Al banquillo un detective por “rastrear” a un trabajador con un GPS

Al banquillo un detective por “rastrear” a un trabajador con un GPS

Fue contratado por una aseguradora para investigar una baja laboral e instaló, presuntamente, una baliza en el coche
5 Diciembre 2018

El Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén acogerá un juicio sobre una cuestión muy espinosa y polémica: ¿Es delito que un detective haga seguimientos con dispositivos electrónicos? La Fiscalía de Jaén considera que sí y reclama una condena de un año y medio de cárcel para un profesional que, presuntamente, colocó una baliza GPS en el coche que utilizaba la persona a la que debía vigilar. El Ministerio Público lo considera autor de un delito contra la intimidad.

El escrito de acusación provisional relata que el detective, que trabaja en la provincia, había sido contratado por una compañía aseguradora para que realizara una investigación sobre un hombre que, al parecer, estaba de baja por un accidente laboral. En el marco de las pesquisas, el fiscal explica que el acusado instaló un dispositivo GPS con localizador y rastreador en tiempo real, con envío de datos y con una tarjeta SIM. Colocó el aparato en los bajos del coche, que era propiedad de la persona a la que debía investigar, cuando lo tenía estacionado en la calle. El Ministerio Público remarca que el acusado actuó “con ánimo de vulnerar” la intimidad del denunciante. Por ello, considera que incurrió en un delito y ha presentado cargos contra él. De hecho, reclama 18 meses de prisión, más el pago de una multa de 5.400 euros. En principio, la defensa solicita la libre absolución del procesado con todos los pronunciamientos favorables. En la causa también está personado el trabajador investigado por el detective. Ejerce la acusación particular en este procedimiento.

La jurisprudencia sobre este asunto no está clara debido a que apenas se han producido casos que hayan llegado a los tribunales. Recientemente, la Audiencia de Cantabria emitió una sentencia al respecto: estableció que la utilización de los dispositivos de GPS por parte de los detectives privados en el ejercicio de su oficio resulta admisible en tanto la labor se desarrolle en la vía pública, no restrinja la libertad deambulatoria y el aparato no sustituya la labor del profesional.

Fuente: Diario Jaén

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario