Un sanitario del Carlos III denunció las carencias del centro para atender los casos de ébola

Un sanitario del Carlos III denunció las carencias del centro para atender los casos de ébola

En un artículo publicado en un blog en agosto, aseguró que Sanidad modificó "a su gusto" el protocolo para tapar las carencias del hospital
8 Octubre 2014

Un enfermero del Hospital La Paz-Carlos III de Madrid, en donde se atendieron a los dos misioneros repatriados infectados por ébola desde África, ha denunciado este lunes las condiciones de trabajo y las medidas de seguridad que se utilizaron a la hora de tratar a los dos enfermos. El empleado del centro, donde una de sus trabajadoras ha resultado contagiada por el virus, había denunciado en un blog (ver enlace más abajo) la infraestructura insuficiente para hacer frente a estos casos. Además, denuncia que Sanidad modificó "a su gusto" el protocolo para tapar las carencias del hospital.

El sanitario asegura que los protocolos "no fueron entregados al personal para su conocimiento ni fueron expuestos" en las reuniones con la dirección de enfermería y también lamenta que se desoyesen la petición de relizar "protocolos específicos de Unidad de Cuidados Intensivos" o la ausencia de "la realización de cursos formativos y de capacitación" para trabajar en estas situaciones. Por último, critica la "inexperiencia" del personal encargado de impartir las charlas. "Los trajes se rasgaban, sustituían las calzas por bolsas de plástico, no existían escafandras completas y venían a decir poco más o menos que había que hacer un apaño para cubrirse la cara con cinta de carrocero", escribe.

Esta denuncia se una a la realizada por otros miembros del Carlos III que aseguran que los trajes con los que se atendió a García Viejo y Miguel Pajares no cumplían la normativa. Según sus quejas, el reglamento de seguridad establece una indumentaria de nivel 4. Eso significa que debían ser impermeables y con un sistema de respiración autónoma. En ambos casos, el nivel alcanzaba el nivel 2. Estas quejas han sido respondidas desde la dirección del hospital, que ha defendido que se cumplió el protocolo.

Por su parte, las organizaciones sindicales con presencia en la Mesa Sectorial han pedido tranquilidad y medios para afrontar esta crisis sanitaria. En este sentido, han añadido que, "llegado el momento", exigirán responsabilidad políticas.

Los representantes sindicales han informado de que han sido convocados con carácter de urgencia en la sede del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) para recibir información sobre el contagio de una enfermera que asistió al paciente Manuel García Viejo, que fue atendido en el Carlos III en el mes de septiembre.

Los sindicatos han trasladado su apoyo a la enfermera, poniendo a su disposición "todo lo que sea necesario para garantizar su correcta asistencia". Además, han defendido que es momento de trasladar tranquilidad a los profesionales sanitarios y a la ciudadanía.

"Desde nuestras organizaciones estamos exigiendo a la Consejería toda la información, la puesta a su disposición de todos los medios necesarios para la asistencia, ofreciendo nuestra colaboración para garantizar la seguridad tanto de pacientes como de profesionales", han explicado. Una vez superada la crisis, los sindicatos han anunciado que pedirán responsabilidades políticas "a todos los niveles".

Fuente: El correo

Foto: Análisis en un laboratorio de bioseguridad nivel 4. Autor: United States Army Medical Research Institute of Infectious Diseases

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario