¿Crees que ser tu propio jefe podría hacerte más feliz?

¿Crees que ser tu propio jefe podría hacerte más feliz?

Un 84% considera que sería más feliz trabajando desde casa.
19 Marzo 2017

Que la felicidad de los empleados es un requisito indispensable para la productividad de una empresa no es nada nuevo. No hay más que ver a Google, el gigante de internet que se ha consolidado como una de las empresas más productivas a nivel mundial al incluir novedades entre sus 'políticas de felicidad' como toboganes en lugar de escaleras.

En un contexto en el que el índice de felicidad laboral en España aún no llega al notable, concretamente se encuentra en el 6,3, lo que significa que seis de cada 10 (un 58,3%) empleados considera que su empresa no aplica políticas de bienestar y satisfacción, según la VI Encuesta Adecco sobre La Felicidad en el Trabajo. Pero, ¿crees que serías más feliz si fueses tu propio jefe?

Teniendo en cuenta que más del 90% de las empresas españolas son pequeñas y medianas (Pymes), emprender podría parecer un sinónimo de felicidad. Y, aunque más de la mitad de los encuestados por Adecco no encuentra diferencias entre trabajar por cuenta propia o ajena, un 41,1% sí cree que llevar su propia empresa podría aportarle una mayor felicidad. Este porcentaje ha aumentado en torno a 0,2 puntos porcentuales en comparación con el año pasado.

Asimismo, los hombres son los que más sostienen que abrir su propio negocio conlleva mayor felicidad, siendo los que responden en mayor medida los jóvenes de entre 18 y 24 años.

Y es que convertirse en un emprendedor tiene ciertas ventajas. Cada vez más personas ven en montar su propio negocio un beneficio para poder organizarse mejor el tiempo además de poder dedicarse a lo que le gusta. Una mayoría del 78,4% considera un aspecto esencial trabajar por vocación, aunque con ciertos matices, pues un 39,1% de los encuestados por Adecco no lo considera lo único para lograr una felicidad laboral plena.

Un claro beneficio de montar tu propia empresa podría ser el de teletrabajar, es decir, trabajar desde casa. Sea de manera ocasional o de forma permanente, el 84,6% piensa que sería más feliz, frente al 15,4% que lo niega. Una idea que, año tras año, va en aumento, en parte por las facilidades que aportan las nuevas tecnologías.

Pese a ello, aún hay un importante porcentaje, concretamente un 37,8%, que cree que emprender supone hacerse cargo de demasiadas responsabilidades y obligaciones y que ha aumentado ligeramente en comparación con el año anterior 0,5 puntos porcentuales.

En definitiva, seas emprendedor o no, trabajes desde casa o no, la felicidad sigue siendo aquel requerimiento que valora quien busca empleo. Un buen ambiente de trabajo, seguido de un buen horario y un buen sueldo, es lo que más se tiene en cuenta, aspectos valorados por encima de un ocho.

En nuestro país las empresas poco a poco están introduciendo políticas que aumentan la satisfacción del empleado en el día a día laboral. Sin embargo, el porcentaje de trabajadores españoles encuestados por Adecco que sostiene que las empresas españolas están incluyendo la felicidad laboral entre sus políticas de Recursos Humanos aún se mantiene en un tímido 10,7%.

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Comentarios

Añadir nuevo comentario