El caso de acoso laboral y revelación de secretos de Heineken en Sevilla salpica a la dirección internacional de la empresa cervecera

El caso de acoso laboral y revelación de secretos de Heineken en Sevilla salpica a la dirección internacional de la empresa cervecera

En los últimos documentos aportados al juez se desvela que altos cargos de la multinacional tenían conocimiento de cómo sucedieron los hechos con el ex coordinador nacional de Medicina del Trabajo de la sede en Andalucía
1 Junio 2018

El caso judicial que implica a varios altos directivos en España de la multinacional Heineken y directamente a su presidente, el francés Richard Weissend, en presuntos delitos de acoso laboral, a raíz de una denuncia presentada por el antiguo coordinador nacional de Medicina del Trabajo de Heineken, ha deparado nuevas sorpresas y ha dado un nuevo giro tras las últimas diligencias practicadas en el juzgado número 14 de Sevilla.

Tras las diligencias efectuadas desde el inicio de la causa y tras diversas sesiones judiciales, algunos directivos de Heineken España han sido sobreseídos, mientras que, por el contrario, siguen imputados tanto el presidente en España, Richard Weissend, como la directora de Recursos Humanos Amalia Rodriguez Dacal.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico por fuentes cercanas al caso, ha sido el propio director de la Asesoría Jurídica y a su vez director de Relaciones Institucionales de la multinacional, Marcos Tarancón, quien, en los últimos documentos aportados a la causa, desvela que también tenían conocimiento del caso altos cargos internacionales de la multinacional cervecera holandesa que preside el belga Jean Francois Van Boxmeer, sin que realizaran ninguna actuación al respecto.

La complicada situación de Heineken

En concreto en uno de los documentos aportados al juez por Marcos Tarancón, se especifica que varios de los directivos de la central holandesa como Chis Van Steenbergen (Director Mundial de Recursos Humanos ), Steven van Maasaker (Director Mundial de Asuntos Legales ), Herbert Schilthuis (Director mundial de Salud ocupacional y Seguridad), Marta Bulhak (Directora Recursos Humanos Europa), y Femke van der Lingen (Director Asuntos Legales Europa), tuvieron conocimiento de los hechos, que ha terminado en los tribunales de justicia de España.

La constatación de este hecho puede resultar muy relevante en la causa judicial ya que podría abrir otro frente judicial a nivel internacional. La complicada situación que atraviesa Heineken España preocupa cada vez más en la sede central de la multinacional holandesa, ya que compañía se está viendo salpicado por este escándalo. Además, la realidad de su código ético y protocolo de anti-acoso que suele publicitar rutinariamente la compañía, están “quedando en entredicho” por las actuaciones investigadas por los juzgados de España.

Los hechos se remontan a 2016

Tal y como contó este digital hace un par de meses, el antiguo Coordinador Nacional de Medicina del Trabajo de Heineken, Andrés Pomares, denunció internamente que se habían puesto en peligro la salud de algunos empleados de la empresa al haber actuado ciertos directivos en contra de sus instrucciones médicas, quedando cuestionado si para Heineken el criterio puramente médico es el que debe prevalecer a la hora de tomar decisiones sobre la salud de los empleados o las meramente empresariales. El doctor Pomares terminó interponiendo una denuncia ante el Juzgado número 1 de Sevilla al no obtener resultados en el conducto interno de la emrpesa, causa aceptada por los juzgados y que sigue abierta.

Tras las denuncias internas sobre las acciones contra la salud de los trabajadores, el doctor Pomares empezó a recibir acoso laboral que denunció a través de los canales internos creados por la compañía a estos efectos tanto en el propio Código Ético de Conducta Empresarial, como en el Protocolo Anti-Acoso.

Estos hechos fueron igualmente elevados al presidente de Heineken en España y a la central en Holanda a través de un exempleado, documento aportado por el propio director de la Asesoría Jurídica de Heineken al juzgado, teniendo como resultado el despido disciplinario fulminante de Pomares, que también ha sido impugnado ante la Jurisdicción Social y que sigue abierto.

En el momento de su despido Pomares se encontraba de baja laboral oficial por accidente de trabajo debido a problemas coronarios agudos, circunstancia totalmente conocida por la dirección de Heineken.

Ahora, los juzgados de Sevilla tratan de esclarecer lo sucedido y el grado de responsabilidad de los altos directivos en España de la multinacional holandesa que preside el belga Jean Francois Van Boxmeer.

Fuente. El Confidencial

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario