La siniestralidad mortal, fuera de control: datos del primer semestre 2016

La siniestralidad mortal, fuera de control: datos del primer semestre 2016

El accidente de Germanwings de enero de 2015 enmascara un aumento interanual de los accidentes mortales que dobla la cifra oficial
1 Septiembre 2016

El Ministerio de Empleo publicó a mediados de agosto en su página web los datos provisionales de siniestralidad correspondientes al primer semestre del año, según los cuales los accidentes mortales han aumentado un 5,6% respecto al año anterior, una cifra que, siendo preocupante, no refleja ni de lejos el aumento real registrado.

Para evaluar los datos en su justa medida debe tenerse en cuenta que en el año 2015 se registraron 31 fallecimientos debidos al siniestro de la compañía Germanwings (hoy rebautizada como Eurowings), que inflaron “artificialmente” la cifra de muertos del año pasado, y que hoy contribuyen a disimular el aumento registrado en 2016. Veamos las cifras.

En el primer semestre del año 2015 se registraron 239 accidentes mortales en jornada de trabajo, que si se descuentan los 31 de Germanwings se quedan en 208. En 2016 se han producido 226 accidentes mortales en jornada de trabajo. El aumento “real” es pues de 226-208= 22 accidentes, es decir, un 10,5%. Prácticamente el doble del dato oficial.

Más de la mitad de estos accidentes (116 de 226) fueron causados por patologías no traumáticas (infartos, hemorragias cerebrales y similares), siendo esta categoría la que registra un mayor aumento, el 14%.

En honor a la verdad, debe señalarse que la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea y el propio Eurostat – la oficina de estadísticas de la UE - no contabilizan sistemáticamente como accidente de trabajo este tipo de sucesos, por lo que no figuran en sus estadísticas. Solo los incluyen cuando se prueba una relación de causa-efecto entre el trabajo y el infarto o similar, algo que no se produce más que en muy raras ocasiones.

Mucho peor es la situación de los accidentes mortales in itinere, que han pasado de 46 en 2015 a 75 en 2016, un aumento del 63%, en línea con el preocupante aumento de la siniestralidad general por accidentes de tráfico registrado este año.

Puesto que en los datos solo se incluyen los accidentes comunicados como mortales en el parte de accidente de trabajo y que han sido recepcionados por la Autoridad Laboral Provincial, a estas cifras deberían añadirse en su momento los datos correspondientes a los accidentes declarados como graves y que posteriormente dan lugar a la muerte del trabajador o trabajadora.

Fuente: Prevención Integral & ORP Conference

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario