Argentina: el 25% de los accidentes laborales se relacionan con adicciones

Argentina: el 25% de los accidentes laborales se relacionan con adicciones

Son pocas las empresas que tienen programas para prevenir el consumo problemático de sustancias adictivas entre sus trabajadores. 
21 Julio 2018

Entre el 20 y el 25% de los accidentes laborales que se producen anualmente a nivel mundial está relacionado con el consumo de drogas y alcohol, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Y el ausentismo entre los consumidores es de dos a tres veces mayor que el del resto del personal.

Si a estos datos se suma que, según datos de Sedronar, en 2017 la incidencia de los consumos de alcohol y drogas fue más elevada en la población económicamente activa que en la población inactiva, se evidencia que el ámbito laboral está atravesado por el problema de las adicciones. Sin embargo, son pocas las empresas que tienen políticas activas de prevención y contención de los trabajadores con consumos problemáticos.

En 2014, la por entonces Coordinación de políticas de prevención de adicciones y del consumo de sustancias psicotrópicas y drogas con impacto en el mundo del trabajo (CoPreAd) publicó una investigación que daba cuenta de “la ausencia de protocolos de actuación ante consumo problemático por parte de las empresas”.

Según Ernesto González, director del Centro Argentino de Prevención Laboral de Adicciones, uno de los ejes del problema es que “existe un vacío legal en materia de adicciones en el ámbito laboral argentino. Al día de la fecha no contamos con una ley específica en la materia”.

Pero, por otro lado, “el consumo indebido de drogas provoca riesgos adicionales, generalmente más perceptibles cuando ponen en peligro la vida y la integridad de terceras personas”, señala el experto.

El tema adicciones “atraviesa todos los ámbitos a nivel comunitario: colegio, barrio, club y, finalmente, el ámbito laboral”, dice, por su parte, Jorgelina Devoto, directora del Instituto de Prevención de las Adicciones (IPA) de la Universidad del Salvador. Allí realizaron en 2016 un estudio que registró la creciente disponibilidad de drogas ilegales entre jóvenes de 12 a 18 años, “jóvenes que en breve ingresarán al mercado laboral”; observa Devoto.

“El tema no puede soslayarse porque las empresas, además, tienen una responsabilidad legal enorme que tiene que ver también con el dinero que tienen que gastar para evitar riesgos o para pagar las consecuencias de los riesgos”, advierte.

Si el tema de las adicciones irrumpe inevitablemente en el ámbito del trabajo, la cuestión es cómo afrontarlo: “Hay distintos modelos para entenderlo. Si lo entendemos desde lo punitivo, separando al que tiene el problema, se soluciona ese caso, pero el próximo que viene puede tener el mismo problema”, analiza Devoto.

Por eso, los especialistas recomiendan generar protocolos de acción y planes de prevención. “Hay una prevención que llamamos universal que se dirige a toda la población laboral. Después, hay una prevención que es selectiva y está dirigida a la población que tiene mayor riesgo de adicciones. Por último, está la prevención indicada entre las personas con consumos problemáticos, que implica tratamiento”, explica González.

Fuente. Clarín

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario