Una nueva estrategia de la ECHA promueve la sustitución de productos químicos por otros más seguros en la UE

Una nueva estrategia de la ECHA promueve la sustitución de productos químicos por otros más seguros en la UE

La nueva estrategia destaca la creación de redes, la creación de capacidades y la mejora del acceso a los datos, la financiación y el apoyo técnico como áreas clave para la acción
14 Junio 2018

La estrategia de sustitución de la ECHA tiene como objetivo fomentar la sustitución de productos químicos nocivos mediante el aumento de la disponibilidad y la adopción de alternativas y tecnologías más seguras.

La estrategia describe cuatro áreas principales de acción para un apoyo de sustitución coordinado a nivel de la UE:

1) Desarrollo de capacidades a lo largo de la cadena de suministro Iniciar el diálogo sobre las oportunidades y los desafíos de la sustitución y construir una colaboración que promueva la investigación, la evaluación y la adopción de alternativas más seguras a las sustancias de interés.

2) Financiamiento y soporte técnico para iniciativas de sustitución Mejorar la conciencia mediante el mapeo de la financiación disponible y el soporte técnico relevante para los proyectos relacionados con la sustitución y hacer que la información sea más accesible para las empresas.

3) Usar los datos químicos de la ECHA de manera más eficiente. Las bases de datos de la ECHA sobre productos químicos son una herramienta valiosa para apoyar la sustitución sostenible a través de una comprensión adecuada de los peligros y riesgos asociados con las sustancias que se sustituirán. La estrategia propone varios proyectos que podrían desarrollarse para facilitar aún más el uso de estos datos para la sustitución.

4) Desarrollar redes de coordinación y colaboración. Además de desarrollar las redes existentes, la estrategia propone establecer una red de múltiples partes interesadas que comprenda a la Comisión Europea y las autoridades competentes de los Estados miembros, organizaciones industriales, empresas individuales, ONG, organizaciones de investigación y asociaciones de consumidores interesadas en la sustitución.

La estrategia se basa en los comentarios de las partes interesadas, los Estados miembros y la Comisión Europea. Su implementación formará parte del plan de trabajo anual de la ECHA, y los aprendizajes de los talleres de colaboración de la cadena de suministro ayudarán a desarrollar aún más la estrategia a partir de 2019 en adelante. El progreso en la implementación de la estrategia se informará anualmente.

La estrategia está vinculada a las prioridades de la UE de una economía más circular y de base biológica, la fabricación y el uso sostenibles de productos químicos y un medio ambiente no tóxico.

Adjuntamos el texto completo del documento (en inglés).

Fuente: ECHA

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario