La genial idea de Australia para evitar que te duermas al volante

La genial idea de Australia para evitar que te duermas al volante

Instalan preguntas y respuestas de Trivial en la carretera para mantener despiertos a los conductores
25 Noviembre 2017

El cansancio es uno de los peores enemigos de un conductor prudente. Afecta a los reflejos y a la capacidad de concentración; y si llega a causar sueño, puede derivar en la pérdida del control del vehículo. No hay duda de que lo mejor es no ponerse al volante en esas condiciones, pero antes o después todo conductor se enfrenta al cansancio en la carretera. En Australia se han propuesto ayudar a los viajeros a combatir la fatiga y para ello han ideado y puesto en marcha una estrategia de lo más original.

El blog Twisted Sifter nos habla de la propuesta australiana, sencilla pero probablemente eficaz. Se trata de colocar grandes señales a los lados del asfalto, en las que en lugar de advertencias o indicaciones, se muestran preguntas. Preguntas de trivial. Se plantea un interrogante a los conductores, que tienen que continuar circulando algún tiempo más para llegar al correspondiente cartel con la respuesta. «Zona de fatiga. Juega al Trivial: podría salvarte la vida», advierte un letrero antes de ingresar en un tramo considerado peligroso.

«¿Cuál es la 'cosa viva' más grande del mundo?», pregunta una señal. Tras un par de kilómetros, la respuesta: «La Gran Barrera de Coral». «¿Cuál es la montaña más alta de Queensland?», dice otra, poniendo a prueba los conocimientos del conductor sobre la zona. «El Monte Bartle Frere», resuelve al rato, haciendo referencia al pico más alto del estado, con 1.611 metros de altura. «¿Quién fue el primer 'Premier' de Queensland?», se interroga. La respuesta es Robert Herbert, que permaneció en el cargo entre 1859 y 1866.

En la Eyre Highway hay un tramo de más de 120 kilómetros sin una sola curva, completamente recto, como si hubiese sido construido utilizando una regla gigante. Está entre Balladonia y Caiguna, al suroeste de la isla. Esta clase de vías inevitablemente monótonas son comunes en la isla, de 64.519 kilómetros cuadrados de superficie; y por eso alguien decidió poner a trabajar el ingenio para echar una mano a los conductores. Que nadie descarte que la idea aparezca pronto en las carreteras europeas.

Fuente: ABC

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario