El Tribunal Superior de Justicia de Asturias confirma que un trabajador de Arcelor-Mittal falleció por la exposición laboral al benceno

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias confirma que un trabajador de Arcelor-Mittal falleció por la exposición laboral al benceno

Pero reduce sustancialmente la indemnización concedida por el Juez de lo Social a la familia
29 Marzo 2016

P.A.M.A. prestó servicios en Arcelor-Mittal como operario (nivel 5) desde el 2 de mayo de 2007 en periodos intermitentes y desde el 14 de mayo de 2008 de forma continuada hasta que fue diagnosticado de la enfermedad que causó su fallecimiento. Durante su trabajo en las baterías de cok de la factoría de Avilés estuvo en contacto con benceno.

La vía de absorción más importante del benceno es la respiratoria, debido a la volatilidad del benceno. La sentencia dictada por el Juez de lo Social nº 2 de Avilés consideró probado que "desde el año 2007 hasta finales de 2010 o principios de 2011 estuvo expuesto sin la protección adecuada al benceno en su puesto de trabajo".

Por tanto "debe concluirse que ha resultado probada la relación de causalidad entre el trabajo desempeñado por el actor y la enfermedad que lo motivó, dado que consta que estuvo expuesto de forma continuada durante años al benceno, que es un agente cancerígeno, sin los medios de protección individuales adecuados, con lo que la empresa demandada incumplió de manera evidente las normas en materia de prevención de riesgos".

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) confirma la sedntencia del Juzgado de los Social y reconoce que el trabajador, de 32 años, falleció a causa de una leucemia provocada por la exposición al benceno en baterías de coque.

Los magistrados sin embarrgo, estiman parcialmente el recurso de suplicación presentado por Arcelor-Mittal contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social y reducen la indemnización a abonar a la familia del trabajador, que pasa de los 479.895 euros que fijaba el juzgado avilesino a los 183.067,58 euros.

"Desde la sección sindical de Comisiones Obreras nos congratulamos de que la justicia reconozca de nuevo la responsabilidad de la empresa al no haber adoptado las medidas de protección necesarias que garantizaran la seguridad y salud de sus trabajadores. Al mismo tiempo, lamentamos el lamentable y macabro regateo realizado por la empresa con respecto a la indemnización económica para la familia de nuestro compañero fallecido, que no hace sino aumentar su sufrimiento, al rebajar de manera indolente el precio de la vida de su marido y padre fallecido", afirma el CCOO en un comunicado.

Fuente: La Nueva España

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario