Trece países construyen todavía reactores nucleares para producir electricidad a pesar del accidente de Fukushima

Trece países construyen todavía reactores nucleares para producir electricidad a pesar del accidente de Fukushima

De los 13 solamente dos, Emiratos Árabes Unidos y Bielorrusia, se estrenarían la energía de origen nuclear, cuyo desarrollo languidece con solo dos nuevos países, Rumanía e Irán, estrenando centrales en los últimos 20 años
12 Noviembre 2017

Aunque la energía de origen nuclear está en claro retroceso en el mundo frente al avance de las renovables y el aumento en el rechazo de la opinión pública tras el gravísimo accidente ocurrido en Fukushima, hace seis años, todavía se construyen reactores en 13 países, y en algunos de ellos, como China e India, con gran magnitud, según el informe  sobre la industria nuclear, ‘World Nuclear Industry Report 2017, el referente mundial del sector, que adjuntamos en su texto completo.

De los 53 reactores en construcción, con una capacidad total de 52.310 megavatios, a China le corresponden 20 y una potencia total de 20.500 megavatios. Tras el coloso asiático, que trabaja a marchas forzadas para reducir la dependencia de las centrales térmicas de carbón, le siguen India y Rusia, con 6 reactores cada una, y una potencia de 3.907 y 4.359 megavatios respectivamente. Sorprende que países que han sufrido accidentes muy graves en centrales atómicas, no exactamente Rusia ya que el de Chernobyl fue en Ukrania, pero sí Estados Unidos y Japón, estén construyendo nuevas centrales.

Estados Unidos, que puso al mundo en vilo con el accidente de Three Mile Island en 1979,  tiene previsto añadir más de 4.000 megavatios de potencia a su red, con cuatro nuevos reactores, entre 2019 y 2020. Japón, a pesar de la tragedia de Fukushima, no ha clausurado las obras iniciadas en 2007 del reactor de Shimane 3 (más de 1.300 megavatios de potencia), aunque sí parece haber suspendido definitivamente el de Ohma.

Los enormes retrasos en la conclusión de algunas plantas son indicios de abandono

El resto de países que prevén abrir nuevas centrales atómicas son: Argentina, Finlandia, Francia, Pakistán, Eslovaquia, Corea del Sur, Bielorrusia y Emiratos Árabes Unidos, estrenándose estos dos últimos en esta energía. No obstante, el informe subraya que todos los países que todavía apuestan por la energía nuclear afrontan muchos problemas para desarrollar los proyectos, habiéndose originado ya retrasos muy considerables en la construcción de casi dos terceras partes de los reactores, y en 3 de ellos se inició la construcción hace más de 30 años. Incluso en China son habituales los retrasos y en estos momentos de los 20 que construye, más de la mitad están fuera del plazo previsto.

Actualmente son 31 los países que producen energía atómica, aunque Alemania ya ha decidido que dejará de hacerlo cuando cierre todas las centrales, antes del 2022. A pesar del declive de esta energía, todavía representa el 25,9% del total de la producción en el sistema eléctrico europeo (en España es del 21,4%), aunque sólo del 10,5% en el mundo. En Francia, Bélgica, Hungría, Eslovaquia y Ukrania, la dependencia es muy alta, superando el 50%.

Este año tienen que tomar tres países, Bangladesh, Turquía y Egipto, una decisión sobre contratar o no la construcción de centrales nucleares, mientras que Lituania y Vietnam han suspendido sus planes, al igual que otros países que parecían decididos a incorporar la energía de origen nuclear a sus redes, como Arabia Saudí, Chile, Indonesia, Tailandia y Kazajstán.  Hay serias dudas de que se vayan a acometer algunos programas apuntados en Marruecos, Laos, Nigeria y Malasia.

El informe subraya el escepticismo sobre el futuro de la energía nuclear y las opciones reales de estos países citados, teniendo en cuenta que en los últimos 20 años solamente dos, Rumania e Irán se han estrenado por vez primera en la energía nuclear.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario