El Gobierno de Aragón implantará un sistema de detección de enfermedades laborales

El Gobierno de Aragón implantará un sistema de detección de enfermedades laborales

El Gobierno autonómico establecerá este año una red de médicos centinelas que registrarán en una aplicación informática las posibles patologías para agilizar su tratamiento
2 Enero 2019

El Gobierno de Aragón implantará a mediados del próximo año un sistema de detección de enfermedades laborales a través de una red de médicos centinelas establecida en la atención primaria. Para ello, creará una aplicación informática, en la que los doctores registrarán sus sospechas de patologías de esta naturaleza. Todos ellos participarán, además, en un programa de formación específico que comenzará en los próximos meses, según ha anunciado este lunes en Zaragoza la jefa de sección de Salud Laboral de la DGA, Nieves Martínez.

Funcionará de la siguiente manera: el doctor, tras un diagnóstico clínico, concluirá si la patología del paciente es efectivamente una enfermedad laboral. Posteriormente, elaborará un historial de las posibles exposiciones del trabajador que luego relacionará con el cuadro clínico anterior. Más tarde, lo comunicará a las entidades colaboradoras del Instituto de la Seguridad Social a través de la aplicación informática. Por último, las mutuas decidirán si se trata de una patología profesional o no, aunque será el INS el que tenga la última palabra. El departamento de Salud de la DGA catalogará todos los casos para así poder difundir un análisis en torno al tema.

Hacer visible lo invisible

"La importancia de la creación de esta red, que existe en otras comunidades, radica en hacer visible aquello que permanece invisible, en hacer aflorar enfermedades que no se declaran", ha explicado Luis Clarimón, secretario de Salud Laboral de CC. OO. en Aragón. Este sistema provocará, en su opinión, que las empresas tomen medidas para evitarlas.

En Navarra hacen uso de este sistema desde hace más de veinte años. "Ahora se declaran, incluso, enfermedades laborales que no son consideradas como tal en primera instancia. El objetivo es facilitar la labor de los médicos, que desde nuestro instituto podamos verificar si realmente ha habido una exposición en el trabajo que origina ese daño", ha indicado Jesús Fernández, jefe de la sección de Vigilancia de la Salud en el Trabajo del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.

"Debemos saber cuáles son las enfermedades laborales para evitar que sucedan. Y el reto ahora es reconocer patologías como el cáncer  profesional. Así sucede, por ejemplo, con el de laringe, que puede originarse a causa de la exposición al amianto", ha concluido Montserrat García, subdirectora general de Sanidad Ambiental y Salud Laboral del Ministerio de Sanidad.

Fuente: Heraldo

 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario