Reino Unido será el primer país europeo en prohibir las marcas en los paquetes de cigarrillos

Reino Unido será el primer país europeo en prohibir las marcas en los paquetes de cigarrillos

Siguiendo el ejemplo de Australia, que adoptó la medida en el año 2012
7 Abril 2014

La Unión Europea barajó hace unos meses seguir la medida radical tomada por Australia, único país que hasta ahora ha prohibido vender cajetillas de cigarrillos con los logos y colores de las marcas (ver noticia publicada el 21 de noviembre de 2013), normalizando los paquetes con grandes advertencias sanitarias, eliminando así los atractivos publicitarios. Sin embargo, el Parlamento Europeo no impuso la medida cediendo a las presiones del poderoso lobby tabaquero.

Pero ahora surge Reino Unido, que sí está dispuesto a dar esa batalla con el fin de evitar que las nuevas generaciones caigan en la adicción insana,  ya que el 94% de los fumadores, todavía uno de cada cuatro europeos, se engancha antes de cumplir los 25 años. Sólo en Inglaterra, el tabaco causa más de 80.000 muertes al año. La medida británica sería un golpe terrible a la industria y muy posiblemente sería seguida por otros países de la UE.

 La ministra de Sanidad, Jane Ellison, informó el día 3 de abril al Parlamento que tenía la intención de establecer la nueva regulación, avalada por el informe encargado al médico  Cyril Chantler, hecho público la semana pasada, en el que sostiene que el paquete sin marca “es muy posible que suponga una modesta, pero importante reducción en la captación y prevalencia de fumar”. El informe fue encargado por una crisis de credibilidad,  tras postponer Reino Unido la introducción de esta medida el año pasado y hacerse público que Lynton Crosby, asesor electoral del Primer Ministro, David Cameron, tenía como cliente a la dueña de Marlboro.

 El lobby contra esta medida se basa en alegar que aumentará el contrabando y la venta ilegal de tabaco. Sin embargo, publicaciones como Tobacco Control han realizado estudios en los que se aprecia que los datos manejados por las tabaqueras no son ciertos y que hay una clara evidencia de que las tabaqueras están envueltas en el tráfico ilícito. Las autoridades aduaneras australianas han declarado que no ha aumentado el contrabando desde que se impusiera la medida en 2012.

 Las grandes multinacionales del tabaco han advertido que darán la gran batalla en Londres y el resto de Europa si se toma la medida restrictiva. British American Tobacco, la segunda mayor del mundo, asegura que una norma así atenta contra los derechos que garantizan la protección de marcas, y contraviene las leyes de la UE. Por su parte, Japan Tobacco International , dijo que combatirá la medida si finalmente se toma porque supone un expolio de su activo más importante, que son las marcas.

 Mientras que la oposición laborista está plenamente a favor de la medida de impedir las marcas en las cajetillas, en el bando conservador hay división de opiniones. Algunos rechazan una postura así por considerar que es una medida de injerencia excesiva del Estato, que trata a los ciudadanos como menores de edad. Las tabaqueras piensan dar la gran batalla una vez que se presenta a consulta el proyecto de la ministra de Salud.

 En España no parece que haya prisa por transponer las nuevas normas aprobadas por el Parlamento Europeo en febrero, y para lo que hay un plazo de dos años, a pesar de tener uno de los peores índices de tabaquismo. El Europarlamento estableció que, frente a la norma actual de que  las advertencias sanitarias cubran al menos el 30 por ciento del área frontal del paquete y el 40 por ciento de la trasera, se aumente hasta el 65 por ciento en ambos casos. Además, los paquetes de menos de 20 cigarrillos estarán prohibidos.

 Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario