Los trabajadores de la industria del petróleo norteamericana declaran una huelga nacional por motivos de seguridad

Los trabajadores de la industria del petróleo norteamericana declaran una huelga nacional por motivos de seguridad

Las compañías petroleras se han negado a reconocer las graves preocupaciones de los trabajadores por la falta de seguridad en los lugares de trabajo
10 Febrero 2015

Desde el día 1º de febrero, en nueve refinerías petroleras y plantas químicas de Estados Unidos, casi 4.000 trabajadores petroleros afiliados al sindicato United Steel Workers (USW) han paralizado sus faenas en protesta contra las compañías petroleras que se han negado a reconocer las graves preocupaciones de los trabajadores por la falta de seguridad en los lugares de trabajo. Ésta es la primera huelga nacional que han realizado en más de 30 años. El conflicto podría extenderse a un número superior de refinerías.

“Tenemos a gente trabajando ocho, doce, catorce y dieciséis días seguidos sin descanso, con horarios de 12 horas”, explica a la página ‘People’s World’ el vicepresidente del principal sindicato convocante, Trabajadores Siderúrgicos Unidos (USW, por sus siglas en inglés), Thomas Conway. “Y la gente está estresada con una cantidad increíble de horas extra, cansancio y privaciones de sueño. Es peligroso”, recalca.

Entre las quejas más extendidas entre los obreros está la obligación de estar disponibles para el trabajo de modo permanente, incluso en los días libres, y las penalizaciones impuestas en caso de no acudir a las llamadas durante los días libres, aunque existan motivos plenamente justificados.

Tres de las refinerías implicadas en la huelga tienen una capacidad total de 700.000 barriles diarios, lo que supone el 10 % del total en Estados Unidos. Las nueve plantas están distribuidas entre los estados de Texas, California, Kentucky y Washington. Para neutralizar los efectos de la huelga, las plantas han recurrido a trabajadores subcontratados por empresas de trabajo temporal, lo que acrecienta los temores por la falta de seguridad en las refinerías.

Actualmente, el USW se halla en negociaciones con las empresas petroleras encabezadas por la Shell; estas conversaciones tienen por objeto lograr un nuevo convenio que establezca normas a nivel nacional sobre condiciones de trabajo, sueldos y prestaciones sociales. El convenio anterior venció a finales de enero. El sindicato representa a los trabajadores de 65 refinerías en Estados Unidos que producen aproximadamente un 64% del petróleo del país.

 “Las causas de este paro son: exceso de sobretiempo; niveles inseguros de dotación de personal; peligrosas condiciones de trabajo que las empresas del sector no quieren reconocer; incendios, emisiones, fugas y explosiones que se producen diariamente, poniendo en peligro a las comunidades locales, que las empresas hacen muy poco para evitar; las compañías se niegan a ofrecer a los trabajadores oportunidades para especialización profesional; descaradas políticas de subcontratación que afectan la salud y seguridad en el trabajo; y deterioro de la calidad de nuestros lugares de trabajo, donde, cuando se van o se jubilan los trabajadores sindicalizados calificados y experimentados, son reemplazados por personal subcontratado”, terminó diciendo Beevers.

Fuente: Industriall y noticierodigital

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario