen lo que piensan, es de enorme utilidad para el resto de la sociedad. Las personas con discapacidad intelectual que he tenido la suerte de conocer, no maquinan, perdonan pronto y abrazan mucho. A mí todo esto me parece muy inteligente.

 En la Fundación Adecco estimamos que hasta el año 2249 no conseguiremos la plena inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad, en tu opinión, ¿cómo podemos acelerarla?

Cada uno haciendo lo que sabe hacer. Yo siempre pienso en películas que ayuden a la visibilización y normalización. De todas maneras, la educación es la base de todo. Si los más pequeños viven la inclusión en su infancia de forma natural y se benefician por tanto de la convivencia con personas “diferentes”, cuando sean adultos tendrán casi todo el trabajo hecho. ¡2249! ¡Qué lejos se me hace!!

 Las palabras del actor Jesús Vidal, reconocido como el Mejor actor relevación, han causado un verdadero torbellino social y emocional en un discurso que ya forma parte de la historia. ¿Cómo ha sido trabajar con él? ¿Crees que su discurso puede servir de revulsivo para transformar nuestra sociedad?

Jesús habló desde el corazón. Su cara de felicidad y agradecimiento es tan auténtica que no creo que pudiera reproducirla ni el mejor actor del mundo. Cómo provocar el brillo real de los ojos, ese que denota orgullo, satisfacción y paz, no se estudia en el Actors Studio.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario