Uno de cada tres vagones viejos del metro de Barcelona tiene amianto

Uno de cada tres vagones viejos del metro de Barcelona tiene amianto

La empresa pone en marcha un plan para retirarlo en un plazo máximo de cuatro años
10 Diciembre 2018

El consejero delegado de TMB, Enric Cañas, ha asegurado que la empresa ha puesto en marcha un plan para que, en un plazo máximo de cuatro años, no haya en el metro de Barcelona “ningún elemento que tenga amianto”, pero que la voluntad es acelerarlo para que este plazo se reduzca a tres años.

Enric Cañas ha afirmado que las garantías de la calidad del aire en la red de metro “son totales” y ha destacado que TMB empezó a detectar, encapsular y retirar de manera planificada el amianto de sus instalaciones y vehículos en 1987, antes de que su uso y fabricación fueran prohibidos en España.

El consejero delegado de TMB, el director de la Red de Metro, Marc Grau, el director de Mantenimiento, Jordi Micàs, y el responsable de Salud y Seguridad, el doctor Miquel Mira, han explicado las medidas adoptadas en relación con la presencia de materiales con contenido de amianto en las instalaciones y vehículos del metro de Barcelona.

Enric Cañas ha destacado el inventario exhaustivo de elementos que contienen amianto en toda la red que, desde hace un año, lleva a cabo una empresa externa y que permite a TMB planificar su retirada, aunque, ha subrayado, “no esté obligada”.

El consejero delegado de TMB ha explicado que, a raíz de la alerta por las intoxicaciones por amianto en el Metro de Madrid, este verano, TMB buscó, por primera vez, amianto en la pintura bituminosa antirruido que reviste las cajas metálicas de los trenes de las series 3000, 4000 y 2000, de los años 80, y lo ha hallado en 38 de los 109 coches analizados.

Estos 38 vehículos continuarán circulando los 3 o 4 años que les quedan de vida útil porque la pintura esta en buen estado y en zonas a las no tienen acceso ni los pasajeros ni el personal de la empresa, por lo que no puede desprender fibras de amianto y así no hay riesgo para la salud, ha explicado el de consejero delegado de TMB.

Los coches afectados se están marcando para que no se realice ninguna actuación de mantenimiento que pueda alterar el estado de la pintura y, si es necesario, se harán actuaciones de retirada o encapsulamiento de la pintura antirruido, para garantizar que no se degrada.

A los coches en los que los análisis han sido negativos, se hará un segundo análisis para reconfirmar la ausencia de amianto.

El doctor Jordi Mira ha subrayado que la empresa no tiene constancia de ningún caso de asbestosis o cáncer por amianto entre los más de 200 trabajadores o extrabajadores a los que TMB hace un seguimiento por haber estado en algún momento en contacto con amianto.

Por su parte, el director de la Red de Metro, Marc Grau, ha considerado que hay “muchos fantasmas” sobre la calidad del aire en el suburbano barcelonés cuando hay estudios europeos recientes que indican que los niveles de presencia de fibras son tan bajos que es “casi mas salubre estar en el metro que en la calle”.

Fuente. LA VANGUARDIA

Foto: Wikipedia. https://ca.wikipedia.org/wiki/Fitxer:Metro_Barcelona_train_type_4000.jpg

 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario