Síndrome de «burnout»: el exceso de alumnos «quema» a los profesores de Secundaria

Síndrome de «burnout»: el exceso de alumnos «quema» a los profesores de Secundaria

Las ratios elevadas provocan problemas de salud e incrementan el absentismo entre los profesores
25 Marzo 2016

Un estudio liderado por la Universitat de València sobre el síndrome de quemarse por el trabajo o 'burnout' en docentes de Secundaria demuestra que el exceso de alumnos por aula o de tareas de gestión reducen la capacidad laboral del docente, provocan problemas de salud e incrementan el absentismo.

Según ha informado la Universitat de València (UV), la investigación ha sido dirigida por el profesor de Psicología de la UV Pedro Gil-Monte, y se ha publicado en la "Revista de Psicodidáctica" de enero de 2016.

Los resultados revelan que la culpa desarrollada por actitudes y comportamientos negativos e inadecuados hacia el trabajo y hacia los alumnos y familiares son clave en el desarrollo del síndrome, y contribuyen al deterioro de la salud del profesorado.

Como segunda conclusión, el estudio apunta que la sobrecarga de trabajo de los docentes de Secundaria y la falta de claridad en su rol profesional "contribuyen a la aparición del síndrome de quemarse por el trabajo" y al desarrollo "de sentimiento de culpa por no poder realizar bien su trabajo", según Gil-Monte.

El estudio (ver adjunto), titulado "El papel de la culpa en la relación entre el síndrome de quemarse por el trabajo y la inclinación al absentismo de profesores de Enseñanza Secundaria", es para la UV un punto de referencia importante para médicos y terapeutas, ya que facilita el diagnóstico y el tratamiento de diferentes tipos del síndrome, según sus autores.

El profesor Gil-Monte afirma que los niveles elevados de riesgos psicosociales en el trabajo "deterioran la contribución de los profesores a la sociedad y a la formación de las generaciones futuras".

La investigación se desarrolló con una muestra de 120 docentes de Secundaria, de los cuales un 68,5% eran mujeres y un 31,5% hombres, y los resultados indican que los sentimientos de culpa dan lugar a dos perfiles profesionales diferentes.

El primer perfil se corresponde con docentes para los que las estrategias de afrontar el estrés laboral sin implicarse en el trabajo ni en la atención al estudiantado son eficaces para hacer frente al desgaste psíquico, y el segundo es el desarrollado por docentes que se sienten culpables por sus actitudes no adecuadas para el trabajo y presentan índices de absentismo laboral.

Los 120 profesionales participantes en el estudio publicado en enero de 2016 pertenecían a dos tipos de institutos, el primero correspondiente a centros con más de 24 unidades de enseñanza autorizadas, y el segundo con entre 12 y 24 unidades.

Fuente: ABC

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario