Vuelve el amianto: la sede de la Tesorería de la Seguridad Social contiene el mineral de la muerte

Vuelve el amianto: la sede de la Tesorería de la Seguridad Social contiene el mineral de la muerte

Fuentes próximas a la Tesorería aseguran que no existe ningún riesgo pero que el contenido del material es cierto
11 Marzo 2017

La sede de la Tesorería General de la Seguridad Social, en la madrileña calle Astros, números 5 y 7, están fabricadas con un alto porcentaje de amianto, uno de los componentes del fibrocemento. Se trata de un material de construcción compuesto por fibras microscópicas que pueden permanecer en suspensión en el aire el tiempo suficiente para que representen un riesgo respiratorio. Y ahí está el problema; en que el amianto, también conocido como asbesto, se considera un cocarcinógeno, es decir, un agente químico capaz de producir cáncer, como el tabaco.

Aunque no es de carácter oficial, desde los sindicatos confirman a OKDIARIO que se van a realizar obras para la retirada del amianto en la sede de la Tesorería General de la Seguridad Social de Madrid en el complejo de C/ Astros 5 y 7. “Estas obras afectan sobre todo al edificio lateral que linda con Doctor Esquerdo, el cual está ocupado en su mayoría por trabajadores de empresas de consultoría subcontratados por la administración entre otras, Atos, Indra y Connectis. También existen sucursales bancarias en dichos edificios del BBVA, Bankia y Banco de Santander cuyos trabajadores estarían afectados”, explica en un comunicado CGT.

Fuentes próximas a la Tesorería aseguran que no existe ningún riesgo pero que el contenido del material es cierto, pero este periódico no ha conseguido ninguna confirmación oficial al respecto. Según el mismo sindicato, “desde la Tesorería quieren llevarlo todo sin llamar mucho la atención”.

Según CCOOathos, la Tesorería ha contratado a una empresa homologada en este asunto para detectar y marcar las zonas donde se encuentra el amianto a fin de que no sea manipulado y se  ha realizado un estudio  para la detección de fibras medioambientales que pudieran contener amianto y dicho estudio ha dado negativo, por lo que no hay riesgo para la plantilla que allí trabaja.

Asimismo se han identificado y señalizado los lugares donde se ha encontrado amianto: (cuarto de calderas, algunas bajantes y la fachada del edificio) para que los operarios de mantenimiento no manipulen estas zonas y evitarles así cualquier riesgo.

El uso de amianto, pese a estar muy popularizado en la construcción, se prohibió en España en el año 2002, dado que su inhalación provoca daños pulmonares de diversa gravedad, desde insuficiencias respiratorias a mesoteliomas, un tipo de cáncer de pleura muy agresivo.

La Organización Mundial de Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han advertido a sus países miembro sobre los peligros del asbesto, también llamado amianto, para la salud de los humanos. En España se calcula que unas 40.000 personas han muerto por esta causa, y que en las próximas décadas lo harán 40.000 más.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario