UGT denuncia que la Ley de Mutuas del Gobierno está encubriendo una privatización del Sistema Nacional de Salud

UGT denuncia que la Ley de Mutuas del Gobierno está encubriendo una privatización del Sistema Nacional de Salud

Según el sindicato, esta Ley ha establecido las pautas necesarias para conseguir, por la puerta de atrás y sin hacer ruido, lo que habían paralizado las Mareas Blancas, que el Sistema Público de Salud pase a manos privadas
14 Abril 2015

Según el sindicato, esta Ley ha establecido las pautas necesarias para conseguir, por la puerta de atrás y sin hacer ruido, lo que habían paralizado las Mareas Blancas, que el Sistema Público de Salud pase a manos privadas.

UGT denuncia nuevamente que la Ley de Mutuas del Gobierno está encubriendo una privatización del Sistema Nacional de Salud de nuestro país, más aún tras conocer que el gigante sanitario IDC Salud está protagonizando la compra masiva de las sociedades de prevención de accidentes de trabajo de las mutuas. 

Una inversión en un sector que desconoce, que afecta a la seguridad y salud de los trabajadores y que debería estar intervenida por la Seguridad Social y la Auditoría General del Estado, algo que no sucede. El sindicato considera imprescindible apostar por un servicio de calidad con el fin de que la prevención no sufra una nueva merma, para lo cual la mejor opción pasa por la gestión con los trabajadores y trabajadoras del sector, que son quienes realmente conocen la realidad y las necesidad de las empresas en esta materia. 

La Unión General de Trabajadores ha venido denunciando, desde que se presentó el anteproyecto de Ley de reforma del Sistema de Seguridad Social (más conocido como Ley de Mutuas), que la misma estaba encubriendo una privatización del sistema sanitario.

Esta Ley ha establecido las pautas necesarias para conseguir, por la puerta de atrás y sin hacer ruido, lo que habían paralizado las Mareas Blancas, que el Sistema Público de Salud pase a manos privadas.

Una de las puertas para hacerse con el negocio de la Sanidad, una vez privatizada, se abría a través de la enajenación de las Sociedades de Prevención pertenecientes a las Mutuas, que se convirtieron así en objeto de deseo de las grandes compañías de capital riesgo con intereses sanitarios, como es el caso de IDC.

La puja de este tipo de compañías, en su mayoría de capital extranjero, es de tal calibre que ahora se corre el riesgo de que la prevención de riesgos laborales pase a manos de las mismas en un porcentaje elevado, y es que sólo IDC ha decidido invertir con el fin de posicionarse como la primera entidad de la prevención en España, haciéndose, si consigue sus pretensiones, con algo más del 30% del mercado, pues su inversión pasa por comprar las Sociedades de Prevención de las siguientes Mutuas: La Fraternidad, MC Mutual y Mutua Universal, a las que se une su última apuesta, la de hacerse con Fremap; por lo que la Comisión Nacional de la Competencia debería informar al respecto.

De hecho, esta semana, pese a tener una oferta de compra de los propios trabajadores de la Sociedad de Prevención de FREMAP, la Junta Directiva de la Mutua ha aprobado la venta a IDC Salud, aun teniendo otra oferta que garantizaba mucho más el mantenimiento de todos los puestos de trabajo de la Sociedad de Prevención y la calidad de la oferta preventiva en el seno de las empresas españolas, ya que era la oferta de los propios trabajadores y trabajadoras de la Sociedad, con la implicación necesaria para el mantenimiento de sus puestos de trabajo e implantación de la prevención de riesgos laborales en las empresas.

Hablamos de una inversión en un sector que desconoce, que nunca ha estado en su cartera, que afecta a la seguridad y salud de los trabajadores del conjunto de sectores, pues tener un buen o un mal sistema preventivo acarreará graves consecuencias para las y los trabajadores y para las arcas del Estado, la cuantía que está dispuesto a depositar este fondo de capital riesgo ronda los cien millones de euros. 

El mayor proveedor privado de servicios sanitarios públicos en España se va a convertir en el responsable de realizar la prevención de riesgos laborales en gran parte de las empresas de nuestro país.

Es esta una operación que debería ser intervenida por la Seguridad Social y por la Auditoría General de Estado, pues son demasiados los intereses de todo tipo, y no se corresponden con los controles a los implicados.

UGT, en todos los casos, ha apostado por un servicio de calidad, porque la prevención de riesgos laborales en España, no sufra otra merma más, pues la siniestralidad laboral es un goteo incesante de malas noticias, que puede aumentar a límites insostenibles si se deja la prevención de riesgos en las manos de quien solo busca el beneficio económico.

Consideramos que la mejor de las opciones pasa por la gestión con los trabajadores y trabajadoras del sector, que son quienes realmente conocen la realidad y las necesidades de las empresas en este ámbito.

Pese a tener una oferta de compra de los propios trabajadores de la Sociedad de Prevención de FREMAP, la Junta Directiva de la Mutua ha aprobado la venta a IDC Salud, aun teniendo otra oferta que garantizaba mucho más el mantenimiento de todos los puestos de trabajo de la Sociedad de Prevención y la calidad de la oferta preventiva en el seno de las empresas españolas, ya que era la oferta de los propios trabajadores y trabajadoras de la Sociedad, con la implicación necesaria para el mantenimiento de sus puestos de trabajo e implantación de la prevención de riesgos laborales en las empresas.

​Fuente: UGT

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario