Las empresas españolas no dejan teletrabajar a sus empleados

Las empresas españolas no dejan teletrabajar a sus empleados

Los profesionales que más quieren teletrabajar, pero no pueden, se encuentran en los países del sur de Europa
18 Febrero 2019

El 68,6 % de los trabajadores españoles quiere teletrabajar, pero no pueden porque sus empresas no lo permiten.

Así lo pone de de relieve el último Workmonitor elaborado por la compañía de RRHH, Randstad, según el cual, los que más demandan el trabajo a distancia son los trabajadores de entre 25 y 45 años de edad, con un 78 %. A continuación se sitúan los trabajadores menores de 25 años, con un 64 % que así lo demandan, y, por último, los mayores de 45 años, con un 58 %.

El informe de Randstad revela que casi siete de cada diez empresas mantienen actualmente la metodología “tradicional” de trabajo, ratio similar al de empleados que quieren teletrabajar, el señalado 68,6 %. Además, el 57,5 % de los trabajadores cree que en su empleo actual dispone de todo lo necesario para poder teletrabajar.

“El teletrabajo ocasional debería verse como una opción beneficiosa para todas las partes: para el profesional porque le posibilita ser más eficiente a la hora de llevar a cabo su actividad y le produce ahorros en tiempos improductivos (desplazamientos, ineficiencias en el lugar de trabajo e incluso reuniones más cortas); y para la empresa, porque la satisfacción de sus empleados redunda en mejores ratios de eficacia, lo que mejora los resultados de su negocio”, asegura Miguel Valdivieso, director de Randstad Human Capital Consulting.

“Contar con medidas de teletrabajo y flexibilidad tiene un efecto directo en la satisfacción de los empleados. La conciliación entre trabajo y vida personal es el segundo factor más valorado por los profesionales para elegir una empresa en la que trabajar, según el Informe Randstad Employer Brand 2018”, recuerda Valdivieso.

A nivel internacional, los profesionales que más quieren teletrabajar, pero no pueden, se encuentran en los países del sur de Europa. Grecia, Portugal, Italia y España tienen tasas de entre el 75 % y el 69 %.

Tras ellos se sitúan Francia (64 %) y Reino Unido (61 %), Luxemburgo (60 %), Bélgica (57 %) Alemania y Dinamarca (ambos un 52 %), Noruega (51 %), Países Bajos (48 %) y, por último, Austria (47 %).

Fuera de Europa, China es el país con la tasa más elevada de profesionales que no pueden teletrabajar (71 %). A continuación se encuentra Estados Unidos (66 %), Japón (60 %) y Australia (55 %).

Fuente. RRHHpress

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario