Un trabajador pierde una mano en un accidente en Saint-Gobain Avilés

Un trabajador pierde una mano en un accidente en Saint-Gobain Avilés

El accidente se produjo cuando el operario realizaba tareas de mantenimiento en una máquina que se encontraba parada y que arrancó de forma inesperada, amputando su mano
15 Noviembre 2016

Un trabajador de 38 años perdió la mano izquierda en un accidente laboral que se produjo minutos antes de las once de la mañana en la planta de Saint-Gobain de la avenida de Lugo, concretamente, en el área de transformados del departamento de Glass Industry. En el momento del accidente, el operario estaba realizando labores de mantenimiento en la línea de fabricación de espejos que se encontraba parada, según explicó un portavoz de la multinacional, que avanzó que la firma ha abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente.

Según los datos facilitados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), el afectado presentaba amputación total de la mano izquierda. Tras el accidente, el trabajador fue atendido por el servicio médico de la empresa y también por los profesionales sanitarios de la uvi móvil con base en Avilés que decidieron trasladar al herido al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) dadas las características de la herida. A expensas de más pruebas y de una nueva valoración médica el pronóstico del operario era reservado.

El accidente se produjo cuando el operario realizaba tareas de mantenimiento en la línea de fabricación de espejos, que se encontraba parada. Por causas que aún no se han determinado, la maquinaria arrancó de forma inesperada, atrapando la mano del operario. Aunque se encontraba cubierta por un guante, no pudo soltarse produciéndose el fatal desenlace.

El operario tenía 38 años de edad, era personal de la propia empresa y llevaba dos años trabajando en Avilés, a donde llegó después del cierre de la planta de Saint-Gobain en Renedo, Cantabria. Trabajaba como responsable de la línea, por lo que conocía perfectamente las medidas de seguridad en Saint-Gobain.

El comité de empresa ha iniciado sus trabajos para conocer las causas de un accidente que rompe la racha de dos años sin graves sucesos en este campo en la multinacional del vidrio. Precisamente, 2014 fue un año negro en materia de salud laboral para Saint-Gobain, ya que en apenas tres meses se registraron dos accidentes laborales graves.

El primero de ello se produjo en junio, cuando un trabajador sufría quemaduras en su cuerpo tras un incendio en una de las naves de pintura. Dos meses más tarde, en agosto, otro operario caía de una altura de 10 metros mientras realizaba tareas de reparación de una claraboya, sufriendo un grave traumatismo craneoencefálico.

Con todo, el suceso más grave se registró en 2011, cuando un trabajador de una contrata murió en un accidente laboral. Alberto Martínez sufrió una descarga eléctrica mientras realizaba tareas de mantenimiento.

Fuente: La Nueva España y El Comercio

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario