Limitaciones a las que se enfrentan los pacientes de espondilitis anquilosante (EA)

Limitaciones a las que se enfrentan los pacientes de espondilitis anquilosante (EA)

La espondilitis anquilosante (EA) afecta psicológica y físicamente al paciente, alterando de manera relevante su calidad de vida.
2 Noviembre 2017

Muchos de los diagnosticados de esta patología sufren afectaciones en sus quehaceres diarios, tanto a nivel personal como a nivel profesional. El estudio “Atlas de la Espondiloartritis Axial en España 2017: radiografía de la enfermedad” pretende informar a la sociedad sobre esta enfermedad y, sobre todo, advertirnos sobre la experiencia del paciente, haciéndonos comprender la difícil realidad de las personas que la padecen.

Como ya sabrás, el diagnóstico de la enfermedad tardaba casi 8 años en diagnosticarse, pero hoy, tras varios estudios y nuevas técnicas de diagnóstico, se tarda 2 años y medio en detectarla. 

“La espondilitis anquilosante (EA) afecta a medio millón de españoles”. 

Una de las preguntas más recurrentes que se hacen los pacientes es si podrán seguir desempeñando su trabajo de manera natural y con regularidad. Aquí te dejamos algunos consejos para intentar que la espondilitis anquilosante te afecte lo mínimo posible en tu rutina diaria. Pero, ¿cuál es la situación laboral de estas personas? ¿Acuden al trabajo de forma regular? ¿Les ha afectado de alguna manera la detección de esta enfermedad? En una encuesta realizada a pacientes, el entorno laboral, por encima del familiar, ha empeorado significativamente desde su diagnóstico.

Más de la mitad de los encuestados trabajadores de este estudio han afirmado tener algún problema en su puesto de trabajo debido a su enfermedad, otro gran porcentaje ha estado de baja por enfermedad y otro porcentaje más pequeño ha tenido que reducir su jornada laboral o pedir días de excedencia a causa de la espondilitis anquilosante (EA). Por otro lado, algunos de los desempleados que participaron en el estudio aseguran que perdieron su trabajo por culpa de la enfermedad, mientras que otra proporción de los desocupados creen que su elección laboral está condicionada por ella.

“Las personas que padecen espondilitis anquilosante pierden más de 25 días de trabajo al año”. 

Las personas con espondilitis anquilosante (EA) pueden realizar su trabajo de manera eficaz y digna, y no deben tener sentimientos de impotencia en la realización del mismo. Sin embargo, esto no siempre es así y estos pacientes deben tener una actitud cuidadosa y concienzuda de los tipos de actividades laborales que pueden realizar.

Además de estos inconvenientes, en el Atlas también aparecen las claves económicas de la enfermedad y los costes laborales, sanitarios y no sanitarios a los que tiene que enfrentarse un paciente de espondilitis anquilosante. El Atlas es, por tanto, el reflejo de las experiencias de los pacientes y la realidad con la que se enfrentan.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario