Unilever rompe con la patronal Business Europe por incumplir las buenas prácticas ambientales

Unilever rompe con la patronal Business Europe por incumplir las buenas prácticas ambientales

El líder mundial de la sostenibilidad se marcha dando un portazo
25 Septiembre 2014

Por no respetar las buenas prácticas ambientales Unilever ha abandonado la patronal europea Business Europe a la que disputa el liderazgo en los negocios verdes. Su CEO, Paul Polman, preside el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, en cuyo comité ejecutivo está Acciona, representada por su presidente José Manuel Entrecanales.

“Respecto a la salida de Unilever no lo veo como un giro estratégico, Unilever lleva varios años practicando una política de sostenibilidad basada en el largo plazo y en un cambio hacia el diseño de productos más sostenibles. Me parece coherente con el discurso de su presidente. No puedes promover una sociedad y una economías bajas en carbono y asociarte con quienes promueven políticas contrarias a estos principios”, explica a La Celosía Juan Ramón Silva, director general de Sostenibilidad de la compañía española. 

Acciona es el único representante de España en WBCSD, coalición que agrupa a 200 multinacionales en “un compromiso compartido con el desarrollo sostenible a través del crecimiento económico, el equilibrio ecológico y el progreso social”. La compañía española es patrocinadora de  la edición española de "Visión 2050" donde se marca la Hoja de Ruta para los compromisos ambientales.

“Hemos terminado nuestra membresía con BusinessEurope. A partir de ahora estamos comprometidos a trabajar con asociaciones y empresas con ideas afines para crear puntos de inflexión para los productos y los mercados”, subraya a La Celosía un portavoz de Unilever. Desde la patronal europea han declinado comentar los motivos de la ruptura. Paul Polman, CEO de Unilever y de  WBCSD “en el fondo, juega a caballo ganador con coste cero. Su business sólo consume de forma indirecta salvo en la parte de cosmética en la que hace ya tiempo inició una estrategia para sustituir el aceite de palma y evitar así la deforestación directa o indirecta”, destacan expertos en sostenibilidad que prefieren guardar el anonimato.

Los expertos consultados aseguran que Polman ha puesto en marcha “una calculadísima estrategia de invertir en su interés propio”, pero defienden la marcha de Unilever ante lo que califican  de “comportamiento vergonzoso” de Business Europe en temas ambientales.

Como BusinessGreen reveló, había profundas divisiones dentro del grupo de trabajo del Sistema de Comercio de Emisiones de BusinessEurope sobre el plan de la Comisión Europea para hacer frente a la sobreoferta crónica de derechos de emisión de carbono en el mercado. Un número de empresas que eran ampliamente favorables a los planes de la UE se molestaron por la forma en que la patronal europea se dirigió a altos funcionarios de la UE.  La decisión de Unilever de dejar BusinessEurope se produce después de que la secretaría de Cambio Climático de la ONU, Christina Figueres, instó a las empresas verdes a tomar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, en lugar de depender de “insípidas” campañas de lobby.  Figueres pronunció su alegato ante los miembros de WBCSD.

La marcha de Unilever es particularmente siginificativa si se tiene en cuenta que en el ranking de sostenibilidad de las grandes empresas, publicado por Globescan en mayo de este año, ocupa el primer puesto, con 33 puntos, seguido a gran distancia de Patagonia, con solo 9 puntos (ver imagen adjunta).

Fuente. La Celosía y Globescan

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario