La Junta de Andalucía aumentará el equipo de técnicos de seguridad laboral

La Junta de Andalucía aumentará el equipo de técnicos de seguridad laboral

La Junta proyecta ampliar hasta 30 efectivos el equipo de técnicos habilitados que colaboran con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social
11 Enero 2019

Estos nuevos funcionarios ejercerán labores técnicas de prevención de riesgos en el desempeño de funciones comprobatorias, tarea que desde el año 2007 desarrolla un equipo de especialistas habilitados de la Junta en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

La administración autonómica refuerza así, con la incorporación de diez nuevos efectivos, este equipo encargado de la vigilancia y control de las condiciones de trabajo en las empresas andaluzas, conformado en la actualidad por 20 funcionarios de los Centros de Prevención de Riesgos Laborales, y que desde su puesta en marcha ha contribuido de manera clara a la mejora efectiva de las condiciones materiales de trabajo.

Desde sus inicios en 2007, el equipo de técnicos habilitados de la Junta ha realizado más de 55.000 visitas a centros de trabajo andaluces con el objetivo de verificar sus condiciones materiales de seguridad y salud laboral.

Desde entonces se ha logrado mejorar la seguridad laboral de casi 25.000 centros de trabajo en los que los empresarios, atendiendo los requerimientos de los técnicos, han subsanado las deficiencias encontradas.

El refuerzo de este equipo de funcionarios permitirá ampliar la planificación estratégica para el año 2019, en el que se prevén alrededor de 6.800 visitas a empresas andaluzas para el seguimiento de la normativa de prevención de riesgos.

En 2018 el equipo de técnicos habilitados de la Junta tiene previsto visitar un total de 2.400 empresas con el objetivo de verificar sus condiciones materiales de seguridad y salud laboral, asegurando de esta manera el cumplimiento de la normativa. En caso de detectar alguna deficiencia, este equipo lo pone en conocimiento del empresario para que proceda a subsanarlo, y, en caso contrario, se informa a la Inspección de Trabajo.

La labor de este cuerpo de funcionarios se centra este año en sectores de especial relevancia en la región, tanto por su volumen y proyección exterior como por sus tasas de siniestralidad laboral, abarcando actividades como la metalurgia, la agricultura, la industria de la madera y el corcho, la fabricación de maquinaria, el almacenamiento y las actividades anexas al transporte o los servicios de alojamiento.

Fuente: RRHHpress

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario