Los activistas del cambio, esa especie imprescindible para conectar talento

Los activistas del cambio, esa especie imprescindible para conectar talento

“Tan solo hay tres grupos de personas: los que hacen que las cosas pasen, los que miran las cosas que pasan y los que preguntan qué pasó”. – Nicholas Murray Butler, Premio Nobel.
12 Diciembre 2017

La transformación digital se está quedando atrásya no es suficiente para afrontar los nuevos retos, entramos de lleno en la Cuarta Revolución Industrial, que ha sido recientemente reconocida por Klaus Schwab (fundador y presidente ejecutivo del World Economic Forum) en el libro titulado The Fourth Industrial Revolution. Es la revolución de los robots, la biotecnología, la IA, la impresión 3D, los vehículos autónomos, y los drones, entre otras tecnologías. Y esta revolución sucederá a más velocidad y será más disruptiva que las anteriores como describe la Ley de Moore. La tecnología de ayer nos ha permitido llegar más rápido a la de hoy, y la de hoy es utilizada para crear la tecnología del mañana, lo cual crea este fenómeno exponencial que describe con total precisión la Ley de Moore para tecnologías de computación.

Parece que tenemos un problema ya que la tecnología avanza de una manera exponencial, y organizaciones y profesionales evolucionamos al mismo ritmo de siempre. La humanidad no progresa al mismo ritmo que la tecnología.

1.     Ante el fenómeno exponencial, necesitamos nuevas organizaciones con culturas diferentes para afrontar los cambios de una manera ágil, con capacidad para aprender, tomar decisiones y cambiar rápido y con información incierta, a veces sin acabar de entender qué está pasando. Necesitamos organizaciones que trabajen en red, que potencien su Inteligencia Colectiva y conecten talento.

2.     Pero las organizaciones no cambian por arte de magia, las culturas organizacionales no se transforman solas, son los profesionales los que tienen que cambiar sus comportamientos, habilidades y conocimientos para provocar esos cambios en la empresa. Y no podemos aplicar la ley de Moore a la evolución de las personas. Pero podemos desarrollar las competencias y habilidades que necesitaremos para avanzar en esta nueva etapa del viaje.

3.     Pero sobre todo necesitamos detectar y potenciar a esos profesionales clave dentro de la organización, los llamemos Activistas del Cambio, A-Player, Intraemprendedores, o como queramos llamarlos. Son aquellos profesionales con espíritu emprendedor, iniciativa, ideas, que gracias a su proactividad y creatividad ponen en marcha proyectos innovadores dentro de sus empresas. Son profesionales convencidos de que convertir sus ideas en realidad en buena parte depende de ellos, aunque tengan que superar todo tipo de resistencias en la empresa. Que ayudan a desplegar y conectar el talento. Pero lo mejor que podemos hacer es crear culturas de intraemprendizaje en las organizaciones que permitan crear la semilla para que afloren estos superprofesionales.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario