3 tendencias que definirán el mapa de talento en 2018

3 tendencias que definirán el mapa de talento en 2018

Uno de los grandes retos de las empresas es conseguir hacerse con los mejores profesionales, al tiempo de que se les mantiene satisfechos y se les potencia su talento. Esta es una de las principales preocupaciones de los grandes líderes que han destacado las que serán las próximas tendencias en esta materia: mayor competitividad del mercado de talento, superar el proceso de cambio de los negocios y agilizar la transición hacia la digitalización de los mismos.
4 Diciembre 2017

De acuerdo con la opinión de 4.000 líderes de 35 países, la adquisición de talento será la prioridad número uno en 2018. Así lo han revelado las empresas que han participado en un encuentro organizado en Londres por WilsonHCG y The Forum for In-House Recruitment Managers (The FIRM), donde el 56% de ellas afirma que aumentará sus volúmenes de contratación en un año a fin de lograr alcanzar sus objetivos. El acto sirvió además para identificar las tendencias que definirán el mapa de talento en 2018.

Aumento de la competencia en la ‘guerra de talento’ de las empresas

La búsqueda actual del talento será tanto o más competitiva como lo ha sido hasta ahora y seguirá estando determinada por una creciente escasez de habilidades, la necesidad de conocimientos en tecnologías avanzadas, los cambios demográficos y una dinámica en evolución en torno a la naturaleza del trabajo.

En este sentido, el 83% de los ejecutivos creen que el talento es su prioridad número uno. De hecho, de acuerdo con Deloitte 2017 Global Human Capital Trends Report, la adquisición de talento es también el tercer desafío más importante que enfrentan las empresas; justo detrás del "desarrollo y la formación" y "construir la organización del futuro".

Cambios en las estrategias de talento en base a las nuevas tendencias de trabajo

De hecho, de acuerdo con Mercer Global Talent Trends Study 2017, de los más de 400 ejecutivos consultados, el 93% planean hacer un cambio de diseño en su compañía dentro de los próximos dos años, a fin de mantenerse a la vanguardia y mantener el foco en sus fuerzas laborales. Específicamente, están transformando sus estructuras jerárquicas, eliminando los departamentos y descentralizando la autoridad.

Desde WilsonHCG creen que, para que una organización prospere, todas las piezas que componen la estrategia de talento deben funcionar como una unidad integrada que optimice el posicionamiento, el trabajo y el crecimiento del talento interno, de forma que haga avanzar al negocio.

En este sentido, hay numerosos cambios que conducen a la demanda de una estrategia de talento total y unida como, por ejemplo, la cada vez más habitual introducción de tecnología en los recursos humanos (según McKinsey & Company, al menos el 30 % de las actividades asociadas con la mayoría de las ocupaciones podrían ser automatizadas); el aumento de la dependencia de las fuerzas laborales contingentes (el 83% de las empresas confirman que han elevado la contratación de trabajadores autónomos, independientes, temporales y no permanentes); y la necesidad y el desafío de cubrir posiciones complejas dentro de la organización.

Encontrar el talento adecuado para roles complejos se ha vuelto cada vez más competitivo y para 2020, de acuerdo con McKinsey & Company, aproximadamente de 20 a 23 millones de trabajadores en economías avanzadas carecerán de las habilidades que necesitan los empleadores.

Por otro lado, la economía a la carta está creciendo. Los trabajadores, particularmente entre 18 y 35 años de edad, que supondrán el 50% de la fuerza de trabajo para 2020, están expresando su voluntad por obtener oportunidades flexibles y diversificadas. Asimismo, las empresas se están globalizando y, a su vez, se esfuerzan por acceder al talento en diferentes geografías, incluido el talento capaz de hablar varios idiomas, escalar en el momento oportuno y estar dispuesto a reubicarse según surjan las necesidades.

Creación de estrategias de cara a los cambios globales

La competencia por el talento es implacable, pero no es imposible superar el desafío. Existen estrategias que permiten preparar a los líderes y a las organizaciones que van dirigidas hacia la implementación de nuevos sistemas, herramientas y tecnología. Es el caso de la optimización de las aplicaciones móviles.

En 2020 gran parte del reclutamiento se realizará a través de dispositivos móviles.Los candidatos continuarán aumentando su uso y confiarán en las apps, las webs corporativas y las redes sociales para descubrir lo que quieren para su futuro profesional y para obtener información (sus beneficios y cultura) sobre una marca.

Asimismo, ya existen ejemplos de compañías que han integrado softwares de gestión de talento, y otras que los han combinado con el uso de inteligencia artificial para el análisis de perfiles en los procesos de reclutamiento. La tecnología está permitiendo que la interacción humana sea más íntima y estratégica y que la adquisición de talento sea más eficiente.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario