10 Maneras de hablar para que la gente te escuche hechizada

10 Maneras de hablar para que la gente te escuche hechizada

Muchas personas tienen fobia a hablar en público. Para algunas, es algo fuera de lo habitual, mientras que otros tienen miedo al fracaso. Pero, sea de una manera u otra, la mayoría de nosotros de vez en cuando tiene que hacerlo y, para algunos, es una pieza clave para el desarrollo de su trabajo.
12 Noviembre 2017

Genial.guru analizó la puesta en escena de los oradores más famosos de nuestro tiempo para entender qué es lo que hacen para que sus actuaciones sean tan brillantes. ¡Toma nota!

10. Utiliza medios audiovisuales

Diapositivas bonitas, presentaciones vivas, archivos de sonido o espectaculares momentos interactivos. Harán que tu actuación sea memorable y ayudarán a dirigir la atención de la audiencia, manteniéndola despierta en los momentos más importantes.

Sin embargo, cabe recordar que la presentación no debe ser ni poco informativa, ni estar sobrecargada. Por ejemplo, Steve Jobs aplica la regla "una diapositiva, una idea". Así, el público tendrá que estar concentrado en tu presentación. Los medios técnicos son herramientas que pueden ayudarte a conseguirlo.

9. Gesticula

Los gestos contienen un significado: ayudan al interlocutor a entender mejor los pensamientos del orador. Apoyándote en ellos, puedes atraer la atención de la audiencia y dirigirla. También hacen la actuación más animada y amena.

A los gestos cerrados, el público inconscientemente los percibe como una señal de falta de sinceridad. La mejor posición para un gesto es con los brazos abiertos a la altura del pecho.

En su puesta en escena, Elon Musk siempre siempre gesticula activamente. Los gestos que utiliza lo ayudan a presentarse como una persona segura acentuando los momentos más importantes de sus discursos. Así, Musk enfatiza los argumentos de los que está seguro y arrastra al público a creer en ellos.

8. Bromea

Las bromas son la mejor manera de descargar el ambiente y hacerlo más liviano. Además, unen a la audiencia y al orador y permiten al público disfrutar de un ligero descanso. Si gozas de un buen sentido del humor, puedes improvisar durante tu exposición, aunque es mejor preparar un par de bromas adecuadas de antemano.

No te excedas con esta técnica, ya que, de lo contrario, será muy fácil convertir una presentación seria en un "club de la comedia". Cuida especialmente el humor sutil: no todos los interlocutores son capaces de apreciarlo.

Sobre esto, Mark Zuckerberg, hablando delante de unos graduados de Harvard en 2017, no escatimó en bromas, pero eso ​​no le impidió enfrentarse a cuestiones muy importantes durante su intervención. Y sus interlocutores escucharon hipnotizados a su orador, su discurso fue realmente vivo y emocional.

7. Utiliza hechos probados

Si durante una ponencia te apoyas en datos reales, esto aportará rigurosidad y aumentará el nivel de confianza en el público.

Jeff Bezos, fundador de Amazon, siempre cita cifras en sus discursos y con esto siempre gana. Está plenamente convencido de que, en las decisiones basadas en las matemáticas todo el mundo siempre se pone de acuerdo. En Amazon, todo lo que se puede calcular, se calcula.

6. Cuenta historias interesantes

A nadie le gusta que se le dé consejos. Pero muchos son aficionados a escuchar historias interesantes, sobre todo, si están relacionadas con el orador. Para él, esta es una buena fórmula para transmitir su propia experiencia, que permitirá al público sacar conclusiones interesantes. Cuando utilizas historias en tu discurso, el público te escucha con atención, confía más en ti y se abre.

A Richard Branson, fundador de la compañía Virgin, le gusta contar historias de su vida y sus seres queridos. Esto lo ayuda a ser más abierto con su público. Y aunque no se le puede denominar "orador profesional", todas sus actuaciones son muy populares, en gran medida, gracias a su sinceridad.

5. Destaca tres características

La memoria humana no es ilimitada. La mayoría de las personas es capaz de asimilar tres bloques de información: divide tu presentación en 3 partes, describe el producto o servicio con sus 3 características principales. No importa lo compleja que pueda parecer la idea, es importante distinguir sus tres características distintivas.

En 2007, Steve Jobs anunció a la audiencia que introduciría 3 nuevos productos: el iPod, el teléfono y el dispositivo para acceder a Internet. Después, enseñó al público un solo dispositivo, iPhone, en el que estaban inmersas las cualidades de tres diferentes dispositivos.

4. La regla de los 10 minutos

Al público le resulta muy complicado concentrar toda su atención en una ponencia, más que nada, si se trata de cuestiones complejas. Investigadores científicos han demostrado que el cerebro humano empieza a aburrirse y distraerse exactamente 10 minutos después del inicio de la función. Por lo tanto, para mantener la atención de la audiencia durante toda la presentación, es necesario interrumpir periódicamente el discurso. Para esto te ayudará un corto video u otra cosa que sea capaz de romper la rutina y permitir un descanso a los asistentes.

Así, por ejemplo, Steve Jobs, en momentos especialmente importantes de su discurso, para atraer la atención de la audiencia, recurría a la palabra “¡boom!“. Recordemos el récord de su discurso en el ”Worldwide Developers Conference — 2003″, donde esta palabra se pronunció 37 veces.

3. Establece pausas

No tengas miedo de aplicar pausas en tu discurso, porque a veces, una pausa correcta es más expresiva que muchas palabras. Consigue varios efectos importantes:

  • Atrae la atención. Después de una pausa antes empezar a hablar, el orador podrá conseguir toda la atención de su audiencia.
  • Destaca la información importante. Una pausa ayuda a comprender el pensamiento clave o enfocar la atención hacia él.
  • Permite la relajación, debe producirse en el orador y en el público.

Jack Ma, fundador de Alibaba Group, siempre orienta su intervención al público para que, al final de cada bloque de información importante, este disponga de unos segundos para reaccionar. Se detiene para percibir la reacción de los espectadores y aprovecha para subrayar aquello tan importante que acaba de decir.

2. Involucra al público en el proceso

La participación del público en una ponencia aumenta el interés por la misma. A mantener el contacto directo con la audiencia ayudan las preguntas, el contacto visual, cumplidos a ciertos participantes como al público en su conjunto, así como implementar propuestas para moverse un poco.

Durante un discurso para una gran audiencia, Mark Zuckerberg no dirige su mirada a la nada: establece el contacto visual con alguien de la sala y, en ocasiones, hasta con varias personas a la vez. Esto le permite mantener al público atento a lo largo de toda su intervención.

1. No permanezcas inmóvil

Los objetos en movimiento atraen la atención. Muévete por el escenario durante la actuación. Esto te ayudará a rebajar la tensión, centrarte en lo esencial, así como estructurar la presentación en el auditorio. Los movimientos deben ser suaves, seguros y naturales. Puedes pensar de antemano cómo vas a cubrir ese espacio en el escenario y establecer la fórmula de tu ubicación y movimientos sobre el mismo.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Añadir nuevo comentario