Salud pública y salud privada, aliados necesarios

Salud pública y salud privada, aliados necesarios

España cuenta con 7,27 millones de usuarios de la sanidad privada. El aseguramiento privado ahorra al SNS (Sistema Nacional de Salud) hasta 1.219 euros por persona y año, según el barómetro de la Fundación IDIS
14 Abril 2016

La crisis económica ha propiciado que España se sitúe como quinto país miembro de la OCDE (Organización para la Cooperación el Desarrollo Económico) donde más ha descendido el presupuesto que el Gobierno dedica a la sanidad, según informaciones de este mismo organismo. Precisamente, el presidente de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la CEOE, Carlos González Bosch, en una entrevista concedida a la agencia EFE hace unos días, defendía la despolitización de la sanidad española para poder alcanzar un pacto sanitario entre partidos políticos, abogando por fórmulas de colaboración público-privadas.

Recordemos que la sanidad pública ha sido una de las áreas más afectadas por la crisis económica, sufriendo recortes de 10.000 millones de euros en cinco años, de 73.000 millones en 2010 y de 63.000 millones de euros durante el último año.

Y esta reducción de medios de la sanidad pública acaba repercutiendo en la sanidad privada: actualmente, casi uno de cada cinco españoles tiene ya un seguro de Salud. Y no sólo influye en ese aspecto de contratación, que ha ido creciendo. El Barómetro de la Sanidad Privada 2015, elaborado por la Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad), indica que el 42% de los hospitales privados recibe fondos públicos a través de concesiones o conciertos. En 2013, las clínicas privadas facturaron 9.960 millones de euros.

Mirado desde la otra banda, el gasto sanitario privado alcanza ya el 28,3% del total, unos 98.000 millones de euros, según IDIS. Hablando en términos absolutos, la importancia del sector de salud privado en nuestro país sólo es superada en Alemania y en Reino Unido. Aquí supone un 3,8% del PIB y emplea a más 236.000 personas. El 53% de los hospitales españoles ya son de propiedad o gestión privada.

Sistema de colaboración

Y es que, cada vez más, el sector sanitario privado se ha convertido en un aliado estratégico y necesario del sistema público de salud, participando en la sostenibilidad de la estructura y en la liberación de recursos del sistema público. Y para ello, utiliza dos caminos, principalmente: el seguro y la provisión privada.

En la actualidad, España cuenta con 7,27 millones de asegurados (sin contar los funcionarios cubiertos por las mutualidades). Los ciudadanos que cuentan con un seguro privado no consumen, o al menos no con tanta frecuencia, recursos de la sanidad pública. De hecho, y según datos de IDIS, el aseguramiento privado ahorra al SNS (Sistema Nacional de Salud) hasta 1.219 euros por persona y año. Se calcula así que los seguros de Salud ahorraron al SNS entre 4.000 y 8.800 millones de euros en 2014.

La sanidad privada afirma contribuir a descongestionar, por tanto, el sistema sanitario público. El reto que tienen ahora ambas es el de encontrar un equilibrio de sinergias para poder mantenerse ambas calidad y servicio en un mercado en constante evolución.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario