Reino Unido: una empresa química multada con 3 millones de libras por una nube tóxica

Reino Unido: una empresa química multada con 3 millones de libras por una nube tóxica

Un trabajador murió y otro quedó gravemente afectado
5 Enero 2017

La aplicación de los nuevos criterios sancionadores aprobados en el Reino Unido en febrero pasado, en los que se tiene en cuenta la capacidad económica de la empresa en la graduación de la sanción siguen produciendo sanciones de importe nunca visto.

En este caso, una compañía química fue sentenciada al pago de 3 millones de libras por un escape de vapores tóxicos a consecuencia del cual murió un trabajador otro resultara con lesiones que cambiaran su vida. Un poco más de dieciséis meses más tarde hubo otro incidente que involucró el mismo producto químico tóxico.

En las primeras horas del 5 de marzo de 2010, en la planta de Grimsby de Cristal Pigment UK Limited (anteriormente Millennium Inorganic Chemicals), había una acumulación de tetracloruro de titanio dentro de un buque. El producto químico entró en contacto con el agua creando una reacción violenta, que rompió el recipiente. El líquido entró en contacto con el aire creando una gran nube de vapor tóxico.

Un trabajador, Paul Doyley, de 48 años, que resultó rociado con el líquido corrosivo y cubierto por la nube de vapor tóxico que se expandía rápidamente, murió el 18 de marzo de 2010 por sus lesiones. Su colega Ron Ingoldby también fue cubierto por la densa nube, sobreviviendo a sus lesiones pero con daños irreversibles en los pulmones

La gran nube de vapor venenoso se expandió rápidamente a varios metros de altura y salió de la planta como una espesa nube densa y blanca. El viento empujó la nube a través del río Humber durante varias horas, hasta que el incidente fue finalmente controlado por el Servicio de Bomberos y Rescate de Humberside.

La investigación realizada por el ejecutivo de salud y seguridad (HSE) encontró que la compañía se había desviado de los procedimientos operativos normales, lo que llevó a la acumulación peligrosa de la sustancia química. Partes de la planta y sus procedimientos estaban mal diseñados y la empresa no había establecido sólidos procedimientos de gestión de la seguridad y sistemas de trabajo para evaluar y controlar los riesgos y para asegurar que éstos realmente fueron seguidos.

Al año siguiente, el 27 de julio de 2011, hubo otra liberación incontrolada de un vapor tóxico durante la limpieza de un tanque. El tanque, que normalmente está conectado a la planta de producción química, estaba siendo reemplazado. El recipiente antiguo fue retirado y almacenado, durante aproximadamente tres años, con una cantidad de toneladas de tetracloruro de titanio residual.

La investigación del Ejecutivo de Salud y Seguridad encontró que la compañía tomó la decisión de limpiar el tanque. La compañía manejó mal el diseño y la instalación de las placas fabricadas para sellar el recipiente antes de realizar el proceso de la limpieza. Las placas eran incompatibles, se diseñaron incorrectamente y se usaron selladores inapropiados que no podían retener el gas creado durante el procedimiento, liberando una nube tóxica de vapor.

Cristal Pigment UK Ltd de Stallingborough se declaró culpable de los siguientes cargos: Secciones 2 (1) y 3 (1) de la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo, etc. 1974, para el incidente de 2010 y también la Regla 4 del Control de Peligros de Accidentes Principales Reglamento de 1999 para el incidente de 2011. La compañía fue multada con un total de 3 millones de libras por los dos accidentes, más unas costas de 40.000 libras.

Después del juicio el inspector de HSE Brian Fotheringham comentó:

"El incidente de 5 de marzo de 2010 causó la muerte de un empleado y gravísimas lesiones a otro. Si el viento hubiera soplado en la dirección opuesta, también podría haber causado un desastre local. Sin embargo, la compañía no aprendió las lecciones del incidente de 2010 y tuvo otra importante liberación de los mismos gases tóxicos poco más de un año después.

"Este caso debe actuar como un recordatorio a la industria de que no puede haber espacio para la complacencia cuando se trata de estos productos químicos peligrosos".

Fuente: HSE

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario