Cinco claves para aprovechar las oportunidades de negocio de la economía circular

Cinco claves para aprovechar las oportunidades de negocio de la economía circular

• Existen ayudas financieras para la transición hacia el nuevo modelo
9 Julio 2018

Propuestas que contribuyan a "cerrar el círculo" de los ciclos de vida de los productos a través de un mayor reciclado y reutilización para aportar beneficios tanto al medio ambiente como a la economía, es el objetivo con el que surge la Economía Circular. Frente al modelo lineal de producir, consumir y tirar, cada vez hay más empresas, organizaciones e instituciones que abogan por un modelo circular que frene el agotamiento de los recursos naturales. 

De esta forma han surgido nuevas oportunidades en áreas de negocio como fomentar el ahorro energético, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, extraer al máximo el valor de todas las materias primas, productos y residuos. "Hemos vivido y consumido recursos como si la tierra fuera infinita, pero ya nos hemos dado cuenta de que no es así", declara el presidente de la Comisión de Economía Circular de la Cámara de Comercio de España, Josep Bagué.

Cambio climático en cifras

Los datos así lo demuestran. En los últimos 40 años, la extracción anual de materiales se ha triplicado y se calcula que la demanda total de recursos llegue a 130.000 millones de toneladas para 2050, en comparación con los 50.000 millones en 2014. Algunas proyecciones estiman que la población mundial podría llegar a 11.400 millones en el año 2050 y a 15.300 millones en 2100. "Si mantenemos los mismos niveles de consumo, necesitaríamos tres planetas. Nadie en su sano juicio discute que el cambio climático es una aplastante evidencia científica. Solo hay una conclusión: tendremos que vivir en una economía más sostenible", señala el presidente de la organización sin ánimo de lucro, Advanced Leadership Foundation (ALF), Juan Verde.

Para apoyar la transición hacia el nuevo modelo económico, la Comisión Europea ha aprobado un paquete de nuevas medidas sobre la economía circular para ayudar a las empresas y los consumidores europeos en la transición a una economía donde se utilicen los recursos de modo más sostenible. La transición recibirá ayuda financiera de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE), con 5.500 millones de euros para la gestión de residuos. Además, contará con 650 millones de euros procedentes de Horizonte 2020 -el programa de financiación de la investigación e innovación de la UE- y de inversiones en la economía circular a nivel nacional.

Según Juanma Revuelta, director general de Finnova, "la aproximación de la Fundación Finnova en el campo de emprendedores y economía circular es el área en el que más estamos trabajando. Me parece mágico, maravilloso, cómo se puede acelerar a emprendedores en economía circular desde cero combinando diferentes herramientas que ofrece la Unión Europea. Tenemos varios ejemplos de empresas que empiezan con Instrumento Pyme, 50.000".

Ayudas

Entre ayudas específicas, se encuentra el programa de Medio Ambiente (Life), un instrumento financiero de la Unión Europea dedicado los proyectos medioambientales que podrían recibir hasta dos millones de euros con hasta el 55 por ciento a fondo perdido durante una duración de entre uno y cinco años.

También existen fondos de inversión privados, como Creas Impacto fundado por Luis Berruete y Pedro Javier Armentia, el primer Fondo de Emprendimiento Social Europeo (FESE) registrado en España y aprobado por la CNMV. El fondo dispone de un tamaño objetivo de 25 millones de euros y cuenta con el compromiso de varios inversores para alcanzar un primer cierre de 15 millones para contribuir, entre otros objetivos, al fomento y desarrollo de iniciativas de economía circular.

Los estudios llevados a cabo por Accenture revelan la aparición de cinco modelos de negocio circulares: suministros circulares; recuperación de los recursos; prolongación de la vida útil del producto; uso compartido de plataformas y producto como servicio:

1. Reutilización gracias a la tecnología

La startup APSU fue seleccionada como la mejor startup en la categoría de agua en la edición 2016. Esta startup ha desarrollado tecnologías para el agua, donde con sólo un equipo es posible calentar y descontaminar el agua de manera eficiente.

2. Renovar a través de la investigación

La startup valenciana Miracoil, representante española en la categoría Green de los StartUp Europe Awards, tiene por objetivo promover la investigación científica en el campo de los hidrocarburos, las energías renovables y los recursos naturales, el reciclaje de todo tipo de materiales.

3. Reciclar para convertir residuos en productos

Azahar Management, por su parte, ganadora de la categoría Smart Cities, es una startup que ha desarrollado el sistema de bajo coste basado en una nueva tecnología disruptiva que combina la digestión aeróbica biológica y el tratamiento mecánico de residuos.

4. Rediseño de productos

Bolsas, cuchillas de afeitar, botellas, y hasta las cápsulas de café. Todos estos elementos, y otros, están elaborados con plásticos. La empresa española Sorbos ha desarrollado la primera pajita comestible y 100 por ciento biodegradable, con la que pretende luchar contra este residuo contaminante que suele acabar en el mar y amenazando la flora y la fauna marina.

5. Reducir las emisiones contaminantes

El modelo de negocio de uso compartido de plataformas fomenta la colaboración entre los usuarios de productos, ya sean individuos u organizaciones, al mismo tiempo que se reduce la contaminación del planeta. Ejemplo de ello son servicios para compartir coche como Car to Go o Bluemove.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario