Sancionan a la Junta de Aguas de Tudela por la muerte de un empleado por el amianto

Sancionan a la Junta de Aguas de Tudela por la muerte de un empleado por el amianto

El INSS le impone un recargo de prestaciones del 50%
14 Marzo 2014

La dirección provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha emitido una resolución que responsabiliza a la Junta de Aguas de Tudela, organismo autónomo dependiente del ayuntamiento, de la muerte de uno de sus trabajadores. La razón es la "falta de medidas de seguridad e higiene en el trabajo" que provocó su enfermedad por su exposición a fibras de amianto de tuberías. La resolución dice que la Junta, que ha recurrido, tendrá que pagar a la viuda un 50% más de la pensión que recibe, la máxima sanción.

Los hechos se remontan a 1984, cuando el trabajador fue contratado en la Junta de Aguas como fontanero, aunque en 1995 ascendió a encargado. En octubre de 2011 se inició el proceso para su incapacitación temporal, pero derivada de una enfermedad común. En septiembre de 2012, el INSS le reconoció la enfermedad profesional, aunque falleció días después.

Ante la reclamación de su viuda, la Inspección de Trabajo emitió un informe que "comprueba fehacientemente" que el fallecido, entre 1984 y 2002 y especialmente hasta 1988, estuvo expuesto a fibras de amianto por el corte de tuberías. Añade que, tras mantener entrevistas con la Junta de Aguas y trabajadores, se comprobó que se incumplieron hasta 8 puntos de la legislación sobre amianto aprobada en 1984. Cita desde la ausencia de mediciones, a la falta de medidas de protección, entre otros y concluye que las tuberías se cortaban de forma manual con una radial y que en este proceso se desprendían las fibras de amianto sin existir un sistema de ventilación para aspirar el polvo, la protección con mascarilla homologada o ropa específica.

La Junta presentó alegaciones diciendo que no vulneró la ley y que el empleado estuvo expuesto al amianto antes de trabajar para ella, ya que fue fontanero en otras empresas y realizó actuaciones en las redes de aguas de Tudela en subcontratas. También alegó que en 1988 el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo dijo a la junta que el riesgo de exposición a amianto era mínimo.

El vicepresidente de la Junta y edil de UPN, Fernando Inaga, aseguró que han recurrido porque no están de acuerdo con la resolución y no se ha tenido en cuenta ninguna de sus alegaciones. Añadió que la familia tiene todo el derecho a reclamar y que cualquier cantidad de dinero no suplirá la pérdida del fallecido. Pero señaló que la Junta tiene que defender sus intereses y los de los tudelanos. También dijo que la presencia de amianto en las tuberías se ha reducido del 60% de 1988 a apenas un 20% ahora.

Fuente: Diario de Navarra

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario