Herramientas para la gestión del riesgo químico

Herramientas para la gestión del riesgo químico

Una guía práctica sobre los avances recientes en este campo
20 Agosto 2018

La utilización de sustancias químicas avanza con rapidez y con ella la necesidad de facilitar a las empresas herramientas que les ayuden a gestionar los riesgos relacionados con la presencia de agentes químicos peligrosos en los lugares de trabajo.

Desde hace más de veinte años, acompañando a las estrategias cuantitativas de medición, han ido apareciendo otras metodologías cualitativas que pueden ayudar a dicha gestión. Estas últimas pueden proporcionar información sobre las medidas de control que son necesarias o si las ya existentes son adecuadas o no. De manera general, estos métodos cualitativos funcionan con una matriz en la que se combinan las variables de peligro (se distribuye en niveles o bandas atendiendo a las distintas clases de peligro) y la exposición potencial (también distribuida en niveles o bandas atendiendo a varios determinantes de exposición) para llegar así a un nivel de riesgo potencial. Algunas de estas metodologías incorporan las medidas de control como determinantes de la exposición y otras aconsejan las medidas técnicas de control en función del nivel de riesgo obtenido.

Parece haber poca variación en cuanto a la información utilizada para establecer las bandas de peligro, sin embargo, hay mayor variabilidad en los parámetros empleados en la determinación de la exposición.

Los métodos desarrollados tienen como objetivo facilitar a las empresas la gestión de los riesgos derivados de agentes químicos. Por tanto, el primer paso es encontrar la información sobre los peligros que estos suponen y para ello se emplea como punto de partida la información disponible en las fichas de datos de seguridad y sus correspondientes etiquetas. A priori es fácil disponer de esta información. Sin embargo, los determinantes de la exposición considerados pueden variar mucho de unas herramientas a otras, dificultando en algunos casos su utilización.

La modelización matemática trabaja sobre la estimación de la exposición y hay numerosos modelos desarrollados en función de los parámetros considerados como determinantes de la exposición. En este campo, el Reglamento REACH ha promovido su empleo, desarrollo y difusión, al imponer a los fabricantes e importadores, en los casos en los que sea de aplicación, el cálculo de la estimación de la exposición en las condiciones en las que corresponda, combinándolo o no con datos de mediciones.

Este documento, elaborado por un equipo de técnicos (y algún que otro ex-técnico) del INSHT (ahora INSSBT) coordinados por Ruth Jiménez Saavedra, describe, de manera general, algunos de los métodos más frecuentes o comunes que se encuentran en la literatura, los modelos que han evolucionado con el Reglamento REACH, variables consideradas en cada uno, aplicabilidad, mecanismo básico de funcionamiento, ventajas y limitaciones y otras consideraciones a tener en cuenta cuando se plantee el uso de estas estrategias. El objetivo del mismo consiste en facilitar la selección, uso y combinación de estas herramientas aportando información para mejorar, así, la gestión de los riesgos relacionados con la presencia y uso de agentes químicos en los centros de trabajo. El propósito único de todas estas herramientas reside en proteger la salud de los trabajadores.

Adjuntamos el texto completo del documento.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario